¿Cuáles son los efectos de la taurina en el organismo?

La ingesta de taurina tiene múltiples beneficios para la salud. ¿En qué situaciones es recomendable consumir este aminoácido?
¿Cuáles son los efectos de la taurina en el organismo?
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias.

Última actualización: 16 diciembre, 2021

La taurina es un aminoácido no esencial que cuenta con una importante capacidad antioxidante. Junto a la glutamina es uno de los aminoácidos libres más abundantes en el organismo y puede encontrarse en casi todas las partes del cuerpo. Además, presenta un papel como neurotransmisor y otra función dentro del sistema inmune.

En el artículo de hoy te vamos a contar los secretos de esta sustancia y cómo utilizarla de manera adecuada para aprovechar todos sus beneficios.

La taurina y el Sistema Nervioso Central

La taurina posee un efecto indirecto sobre el SNC, mediante el cual induce a la relajación del mismo. Normalmente se asocia la taurina con un aumento de la excitación y de la concentración, debido a que es un componente habitual de las bebidas energéticas. Sin embargo, este efecto es propio de la cafeína, pero no de este aminoácido.

Los niveles de esta sustancia disminuyen con la edad. Se han realizado algunos estudios que relacionan el déficit de esta sustancia con la aparición de enfermedades neurológicas, ya que la taurina permite mejorar el nivel cognitivo.

Por otra parte, bajas concentraciones de taurina se asocian a un mayor riesgo de padecer autismo, por lo que su implicación dentro del SNC probablemente sea mucho mayor de lo que se conoce en la actualidad.

Taurina y sistema cardiovascular

La vitamina K favorece el sistema cardiovascular.

La taurina ha demostrado tener un efecto cardioprotector. Permite reducir la presión arterial y debido a su capacidad antioxidante ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, según detalla este artículo de la revista “Biomolecules & Therapeutics“.

Por su parte, la taurina parece conseguir reducir la obesidad en modelos experimentales realizados en animales. No obstante, es necesario llevar a cabo ensayos en seres humanos para comprobar su utilidad en este campo y diseñar la pauta de administración adecuada para ello.

No obstante, no se ha conseguido demostrar por el momento que su suplementación, excepto casos de deficiencia, consiga mejorar aspectos relacionados con la salud. Sin embargo, la ingesta de bebidas energéticas, a pesar de su contenido en taurina, resultan peligrosas para la salud cardiovascular. Esto puede deberse a las altas concentraciones de cafeína que ocasionan un aumento de la presión arterial y de la frecuencia cardíaca.

La taurina en el deporte

Dentro del ámbito del deporte, la taurina puede presentar un efecto beneficioso a la hora de estimular el llenado de los depósitos de glucógeno. Es capaz de mejorar la entrada de los nutrientes en las células lo cual repercute en una disminución de los niveles de azúcar en sangre.

No se han encontrado estudios concluyentes que relacionen la suplementación de taurina con un aumento del rendimiento deportivo. No obstante, esta sustancia podría utilizarse en épocas de alto estrés competitivo para maximizar la carga de glucógeno entre los distintos eventos competitivos y, de este modo, reducir el riesgo de lesión muscular.

Las dosis de utilización rondarían los 3 gramos al día de esta sustancia. Puede realizarse su ingesta en una única toma o repartirla en varias a lo largo del día. Además, presenta la ventaja de que no se conocen efectos secundarios bajo las dosis habituales, mientras que la tolerancia en el organismo es buena y presenta un rango de seguridad elevado.

Los beneficios del ejercicio físico para la mente y el cuerpo son varios, y todos muy importantes.

¡Un aminoácido prometedor!

La taurina, gracias a sus múltiples implicaciones en el organismo, es un aminoácido prometedor a mediano plazo. Actualmente se realizan ensayos clínicos que evalúan sus funciones y su efecto sobre distintos procesos fisiológicos.

De momento los resultados no permiten realizar una recomendación de suplementación con esta sustancia, salvo casos muy concretos o de déficit. No obstante, en un futuro podría utilizarse para tratar trastornos asociados con la obesidad o ciertas patologías cardiovasculares.

Además, resulta interesante su papel sobre las enfermedades neurodegenerativas y sobre el autismo. Todavía se desconoce gran parte de la fisiopatología de estas dolencias y, por lo tanto, los mecanismos de acción de la taurina en estas situaciones no están del todo claros. Aun así, se han establecido ciertas relaciones entre este aminoácido y algunos problemas frecuentes del sistema nervioso central.

En definitiva, el potencial de la taurina como inductor de la relajación podría ser explotado también a la hora de mejorar el descanso o de reducir los niveles de estrés en personas normales o atletas. De todos modos, todavía faltan ensayos en humanos que evidencien estas propiedades y establezcan rangos de dosificaciones apropiadas.

Te podría interesar...
Proteínas o aminoácidos: ¿cuál debo elegir?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Proteínas o aminoácidos: ¿cuál debo elegir?

¿Proteínas o aminoácidos? Esta es una pregunta que muchos deportistas se hacen para conseguir aumentar su masa muscular. Aquí te damos la respuesta...



  • Chen C., Xia S., He J., Lu G., et al., Roles of taurine in cognitive function of physiology, pathologies and toxication. Life Sci, 2019.
  • Grasser EK., Miles Chan JL., Charriere N., Loonam CR., et al., Energy drinks and their impact on the cardiovascular system: potential mechanisms. Adv Nutr, 2016. 7 (5): 950-60.