¿Es mejor pesar los alimentos crudos o cocinados?

A la hora de pesar los alimentos, hay que ser sistemático. Se recomienda que el método sea siempre el mismo. Te vamos a contar si se debe hacer en crudo o no.
¿Es mejor pesar los alimentos crudos o cocinados?
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias.

Última actualización: 29 noviembre, 2021

Para mucha gente, es necesario medir las porciones a la hora de servir los platos o de preparar ciertas elaboraciones. De este modo, pueden desligarse emocionalmente de la comida o consumir las dosis adecuadas para cuidar el peso y la salud. Ahora bien, no es lo mismo pesar los alimentos crudos que hacerlo una vez cocinados.

La estrategia de medir las cantidades no es adecuada para todo el mundo. A ciertas personas esto les origina estrés y ansiedad, por lo que habría que evitarlo. Siempre hay que apostar por el método que garantice una buena adherencia a medio plazo.

Pesar los alimentos crudos es la mejor opción

Para asegurar que los macros cuadren, lo mejor es pesar los alimentos en crudo. Una vez que se someten al cocinado, se puede modificar su masa, contenido en agua o incluso el valor nutricional, lo que da lugar a distorsiones a nivel dietético. Además, la información de nutrientes en el envase se refiere al peso en crudo del comestible.

De todos modos, hay que tener en cuenta que no todos los alimentos se comportan igual ante los métodos de cocción, ni estos siempre resultan agresivos. Por ejemplo, los vegetales tienden a perder peso durante el cocinado, mientras que los granos, cereales y legumbres suelen ganarlo.

Ahora bien, esto último puede resultar positivo. La combinación de agua y fibra estimula la sensación de saciedad, lo que mejora la adherencia a la dieta e impide que aparezca la ansiedad, según una investigación publicada en la revista European Journal of Clinical Nutrition. Parte de la fibra tiene la capacidad de hincharse en contacto con el líquido, lo que estimula de manera más eficiente los mecanorreceptores del tubo digestivo.

¿Es conveniente pesar los alimentos?

Pesar los alimentos es importante en la preparación de recetas.

Según hemos comentado, no siempre se recomienda pesar los alimentos. Es más, bajo ciertas circunstancias está completamente desaconsejado.

Un ejemplo sería el caso de aquellas personas que han desarrollado un trastorno de la conducta alimentaria. Parte de la terapia se basa en el trabajo de las cantidades visuales, evitando cualquier tipo de cálculo exacto de las calorías o de los nutrientes.

Ahora bien, también es cierto que en la nutrición deportiva existe una mayor tendencia a pesar los alimentos y a monitorizar de manera más exacta el aporte nutricional. Esto se hace con el objetivo de evitar déficits que puedan condicionar negativamente el rendimiento. Un ejemplo sería el de vitamina D, que ha demostrado afectar a los valores de fuerza muscular de acuerdo con un estudio que publicó Journal of Strength and Conditioning Research.

No obstante, en estas circunstancias el pesaje suele realizarse más bien para no quedarse escasos en cantidades, más que para no pasarse. Cuando se realiza mucho ejercicio de alta intensidad, no suele haber problema con la composición corporal por la ganancia de peso en grasa, salvo casos excepcionales. Lo que se busca en estos casos es optimizar la nutrición para evitar lesiones y conseguir el máximo desempeño del atleta.

¿Debo pesar mi comida en casa antes de comerla?

Como norma general, no. Salvo que un experto en nutrición te lo aconseje de manera expresa, lo mejor será guiarse por orientaciones visuales, ya que resulta mucho más llevadero a medida que pase el tiempo.

Lo que habrá que tener claro es que en cada comida han de aparecer vegetales y alimentos con proteínas de alto valor biológico. También los carbohidratos complejos serán importantes, aunque esto ya depende de más factores.

Los mitos sobre las ensaladas aseguran que estos alimentos no contienen proteínas.

Por otra parte, lo más habitual es dejarse llevar por el mecanismo del apetito y de la saciedad, salvo que este no esté trabajando de manera correcta. En tal caso, conviene acudir a un especialista para poner en marcha una serie de estrategias que permitan corregir la situación y evitar problemas con el paso del tiempo.

Si vas a pesar los alimentos, hazlo cuando estén crudos

Según lo comentado, los alimentos se tienen que pesar cuando están crudos. De lo contrario, las mediciones podrían dar lugar a error. Con este método, se podrá realizar un cálculo aproximado del aporte calórico y nutricional para ajustarlo según las necesidades de la persona.

Ahora bien, recuerda que para mantener un buen estado de salud será determinante combinar una dieta adecuada con otros hábitos de vida, como la práctica regular de ejercicio físico. Dormir al menos 7 horas cada noche también resultará determinante para asegurar la homeostasis en el organismo.

Te podría interesar...
¿En qué consiste la dieta Ornish?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿En qué consiste la dieta Ornish?

La dieta Ornish nace con el objetivo de reducir la incidencia de las patologías de origen cardiovascular. Te contamos sus secretos.



  • Warrilow, A., Mellor, D., McKune, A., & Pumpa, K. (2019). Dietary fat, fibre, satiation, and satiety-a systematic review of acute studies. European Journal of Clinical Nutrition, 73(3), 333–344. https://doi.org/10.1038/s41430-018-0295-7
  • Chiang, C. M., Ismaeel, A., Griffis, R. B., & Weems, S. (2017). Effects of Vitamin D Supplementation on Muscle Strength in Athletes: A Systematic Review. Journal of Strength and Conditioning Research, 31(2), 566–574. https://doi.org/10.1519/JSC.0000000000001518