5 beneficios del entrenamiento funcional

Un entrenamiento funcional consiste en ejercicios multiarticulares y multimusculares, con los que se puede desarrollar la destreza del movimiento.
5 beneficios del entrenamiento funcional
Andrés Felipe Cardona Lenis

Revisado y aprobado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis.

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 08 enero, 2023

El entrenamiento funcional es un entrenamiento personal muy efectivo. Esto debido a que los ejercicios se adaptan a las necesidades de cada persona, y se orientan para mejorar las funciones diarias y para aumentar la calidad de vida de aquellos que lo practican. Hoy analizamos estos y otros beneficios del entrenamiento funcional.

En la actualidad la etiqueta de «ejercicio funcional» se ha popularizado con gran rapidez. Algunos expertos señalan que todo ejercicio es funcional, y por tanto no se pueden catalogar programas no funcionales. Lo cierto es que preparadores deportivos, atletas profesionales y amateurs apelan por estos con mayor frecuencia.

Diferencias entre entrenamiento funcional y convencional

No existe una definición unánime de entrenamiento funcional. Algunos autores se refieren a él como aquellos programas de acondicionamiento físico que involucran la aceleración, la desaceleración y la estabilidad de múltiples articulaciones y músculos. Por el contrario, otros lo interpretan como aquellos ejercicios, deportes y rutinas orientados a mejorar gestos o movimientos de las actividades diarias.

Con todo, la diferencia fundamental entre un entrenamiento funcional y un entrenamiento convencional es que el funcional no se realiza para competir o ser mejor que nadie en algo. En principio, se realiza para mejorar la salud y el bienestar general de la persona que lo practica.

Por otro lado, y de manera tradicional, en los entrenamientos se realizaban ejercicios aeróbicos, en los que no se tenían en cuanta las necesidades personales de aquellos que lo realizaban. Sin embargo, en el entrenamiento funcional se consigue que el deportista saque el máximo provecho a sus movimientos y a su cuerpo en general.

Ejercicios de pilates en casa.

En este entrenamiento se relacionan todas las partes del mundo fitness, además de tener en cuenta la fisiología y la biomecánica del funcionamiento normal del organismo, la neurociencia y las leyes físicas que se aplican en cada movimiento de nuestro cuerpo.

De este modo, los ejercicios se realizan a partir del estudio detallado del funcionamiento del cuerpo de la persona y sus condiciones individuales, con lo que permiten obtener resultados optimizados. Debido a esto, aunque este tipo de ejercicios puedan realizarse en grupo, es recomendable realizarlo de manera individual.

5 beneficios del entrenamiento funcional

Al igual que sucede con cualquier tipo de actividad física, los beneficios del entrenamiento funcional dependen de muchos factores. La frecuencia, el régimen alimenticio, la intensidad, la genética y los objetivos son algunos de ellos. Aun así, te dejamos con cinco formas en las que puedes aprovecharlo en tus rutinas.

1. Facilita la quema de grasa

Es cierto que la alimentación basada en una dieta sana y equilibrada es la clave para perder peso, pero si le añades la práctica del entrenamiento funcional verás como tus beneficios aumentan. Así lo sugiere la evidencia, la cual señala que los programas son más efectivos cuando se adecúan a un protocolo HIIT.

Con este tipo de entrenamiento podrás quemar la grasa que te sobre pero, además, te ayudará a mejorar diferentes cualidades como la resistencia, el aumento del metabolismo o la fuerza de tus músculos.

Entrenamiento funcional

2. Mejora la postura del cuerpo y la estabilidad

Las incorrectas posturas del cuerpo a lo largo del día, o las situaciones de estrés vividas, pueden dar lugar a desequilibrios musculares. El entrenamiento funcional trabaja mucho la estabilidad del cuerpo, la flexibilidad, el equilibrio, la movilidad y la fuerza.

Gracias a esta combinación de factores, tu cuerpo notará una gran mejoría en la estabilidad, además de favorecer el fortalecimiento de tu salud. Un trabajo publicado en The Journal of Strength and Conditioning Research respalda estos hechos, además de señalar que una mejora en la postura y el equilibrio contribuye a reducir el riesgo de lesiones.

3. Se perfila como un complemento deportivo

Realizar entrenamientos funcionales sirve tanto para mejorar tu salud, como para complementarlo con otro deporte. Mejora la relación entre el sistema nervioso y el musculoesquelético, para obtener patrones de movimientos rápidos, de reacción y con gran alcance. Se ha sugerido que puede mejorar el rendimiento atlético y existe evidencia de que puede potenciar las habilidades motoras básicas en algunos deportes.

4. Mejora la fuerza del núcleo

Este tipo de entrenamiento repercute directamente en la activación del núcleo. Podemos ayudar a estabilizar la columna vertebral mediante una serie de movimientos y posiciones que deberemos realizar diariamente.

A propósito de ello, un estudio publicado en Journal of Sports Science and Medicine encontró que el entrenamiento funcional mejora la fuerza y ​​la resistencia de los músculos flexores y extensores del tronco mejor que el entrenamiento de fuerza tradicional (en mujeres mayores entrenadas).

5. Mejora la capacidad cardiorrespiratoria y el rendimiento neuromuscular

Así lo afirma un trabajo publicado en The Journal of Strength and Conditioning Research en 2022. En concreto, el estudio analizó el impacto que tiene el entrenamiento funcional de alta intensidad. Además, encontraron que los programas de este tipo no causan inflamación significativa o daño muscular en los atletas sanos que los practican.

En general, los beneficios del entrenamiento funcional están a la par de otro tipo de entrenamientos, como los de fuerza y resistencia. Cualquier programa es beneficioso para ti en la medida en la que lo sepas adecuar a tus capacidades físicas, tus posibilidades y tus objetivos.



  • Alonso-Fernández, D., Lima-Correa, F., Gutierrez-Sánchez, Á., & De Vicuña, O. A. G.  Effects of a high-intensity interval training protocol based on functional exercises on performance and body composition in handball female players. Journal of Human Sport and Exercise. 2017; 12(4), 1186-1198.
  • Baron J, Bieniec A, Swinarew AS, Gabryś T, Stanula A. Effect of 12-Week Functional Training Intervention on the Speed of Young Footballers. Int J Environ Res Public Health. 2019 Dec 24;17(1):160.
  • Da Silva-Grigoletto ME, Mesquita MMA, Aragão-Santos JC, Santos MS, Resende-Neto AG, de Santana JM, Behm DG. Functional Training Induces Greater Variety and Magnitude of Training Improvements than Traditional Resistance Training in Elderly Women. J Sports Sci Med. 2019 Nov 19;18(4):789-797.
  • Ide BN, Silvatti AP, Marocolo M, Santos CPC, Silva BVC, Oranchuk DJ, Mota GR. Is There Any Non-functional Training? A Conceptual Review. Front Sports Act Living. 2022 Jan 13;3:803366.
  • Oliver GD, Di Brezzo R. Functional balance training in collegiate women athletes. J Strength Cond Res. 2009 Oct;23(7):2124-9.
  • Pacheco MM, Teixeira LA, Franchini E, Takito MY. Functional vs. Strength training in adults: specific needs define the best intervention. Int J Sports Phys Ther. 2013 Feb;8(1):34-43.
  • Posnakidis G, Aphamis G, Giannaki CD, Mougios V, Aristotelous P, Samoutis G, Bogdanis GC. High-Intensity Functional Training Improves Cardiorespiratory Fitness and Neuromuscular Performance Without Inflammation or Muscle Damage. J Strength Cond Res. 2022 Mar 1;36(3):615-623.
  • Xiao W, Soh KG, Wazir MRWN, Talib O, Bai X, Bu T, Sun H, Popovic S, Masanovic B, Gardasevic J. Effect of Functional Training on Physical Fitness Among Athletes: A Systematic Review. Front Physiol. 2021 Sep 6;12:738878.
  • Yildiz S, Pinar S, Gelen E. Effects of 8-Week Functional vs. Traditional Training on Athletic Performance and Functional Movement on Prepubertal Tennis Players. J Strength Cond Res. 2019 Mar;33(3):651-661.

Los contenidos de esta publicación se redactan con fines informativos. En ningún momento facilitan o sustituyen diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.