¿Cuál es la forma más sana de hacer una tortilla?

¿Piensas que la tortilla de patatas no es un plato saludable? Te equivocas. Te vamos a mostrar cómo elaborarla para que no contenga grasas trans en su interior.
¿Cuál es la forma más sana de hacer una tortilla?
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias el 19 septiembre, 2021.

Última actualización: 19 septiembre, 2021

Hacer una tortilla no es difícil. Ahora bien, conseguir que sea saludable puede suponer todo un reto. Y hablamos de la española con patata, ya que la tortilla francesa, por lo general, se considera un plato adecuado para la inclusión en casi cualquier dieta. Te vamos a enseñar los secretos para evitar que esta comida impacte negativamente sobre el funcionamiento del organismo.

Antes que nada, hay que destacar que uno de los pilares de la dieta saludable es la variedad. Por este motivo, no hay que ser excesivamente restrictivos. Lo mejor es incrementar la frecuencia de las comidas nutritivas y reducir la de aquellas que cuentan con más calorías y grasas trans. Salvo algunos elemento tóxicos como el alcohol, puede haber un momento para casi todo en la alimentación.

Hacer una tortilla de patata saludable

La tortilla de patata se prepara fundamentalmente con 2 ingredientes: huevo y patatas. Es posible introducir algún vegetal a mayores, como la cebolla o el pimiento. Incluso hay quien añade embutidos como el chorizo para hacer más intenso su sabor. No obstante, hablaremos de la versión más simple y tradicional.

En condiciones normales, tanto el huevo como la patata están considerados como alimentos saludables. Por lo tanto, la clave para conseguir que la tortilla también lo sea está en los métodos de cocción. Es preciso evitar la fritura, ya que durante este momento se producen ácidos grasos de tipo trans.

De acuerdo con un estudio publicado en Diabetes & Metabolic Syndrome, estos elementos son inflamatorios. Por lo tanto, no resultan positivos para la salud.

Para no freírlas, solo queda una opción para cocinar las patatas, y es hervirlas con agua. Si preparamos la tortilla con tubérculos cocidos en lugar de fritos, no habrá que preocuparse por el exceso de calorías y de lípidos de la elaboración final. Esta comida concentrará así proteínas de alto valor biológico y carbohidratos complejos, 2 nutrientes importantes para que el organismo funcione correctamente.

Cuidado con los ingredientes extra

La piel del embutido no siempre es recomendable para comer.

A la hora de preparar una tortilla de patata saludable, añadir pimiento o cebolla no supondrá un problema. Sin embargo, no se puede decir lo mismo de los embutidos.

El chorizo, por ejemplo, cuenta con grasas trans y con aditivos en su interior. Entre estos últimos destacan los nitritos, elementos que han demostrado incrementar el riesgo de sufrir algunos tipos de cáncer según una investigación que publicó la revista Nutrients.

Para mejorar o potenciar el resultado final de la tortilla, se pueden añadir especias culinarias o incluso un poco más de sal de lo estipulado. Este último ingrediente no causará perjuicio alguno, salvo que se haya desarrollado de forma previa una situación de hipertensión.

Asimismo, esta elaboración se puede complementar con otros platos como ensaladas o carnes a la plancha para conseguir un resultado final óptimo que genere saciedad. De este modo, se introducirán en el organismo también sustancias antioxidantes, necesarias para asegurar un buen estado de salud a medio plazo.

Evita las salsas

Por último, queremos advertirte de que, a la hora de comer una tortilla de patatas, es importante evitar las salsas. Aunque estén preparadas de forma casera, lo que elimina la presencia de aditivos en su interior, la mayor parte de las salsas incrementan la densidad energética de los platos.

Comer más calorías podría desequilibrar la balanza a favor de la ingesta y generar una ganancia de peso progresiva. Cualquier situación de sobrepeso se considera contraproducente para la salud, por lo que hay que tratar de mantener siempre un estado de composición corporal saludable.

Es posible hacer una tortilla saludable

Incluir papas en la alimentación permite, por ejemplo, tener energía.

Como has visto, se puede hacer una tortilla de patata saludable. Solamente hay que tener cuidado con los métodos de cocción, evitando también añadir demasiado aceite en el momento final de elaborar la preparación, justo cuando la patata y el huevo están mezclados y solo queda pasarlos por la sartén.

No obstante, para asegurar el buen funcionamiento del organismo a futuro, es recomendable adoptar otros buenos hábitos de vida. No alcanza solo con comer correctamente. Es preciso practicar ejercicio de fuerza de forma regular y descansar adecuadamente cada noche, al menos 7 u 8 horas sin interrupciones.

En lo que tiene que ver con la pauta dietética, trata siempre de evitar las salsas, los refrescos azucarados y el alcohol. Prioriza los alimentos frescos y presta especial atención a los procesos de cocción, limitando las frituras y los rebozados.

Te podría interesar...
¿Cuántas grasas trans podemos consumir por día?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cuántas grasas trans podemos consumir por día?

Es importante conocer cuántas grasas trans se pueden consumir como máximo por día para no dañar la salud a medio plazo. Te lo explicamos.



  • Islam, M. A., Amin, M. N., Siddiqui, S. A., Hossain, M. P., Sultana, F., & Kabir, M. R. (2019). Trans fatty acids and lipid profile: A serious risk factor to cardiovascular disease, cancer and diabetes. Diabetes & Metabolic Syndrome, 13(2), 1643–1647. https://doi.org/10.1016/j.dsx.2019.03.033
  • Crowe, W., Elliott, C. T., & Green, B. D. (2019). A Review of the In Vivo Evidence Investigating the Role of Nitrite Exposure from Processed Meat Consumption in the Development of Colorectal Cancer. Nutrients, 11(11), 2673. https://doi.org/10.3390/nu11112673