2 beneficios de usar aminoácidos para tu entrenamiento

Te vamos a mostrar los principales efectos positivos que se derivan del uso de aminoácidos en las rutinas cuando el nivel de entreno es exigente.
2 beneficios de usar aminoácidos para tu entrenamiento
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias.

Última actualización: 14 agosto, 2022

Usar aminoácidos durante el entrenamiento puede tener beneficios, sobre todo cuando hablamos de sesiones de muy larga duración. En este caso lo interesante es limitar el catabolismo de proteínas musculares para no dañar el estado de composición corporal, lo que podría terminar afectando negativamente al rendimiento a medio plazo.

Ahora bien, lo primero que hay que comentar es que lo más frecuente es incluir aminoácidos ramificados en las rutinas. Se podría optar también por los aminoácidos esenciales o solamente por un suplemento de leucina, pero los BCAA’s son más famosos y el resultado que ofrecen es positivo.

Beneficios de usar aminoácidos en el entrenamiento

A continuación vamos a comentar los principales beneficios del uso de aminoácidos para el entrenamiento. Ten en cuenta que se deben incluir en el contexto de una dieta equilibrada y variada. Si existen déficits de nutrientes esenciales se experimentarán problemas de salud a medio plazo.

El calostro es un gran suplemento para los deportistas.
Los suplementos de creatina pueden aportar los aminoácidos necesarios para correr una maratón.

Se reducen las pérdidas de masa muscular

Como hemos comentado, el consumo de aminoácidos durante las sesiones de larga duración limita el catabolismo proteico, lo que protege la masa magra. Esto sucede sobre todo cuando se combinan dichos elementos con un aporte de carbohidratos suficiente. De acuerdo con una investigación publicada en la revista Journal of Exercise Nutrition & Biochemistry, también se reduciría la fatiga provocada por este tipo de trabajo.

Mejoran la recuperación

En líneas generales es fundamental cubrir los requerimientos proteicos diarios para experimentar una mejor recuperación tras las sesiones de trabajo. Ahora bien, cuando el entreno es muy intenso esto puede no ser suficiente. Para todavía conseguir resultados superiores se puede reforzar el batido post ejercicio con una dosis de aminoácidos. Un estudio publicado en la revista The Journal of Sports Medicine and Physical Fitness encuentra una reducción del dolor cuando se emplea dicha estrategia.

Eso sí, hay que consumir aminoácidos en cantidades suficientes. La mayor parte de las personas no se ciñen a la posología comentada en la literatura científica. Para experimentar beneficios habrá que emplear 200 miligramos por kilo de peso corporal. Al mismo tiempo hay que comentar que el sabor de estos nutrientes no suele ser bueno, por lo que habrá que encontrar un suplemento que disimule un poco dichas características organolépticas.

Los aminoácidos no estimulan la hipertrofia

Hemos comentado los principales beneficios de los aminoácidos para el entrenamiento. Pero también es importante destacar que estos nutrientes no resultarán en una mayor hipertrofia o ganancia de masa muscular, como muchos creen. Para ello basta con focalizarse en aumentar la síntesis proteica endógena, lo que se logra con una dieta adecuada y con un ejercicio bien planteado.

Desde el punto de vista de la alimentación bastará con consumir suficiente proteína y con incluir carbohidratos en cantidad superior a 4 gramos por kilo de peso al día. Al mismo tiempo habrá que garantizar que se genera un entorno hipercalórico. De lo contario no se logrará consolidar la ganancia de masa.

¿Cómo elegir unos buenos aminoácidos?

Para terminar daremos unas consideraciones en cuanto a la elección de los aminoácidos. Es positivo que tengan una concentración elevada en leucina, siendo este el elemento con mayor importancia a la hora de activar las vías anabólicas del metabolismo. Si se compran BCAA’s lo mejor será que presenten una relación mayor a 4:1:1. 

Los aminoácidos tipo BCAA deben tener una relación mayor a 4:1:1.

En cuanto al modo de empleo, es sencillo. Se pueden añadir a cualquier batido de proteínas, agua o zumo. Dependerá un poco de si cuentan con saborizante o no. Incluso hay versiones encapsuladas, aunque pueden resultar poco prácticas para alcanzar las dosificaciones propuestas.

Los aminoácidos pueden tener beneficios para el entrenamiento

Como has visto, el consumo de aminoácidos puede tener ciertos beneficios para el entrenamiento cuando se plantea con criterio en la dieta. Ahora bien, una parte importante será la de asegurar que se cubren los requerimientos proteicos diarios. De lo contrario no se experimentarán mejorías importantes, ya que por si los aminoácidos no son capaces de cumplir con todas las funciones de las proteínas.

Para terminar es importante comentar que a la hora de elegir un suplemento es clave asegurarse de que cuenta con las certificaciones oportunas. Siempre ha de pasar un control conforme no concentra agentes dopantes en su interior. Así se reducen los riesgos a la hora de emplearlo en atletas de élite que se someten a controles rigurosos.

Te podría interesar...
¿Cuánta proteína necesito a diario para lograr hacer hipertrofia?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cuánta proteína necesito a diario para lograr hacer hipertrofia?

Para conseguir los objetivos de hipertrofia es necesario alcanzar un mínimo aporte de proteína diario, además de consumir suficiente energía.



  • Kim, D. H., Kim, S. H., Jeong, W. S., & Lee, H. Y. (2013). Effect of BCAA intake during endurance exercises on fatigue substances, muscle damage substances, and energy metabolism substances. Journal of exercise nutrition & biochemistry, 17(4), 169–180. https://doi.org/10.5717/jenb.2013.17.4.169.
  • Ra, S. G., Miyazaki, T., Kojima, R., Komine, S., Ishikura, K., Kawanaka, K., Honda, A., Matsuzaki, Y., & Ohmori, H. (2018). Effect of BCAA supplement timing on exercise-induced muscle soreness and damage: a pilot placebo-controlled double-blind study. The Journal of sports medicine and physical fitness, 58(11), 1582–1591. https://doi.org/10.23736/S0022-4707.17.07638-1.