¿El pan blanco engorda?

Si quieres evitar engordar, quizás es bueno que reduzcas el consumo de pan blanco, así como de otros carbohidratos de alto índice glucémico que puedan incidir en la salud metabólica.
¿El pan blanco engorda?
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias el 20 septiembre, 2020.

Última actualización: 20 septiembre, 2020

Dentro de la dieta, existen ciertos alimentos que se deben evitar, o al menos reducir su consumo. Los productos con alto contenido de carbohidratos han demostrado ser nocivos para muchas personas cuando se ingieren en grandes cantidades. A continuación, te vamos a contar si el pan blanco engorda.

Seguro que ya sabes que el hecho de engordar o adelgazar no depende solo del consumo de un alimento, sino del balance calórico. Aparte, existen otras condiciones que pueden influir, como por ejemplo el perfil de la microbiota o el porcentaje de masa muscular del sujeto. Sin embargo, ciertos productos pueden promover el sobrepeso y la obesidad en mayor medida.

El pan blanco es un alimento de escasa calidad

A pesar de que durante muchos años estuvo recomendado, en la actualidad se sabe que el pan blanco es un alimento de una calidad muy pobre. Está compuesto principalmente por harina refinada, un ingrediente que incrementa la glucemia sanguínea y la resistencia a la insulina.

De hecho, se asocia la ingesta regular de carbohidratos de alto índice glucémico con un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, según un estudio publicado en The Indian Journal of Medical Research

En el pasado, se categorizaron los glúcidos del pan como azúcares complejos, pero a día de hoy, dicha valoración ha cambiado. El grado de procesamiento de las harinas que lo componen provoca un efecto sobre la glucemia similar al del azúcar de mesa.

Si se consume habitualmente, engorda

El pan blanco por sí solo no te va a hacer engordar si lo consumes con moderación. Sin embargo, si forma parte de la dieta habitual, podría incidir en la flexibilidad metabólica e incrementar la resistencia a la insulina. De este modo, se perdería la capacidad del organismo de utilizar las grasas como principal fuente de energía, lo que generaría una tendencia a la acumulación de estas.

El pan blanco forma parte del grupo de los carbohidratos simples.

La falta de la flexibilidad metabólica de la que hablamos ha demostrado estar muy relacionada con la obesidad, según una investigación publicada en Cell Metabolism. Por este motivo, es crucial la práctica de ejercicio físico, ya que consigue incrementar la capacidad del organismo de usar las grasas como sustrato energético principal.

Es prioritario reducir el consumo de carbohidratos

En las personas sedentarias, resulta importante reducir la presencia de carbohidratos en la dieta, sobre todo los de alto índice glucémico. Estos nutrientes aumentan la resistencia a la insulina y el riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2.

Los glúcidos tienen sentido en el marco del ejercicio, ya que son el combustible principal para muchos atletas. Sin embargo, las personas que no practican deporte no necesitan de la energía que proporcionan los azúcares para su vida diaria.

Moderar la ingesta de carbohidratos y priorizar los complejos frente a los simples incide positivamente en la salud. Asimismo, es recomendable disminuir significativamente el consumo del pan blanco. Este alimento se relaciona con un mayor riesgo de sobrepeso, sobre todo cuando forma parte de una dieta hipercalórica.

Hay alimentos mucho más beneficiosos que el pan blanco

Quizás estés acostumbrado a incluir el pan blanco en la dieta. No obstante, es necesario que sepas que existen opciones mucho más recomendables. Un ejemplo son las legumbres. Estos alimentos contienen carbohidratos de bajo índice glucémico, aparte de proteínas y minerales indispensables para la salud.

Mujer rechaza pan porque lleva una dieta apta para celíacos.

También es una opción utilizar los tubérculos para satisfacer los requerimientos de carbohidratos. Dichos alimentos presentan una densidad calórica menor, además de una cantidad considerable de vitamina C, un nutriente esencial para asegurar una correcta función inmune.

Recuerda que el pan blanco es un alimento poco recomendable. Su impacto sobre el páncreas es similar al del azúcar simple, por lo que sus efectos nocivos sobre el organismo están demostrados. A pesar de que es un producto muy característico de la alimentación mediterránea, lo aconsejable es reducir su consumo.

Finalmente, todavía peor que el pan blanco es el pan de molde. Este producto se considera ultraprocesado, ya que contiene azúcares simples, grasas trans y aditivos en su composición. Todas estas sustancias son capaces de empeorar el estado de salud y promocionar el desarrollo de patologías de carácter complejo y metabólico a medio plazo. La dieta debe estar siempre basada en alimentos frescos.

Te podría interesar...
Carbohidratos en la noche: ¿se deben evitar?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Carbohidratos en la noche: ¿se deben evitar?

Es posible consumir carbohidratos en la noche sin que esto afecte negativamente a la salud, siempre y cuando lo hagas de la siguiente forma.



  • Mohan V., Unnikrishnan R., Shobana S., Malavika M., et al., Are excess carbohydrates the main link to diabetes & its complicatins in Asians? Indian J Med Res, 2018. 148 (5): 531-538.
  • Goodpaster BH., Sparks LM., Metabolic flexibility in health and disease. Cell Metab, 2017. 25 (5): 1027-1036.