¿Son recomendables las vitaminas sintéticas?

Te vamos a contar si realmente es positivo incluir vitaminas sintéticas en la pauta y cuáles son los beneficios de hacerlo.
¿Son recomendables las vitaminas sintéticas?
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias.

Última actualización: 14 enero, 2022

Las vitaminas sintéticas suponen una manera sencilla de incluir micronutrientes esenciales en la dieta, previniendo así situaciones de déficit. Se obtienen a partir de una serie de procesos llevados a cabo en laboratorio, consiguiendo mantener intactas sus propiedades. Son baratas de producir y pueden presentarse bajo formas farmacéuticas distintas, lo que asegura su comodidad a la hora del consumo.

En primer lugar hay que destacar que mantener un aporte ineficiente de nutrientes esenciales genera una serie de problemas de salud a mediano plazo. Los procesos fisiológicos se vuelven ineficientes, lo que puede dar lugar al desarrollo de patologías crónicas y complejas. Por este motivo, en el caso de que la dieta no sea suficiente para cubrir los requerimientos, habrá que valorar la suplementación.

¿Cuáles son las vitaminas sintéticas más útiles?

En un laboratorio se puede producir cualquier tipo de vitamina, como sucede en la actualidad. Sin embargo, no todas cuentan con la misma utilidad. Por ejemplo, las del grupo B suelen consumirse en cantidades suficientes, salvo el caso de la vitamina B12 en el contexto de las dietas veganas. No sucede lo mismo con otros compuestos, donde el riesgo de déficit se incrementa.

Ciertos alimentos pueden ayudar a prevenir la deficiencia de vitamina D.

Dentro de las vitaminas sintéticas más beneficiosas se podría destacar la vitamina D. Esta se sintetiza de manera endógena a partir de la exposición a la luz solar, pero es difícil de introducir en cantidades elevadas por medio de los alimentos. De este modo, existe una deficiencia generalizada del nutriente, lo que genera un problema de salud pública. Así lo evidencia una investigación publicada en Reviews in Endocrine & Metabolic Disorders.

Por otra parte, la vitamina C también consigue mejorar el funcionamiento del organismo en muchos aspectos distintos. Por ejemplo, la suplementación con este nutriente aumenta las defensas, actuando sobre la inmunidad innata y adaptativa. Se ha demostrado que incluir un aporte extra en la dieta previene el desarrollo de patologías infecciosas y ayuda a controlar sus síntomas.

Incluso consumir una dosis de vitamina C junto a una cierta cantidad de hierro promueve la absorción del mineral, lo que reduce el riesgo de experimentar un déficit que genere anemia. En los deportistas de fondo esta característica resulta determinante para evitar alteraciones en el rendimiento.

¿Cuándo incluir suplementos vitamínicos en la dieta?

Antes de incluir vitaminas sintéticas en la pauta conviene consultar con un nutricionista o con un profesional de la salud. Siempre será recomendable optimizar la pauta dietética, maximizando así el aporte de estos nutrientes por medio de los alimentos. No obstante, puede haber situaciones en las que esto no sea suficiente, por lo que un producto de refuerzo será preciso.

Ahora bien, no se trata de conseguir una dosis diaria muy elevada de cada una de las vitaminas. Existe también un cierto riesgo de sobredosis que termina siendo perjudicial. No es un problema tan grave como el déficit, pero podría darse en el caso de las vitaminas liposolubles cuyo exceso genera consecuencias en el organismo. Por este motivo, lo mejor es pautar esta clase de suplementos de manera óptima para maximizar los beneficios.

De todos modos, hay que destacar que bajo ciertos contextos las necesidades de vitaminas se incrementan, por lo que el consumo de las sintéticas supone una gran ayuda. Por ejemplo, si se realizan esfuerzos de alta intensidad de manera frecuente, aumentar la ingesta de vitamina C ayudará. Durante el embarazo se pauta también un aporte extra de ácido fólico, para prevenir alteraciones en el desarrollo del feto.

El ácido fólico es una vitamina que tiene gran cantidad de funciones en la vida del organismo.

Las vitaminas sintéticas son recursos útiles para incluir en la dieta

Como has podido comprobar, las vitaminas sintéticas son elementos beneficiosos que tienen su contexto de aplicación. No tiene sentido consumirlas por defecto o mero capricho, pero bajo ciertas situaciones pueden ayudar a prevenir patologías e incrementar el rendimiento deportivo. Conviene siempre consultar primero con un nutricionista previo al consumo para así elegir el producto más adecuado para cada caso.

Por último, ten en cuenta que para mantener un buen estado de salud no solo bastará con cuidar la dieta. Es importante también realizar ejercicio físico de manera regular, priorizando el trabajo de fuerza. La exposición regular a la luz solar marcará la diferencia en lo que a prevención de patologías complejas se refiere. Asimismo, hay que dormir bien cada noche. Al menos 7 horas de calidad son recomendadas por los especialistas.

Te podría interesar...
4 formas de acelerar tu metabolismo para perder peso
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
4 formas de acelerar tu metabolismo para perder peso

Existen varias maneras de conseguir acelerar el metabolismo y perder peso de forma eficiente a medio plazo. ¿Qué esperas para incorporarlas?



  • Holick M. F. (2017). The vitamin D deficiency pandemic: Approaches for diagnosis, treatment and prevention. Reviews in endocrine & metabolic disorders, 18(2), 153–165. https://doi.org/10.1007/s11154-017-9424-1.
  • Bae, M., & Kim, H. (2020). Mini-Review on the Roles of Vitamin C, Vitamin D, and Selenium in the Immune System against COVID-19. Molecules (Basel, Switzerland), 25(22), 5346. https://doi.org/10.3390/molecules25225346.