5 errores al hacer dieta que hacen subir de peso

¿Estás haciendo dieta y no consigues bajar de peso? Te contamos qué errores podrías estar cometiendo sin darte cuenta y que quizás estén frustrando tus resultados.
5 errores al hacer dieta que hacen subir de peso
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias el 04 septiembre, 2021.

Última actualización: 04 septiembre, 2021

Es posible cometer varios errores al hacer dieta que hacen subir de peso o que impiden alcanzar el resultado deseado. Identificarlos es importante para que no supongan un lastre a la hora de cumplir los objetivos. Además, se debe considerar que estos podrían incidir negativamente sobre el estado de salud.

Cuando se desea bajar de peso, más que una dieta concreta se debe plantear un estilo de vida saludable. En este sentido, es fundamental combinar una alimentación balanceada con la práctica de ejercicio físico de forma regular y con un correcto descanso.

Los errores al hacer dieta

A continuación, vamos a comentar los principales errores que se cometen al hacer dieta y que impactan negativamente sobre el estado de composición corporal.

1. Plantear regímenes muy estrictos

Para bajar de peso, hay que establecer un déficit calórico, de eso no hay dudas. Sin embargo, si se ingieren muchas menos calorías de las que se necesitan, el organismo podría realizar una serie de cambios a nivel metabólico para adaptarse, lo que provoca un efecto rebote posterior.

Este es el principal problema de las llamadas «dietas milagro». Estos planes de alimentación no son sostenibles en el tiempo por su carácter restrictivo.

Además, una vez superadas, la alimentación hasta entonces «normal» genera una situación de superávit calórico mucho mayor a la que existía anteriormente, debido a que el gasto del cuerpo se redujo.

2. No consumir suficientes proteínas

Las proteínas son importantes incluso cuando se busca bajar de peso.

Garantizar un aporte calórico óptimo es fundamental a la hora de hacer dieta. De acuerdo con un estudio publicado en Annals of Nutrition & Metabolism, las personas adultas de menos de 65 años han de consumir en torno a 0,8 gramos de proteína por cada kilo de peso al día.

De no cumplirse este requisito, podría destruirse masa muscular, lo que repercute negativamente en el gasto metabólico basal, es decir, la energía que el organismo consume para cumplir las funciones vitales básicas. Dada esta situación, las necesidades energéticas se reducen de forma significativa, por lo que un régimen estricto podría volverse normal o incluso excesivo en calorías.

3. No prestar atención a las bebidas

Mucha gente que está a dieta no se fija en la calidad de los líquidos que consume. Por norma general, lo mejor para asegurar un buen estado de hidratación es el agua mineral. No obstante, resulta especialmente dañino ingerir otras bebidas, como los refrescos azucarados o el alcohol.

Los refrescos contienen una gran cantidad de carbohidratos simples en su interior. Su consumo se relaciona con un mayor riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2 u obesidad, sobre todo en los niños. Esto es evidenciado en una investigación publicada en la revista Current Diabetes Reports.

4. Consumir demasiados alimentos «light»

Los alimentos «light» suelen contener menos calorías y grasas, pero más cantidad de azúcares de tipo simple. Abusar de estos no es una buena idea, ya que pueden impactar de forma negativa sobre el metabolismo e incrementar la resistencia a la insulina.

A esto hay que sumarle el efecto psicológico, pues al contener menos calorías, es posible que la gente preste una menor atención a la porción ingerida, lo que termina desequilibrando la balanza energética. De hecho, este tipo de alimentos no suelen aconsejarse.

5. Abusar de los batidos

Abusar de los batidos es uno de los errores al querer bajar de peso.

Un batido vegetal puede estar bien para mejorar el aporte de fitonutrientes y de antioxidantes. Sin embargo, no dejan de ser bebidas que cuentan con calorías en su interior. Si se abusa de estos batidos o se preparan con ingredientes de dudosa salubridad, podría incrementarse el aporte energético diario total.

Además, es fundamental evitar añadirles azúcar, miel, dátiles u otros elementos dulces para mejorar su sabor. De lo contrario, la cantidad de fructosa o de glucosa del producto se dispara, sin fibra que retenga su entrada en sangre. De este modo, puede generarse una resistencia a la insulina a medio plazo.

Plantear una dieta sin los errores más comunes es la clave del éxito

Como has visto, son varios los errores al hacer dieta que pueden influir negativamente en la composición corporal. Si los tienes en cuenta, será más sencillo que obtengas buenos resultados a medio plazo.

De todos modos, hay que recalcar la importancia de cuidar otros hábitos, como el ejercicio físico y el buen descanso. En situaciones de sedentarismo, será mucho más complicado que solo mediante la dieta se alcance un estado de bajo porcentaje de grasa corporal.

Si aun respetando estos consejos y focalizando en los aspectos de la vida saludable no experimentas progreso, acude a un especialista. En ocasiones, existen factores hormonales o genéticos que pueden influir en este proceso.

Te podría interesar...
¿Cuál es la mejor proteína para los deportistas?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cuál es la mejor proteína para los deportistas?

Te vamos a enseñar a elegir la mejor proteína para los deportistas con el objetivo de mejorar la recuperación y la composición corporal.



  • Richter M, Baerlocher K, Bauer JM, Elmadfa I, Heseker H, Leschik-Bonnet E, Stangl G, Volkert D, Stehle P; on behalf of the German Nutrition Society (DGE). Revised Reference Values for the Intake of Protein. Ann Nutr Metab. 2019;74(3):242-250. doi: 10.1159/000499374. Epub 2019 Mar 22. PMID: 30904906; PMCID: PMC6492513.
  • Yoshida Y, Simoes EJ. Sugar-Sweetened Beverage, Obesity, and Type 2 Diabetes in Children and Adolescents: Policies, Taxation, and Programs. Curr Diab Rep. 2018 Apr 18;18(6):31. doi: 10.1007/s11892-018-1004-6. PMID: 29671076; PMCID: PMC6025796.