3 beneficios del ayuno prolongado

En las personas sedentarias, la aplicación del ayuno prolongado podría generar ciertos beneficios para la salud a medio plazo. Te enseñamos cuáles.
3 beneficios del ayuno prolongado
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias el 25 septiembre, 2021.

Última actualización: 25 septiembre, 2021

El ayuno prolongado es aquel que se extiende durante más de 24 horas. No es el más frecuente y ni siquiera debe ponerse en marcha sin la supervisión de un profesional. Este método cuenta con una serie de riesgos, aunque también podría generar beneficios para la salud si se lleva a cabo de forma correcta.

El ayuno es uno de los protocolos dietéticos de moda en los últimos años. Los de 16 horas se han popularizado por la adherencia que generan y por los resultados que ofrecen, sobre todo a nivel de pérdida de peso. Estos enseguida se han comenzado a recomendar en muchas consultas de nutrición, aunque el ayuno prolongado difiere un poco en su duración.

Beneficios del ayuno prolongado

El organismo presenta una serie de mecanismos de defensa para limitar el catabolismo muscular durante las primeras 24 horas de ayuno. A partir de este momento, la destrucción de masa magra puede ser significativa, sobre todo si se realiza ejercicio.

Por este motivo, hay que controlar la actividad física en el contexto de los ayunos prolongados. Vamos a tratar los principales beneficios de esta metodología de alimentación.

Pérdida de peso

Está claro que el ayuno prolongado provoca un déficit energético importante. Al implementarlo, se incrementa la oxidación y la movilización de las grasas, por lo que se experimentará un cambio en la composición corporal. Lo normal es perder una cantidad importante de tejido adiposo subcutáneo, lo que puede resultar positivo para la salud.

De todos modos, no hace falta recurrir a un ayuno de más de 24 horas para perder peso. Aquellos de 16 o 20 horas ya generan un déficit energético suficiente para estimular dicho proceso, según afirma una investigación publicada en la revista Canadian Familiy Physician.

La dieta de Atkins puede ser beneficiosa para la pérdida de peso.

Es cierto que cuanto más largo es el ayuno más se desequilibra la balanza energética a favor del gasto, pero más no siempre es mejor. En algunos casos, podría existir un riesgo de hipoglucemia, sobre todo cuando el control metabólico no es óptimo. Por ello no se recomienda probar ayunos largos sin supervisión profesional.

Reducción del riesgo de sufrir patologías complejas

El ayuno no solo genera cambios en la composición corporal. Este método pone también en marcha un mecanismo conocido como autofagia, mediante el cual los procesos fisiológicos se vuelven más eficientes y se produce la multiplicación de las células y orgánulos que realizan bien sus funciones. Al mismo tiempo, se destruyen los elementos defectuosos del cuerpo humano.

La propia autofagia podría resultar clave en la prevención de muchas patologías complejas, como es el caso del cáncer. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Clinics, este proceso resulta eficaz para reducir la incidencia de la enfermedad y para promocionar su curación.

Aun así, para que la autofagia se genere no solo es preciso estar cierto tiempo sin comer, sino también tener una sensibilidad adecuada a la insulina y un buen manejo de las glucemias. Si se dan ambas condiciones, el resultado podría ser positivo a medio plazo.

Menor riesgo de diabetes

La sobrealimentación y la presencia de azúcares simples en la dieta suponen factores de riesgo para el desarrollo de las patologías metabólicas, como la diabetes. En este sentido, los ayunos largos podrían ejercer un papel protector.

De todos modos, también los cortos cuentan con beneficios al respecto. No es necesario recurrir a pasar demasiadas horas sin comer para disminuir la incidencia de estos problemas.

Eso sí, cabe destacar que es fundamental combinar una buena alimentación con la práctica de ejercicio físico de forma regular para que los resultados sean óptimos. Mantener una cantidad óptima de masa muscular funcional en el organismo mejorará el control de las glucemias.

Los ayunos largos pueden mejorar la salud

No desayunar en realidad puede ser positivo para la salud.

Como has visto, los ayunos largos de más de 24 horas podrían ser beneficiosos para la salud a medio plazo. De todos modos, estos protocolos tienen sus riesgos y no son aptos para todo el mundo. Las mujeres embarazadas, los niños y adolescentes, los deportistas y las personas con patologías metabólicas deberían evitarlos.

En el resto de los casos, es esencial la supervisión profesional, sobre todo para evitar problemas relacionados con el equilibrio electrolítico, algo que puede generar alteraciones graves en el estado de salud.

Tampoco es recomendable que una persona que no está acostumbrada a ejecutar ayunos cortos se introduzca en un protocolo de este estilo. Podría, como poco, sufrir mareos y debilidad.

Te podría interesar...
¿Cómo hacer Nutella casera?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo hacer Nutella casera?

La Nutella casera es fácil de preparar y cuenta con muchas ventajas respecto a su variante industrial, con alto contenido en azúcares.



  • Welton, S., Minty, R., O'Driscoll, T., Willms, H., Poirier, D., Madden, S., & Kelly, L. (2020). Intermittent fasting and weight loss: Systematic review. Canadian Family Physician Medecin de Famille Canadien, 66(2), 117–125.
  • Antunes, F., Erustes, A. G., Costa, A. J., Nascimento, A. C., Bincoletto, C., Ureshino, R. P., Pereira, G., & Smaili, S. S. (2018). Autophagy and intermittent fasting: the connection for cancer therapy?. Clinics (Sao Paulo, Brazil), 73(suppl 1), e814s. https://doi.org/10.6061/clinics/2018/e814s