¿La vitamina D reduce el riesgo de cáncer colorrectal?

Te vamos a contar si de verdad existe alguna relación entre el mantenimiento de unos niveles bajos de vitamina D y el incremento de la incidencia del cáncer colorrectal.
¿La vitamina D reduce el riesgo de cáncer colorrectal?
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias.

Última actualización: 26 enero, 2022

El déficit de vitamina D está asociado a un incremento del riesgo de varios tipos de cáncer. En efecto, es esencial mantener este nutriente dentro de unos valores adecuados en el organismo para conseguir que el cuerpo funcione de forma correcta, reduciendo así la incidencia de muchas patologías complejas.

Ahora bien, vamos a ver qué dice la evidencia al respecto de la asociación entre la vitamina D y el cáncer colorrectal. No debemos olvidar que esta enfermedad presenta varios factores de riesgo diferentes. Entre ellos, podemos destacar un inadecuado consumo de fibra, lo que dificulta también el tránsito intestinal.

Relación entre vitamina D y cáncer colorrectal

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Epidemiologic Reviews, el déficit de vitamina D incrementaría el riesgo de desarrollar cáncer de un modo general. Son pocos los tipos de tumores que se escapan a dicha asociación. Por este motivo, se plantea que la exposición a la luz solar resulta crucial para evitar el desarrollo de estas enfermedades. También podría incrementar la tasa de supervivencia.

Según otra investigación publicada en la revista The Journal of Steroid Biochemistry and Molecular Biology, la deficiencia de vitamina D se considera como uno de los factores de riesgo más influyentes en lo que a cáncer colorrectal se refiere. De este modo, si no se consigue mantener los niveles del nutriente en rangos óptimos por medio de los hábitos de vida saludables, sería necesario recurrir a la suplementación.

Mecanismos para asegurar el mantenimiento de los niveles de vitamina D

Como has visto, es necesario asegurar el aporte regular de vitamina D para disminuir el riesgo de sufrir cáncer. Este nutriente se asocia en general con una menor mortalidad por cualquier causa. Sin embargo, más del 50 % de la población presenta un déficit del mismo en suero. A pesar de existir depósitos del mismo en el organismo, el aporte dietético suele ser bastante bajo.

El mejor modo de asegurar que las reservas de vitamina D se mantengan en rangos óptimos es mediante la exposición a la luz solar. La radiación estimula la síntesis endógena de la sustancia, permitiendo su posterior almacenamiento. Ahora bien, este proceso de génesis es mucho más eficiente durante el verano. Será también necesario tomar sol sin crema protectora, ya que esta bloquea los rayos que permiten la producción.

Por otra parte, también es determinante conseguir un aporte dietético continuado de la vitamina. Sin embargo, esta tarea no siempre es sencilla. La tasa de absorción del nutriente es baja, así como su presencia en los comestibles que aparecen en la dieta regular. Se puede encontrar en los pescados azules, en los lácteos y en los huevos, aunque no en cantidades elevadas.

De todos modos, la presencia de estos productos en la dieta de forma regular es clave para prevenir situaciones de déficit. También la inclusión de un suplemento en la pauta puede ayudar. Existen diferentes productos atendiendo a la posología. Algunos de ellos se consumen una vez cada 15 días, ya que aportan cantidades elevadas del nutriente que se guardan en el tejido adiposo.

¿Es importante monitorizar los niveles de vitamina D en sangre?

La única manera de conocer si existe un déficit de vitamina D es mediante la realización de un análisis de sangre. Se deben de hacer estas pruebas de manera regular, sobre todo entre la población adulta de edad avanzada. Así se puede saber también si hay algún desequilibrio a nivel hormonal que pueda condicionar el estado de salud.

En los adultos jóvenes puede no ser necesario recurrir a los análisis periódicos si no existe ninguna sintomatología. De todos modos, podría ser interesante realizar esta prueba si la dieta no es suficientemente variada o si no existe una exposición a la luz solar frecuente. Así se podrán detectar las carencias, lo que permitirá la toma de medidas posterior.

Son muchas las personas que disfrutan de entrenar por las mañanas.

La vitamina D se relaciona con el cáncer colorrectal

Según has podido comprobar, un déficit de vitamina D incrementa el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal a medio plazo. Hablamos de una de las patologías crónicas y complejas que más vidas se cobra anualmente, por lo que optimizar los procesos de prevención es fundamental.

Ten en cuenta que, además de mejorar la dieta, es necesario poner en marcha otros hábitos de vida saludables para prevenir este y otros muchos tipos de cáncer. Entre ellos se encuentran la práctica regular de actividad física, como así también un correcto descanso nocturno. Es adecuado dormir cada noche al menos 7 horas de calidad.

Te podría interesar...
Hiponatremia: lo que debes saber
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Hiponatremia: lo que debes saber

La hiponatremia se caracteriza por una reducción de la concentración de sodio en la sangre, lo que puede ocasionar la muerte. Conoce más al respect...



  • Mondul, A. M., Weinstein, S. J., Layne, T. M., & Albanes, D. (2017). Vitamin D and Cancer Risk and Mortality: State of the Science, Gaps, and Challenges. Epidemiologic reviews, 39(1), 28–48. https://doi.org/10.1093/epirev/mxx005.
  • Ferrer-Mayorga, G., Larriba, M. J., Crespo, P., & Muñoz, A. (2019). Mechanisms of action of vitamin D in colon cancer. The Journal of steroid biochemistry and molecular biology, 185, 1–6. https://doi.org/10.1016/j.jsbmb.2018.07.002.