¿En qué consiste la dieta de Atkins?

¿Estás buscando perder peso? Te vamos a contar en qué consiste la dieta de Atkins, uno de los tipos de alimentación más famosos para conseguir dicho objetivo.
¿En qué consiste la dieta de Atkins?
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias el 02 Junio, 2021.

Última actualización: 02 Junio, 2021

La dieta de Atkins se puso de moda hace unos años con el objetivo de bajar de peso. A pesar de ser muy discutida y controvertida, existen ciertas evidencias de que es capaz de generar buenos resultados. No obstante, no está exenta de defectos.

De todos modos, es importante comenzar enfatizando que una dieta saludable suele contar con 2 pilares esenciales: la variedad y el equilibrio. A continuación, vamos a contarte lo que necesitas saber sobre este tipo de alimentación.

¿Qué es la dieta Atkins?

En la segunda mitad del siglo XX, un cardiólogo llamado Robert C. Atkins ideó un protocolo dietético carente en hidratos de carbono. Se trataba de un tipo de dieta cetogénica que enfatizaba el consumo de proteínas y de grasas.

Este tipo de alimentación tenía como objetivo conseguir una pérdida de peso y se estructuraba en 2 fases: una de adelgazamiento y otra de mantenimiento. Además, el doctor defendía que la restricción de los azúcares en la dieta conseguía beneficios sobre la salud, como la reducción del riesgo de desarrollar diabetes. Por ello, limitaba la presencia de frutas, verduras, cereales, tubérculos y legumbres.

¿Qué dice la ciencia acerca de este protocolo?

Hay evidencias que apoyan el planteamiento de la dieta Atkins. Según un estudio publicado en la revista Nutrition & Diabetes, la restricción de los carbohidratos resulta eficaz para promocionar la pérdida de peso en pacientes con diabetes.

La cetogénica es una de las dietas que puede ser buena para Navidad.

Incluso su aplicación es capaz de generar un mejor control de las glucemias en pacientes de patologías metabólicas. Así lo evidencia una investigación publicada en Expert Review of Endocrinology & Metabolism.

No obstante, es importante destacar que la implementación de este tipo de alimentación en el contexto de la diabetes necesita de control profesional. Un planteamiento inadecuado o en un momento equivocado podría disparar el riesgo de sufrir una hipoglucemia, sobre todo en los casos de pacientes de diabetes tipo 1. También en los enfermos con glucemias mal controladas se podría dar esta situación.

Adherencia a la dieta

A pesar de los beneficios comentados, no todo el mundo desarrolla una buena adherencia a la dieta Atkins. Y eso que la alimentación en sí no establece cantidades de alimentos, sino que defiende que el mecanismo que debe imperar ha de ser el de la saciedad.

Pese a esto, la ausencia o restricción de los carbohidratos puede generar varios problemas. Los primeros son los de tipo gastrointestinal, más intensos durante los primeros días del tratamiento. Entre ellos se destacan las náuseas y el estreñimiento derivado de un bajo consumo de fibra.

Por otra parte, existe un componente social limitante. No mucha gente restringe carbohidratos en la dieta, por lo que a la hora de establecer relaciones sociales o familiares en contextos de alimentación, este puede suponer un factor importante.

De todos modos, es posible que exista un componente genético que module la adaptación de la persona a la dieta Atkins o dieta cetogénica en cuestión. Sobre todo en el marco del deporte, esto se vuelve más acusado. Algunos atletas experimentan reducciones del rendimiento en circunstancias de bajo consumo de azúcar, y otros no.

¿Es saludable la dieta de Atkins?

Si se consigue generar una buena adherencia de forma individual, la dieta Atkins se considera saludable. Salvo en casos patológicos muy concretos, no existen evidencias científicas que desaconsejan este tipo de alimentación. La balanza beneficio-riesgo juega muy a favor del primer elemento.

La dieta de Atkins puede ser beneficiosa para la pérdida de peso.

No obstante, es importante realizar un buen planteamiento de la dieta. Es esencial evitar la monotonía y ser lo menos restrictivo posible en cuanto a alimentos permitidos. De hecho, las versiones más actuales ofrecen un consumo diario de carbohidratos de hasta 50 gramos.

La dieta Atkins, un modelo eficiente

Como hemos comentado con anterioridad, la dieta Atkins resulta eficaz para promocionar la pérdida de peso y la consecución de un mejor estado de salud. Todavía se usa a día de hoy, aunque con ciertas modificaciones en cuanto a la cantidad de carbohidratos permitida. Cada vez se plantean protocolos más flexibles, que priorizan el consumo de verduras sobre el de frutas.

De todos modos, es importante acompañar una buena alimentación con la práctica de actividad física de forma regular para conseguir que el organismo funcione de forma óptima. También es prioritario garantizar un buen descanso, de al menos 7 u 8 horas diarias durante la noche.

Te podría interesar...
¿Qué comida elegir después de hacer ejercicio?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿Qué comida elegir después de hacer ejercicio?

Elegir correctamente la comida después de hacer ejercicio es clave para asegurar una buena recuperación muscular. ¿Qué hay que tener en cuenta?



  • Goday A, Bellido D, Sajoux I, Crujeiras AB, Burguera B, García-Luna PP, Oleaga A, Moreno B, Casanueva FF. Short-term safety, tolerability and efficacy of a very low-calorie-ketogenic diet interventional weight loss program versus hypocaloric diet in patients with type 2 diabetes mellitus. Nutr Diabetes. 2016 Sep 19;6(9):e230. doi: 10.1038/nutd.2016.36. PMID: 27643725; PMCID: PMC5048014.
  • Westman EC, Tondt J, Maguire E, Yancy WS Jr. Implementing a low-carbohydrate, ketogenic diet to manage type 2 diabetes mellitus. Expert Rev Endocrinol Metab. 2018 Sep;13(5):263-272. doi: 10.1080/17446651.2018.1523713. PMID: 30289048.