¿Qué es el paleotraining?

El paleotraining es una nueva filosofía de entrenamiento en la que se emulan los movimientos de los primeros hombres y mujeres para conseguir un cuerpo más funcional. Conoce bien de qué se trata.
¿Qué es el paleotraining?
Yamila Papa Pintor

Escrito y verificado por la periodista deportiva Yamila Papa Pintor el 24 octubre, 2021.

Última actualización: 24 octubre, 2021

Seguro habrás oído o escuchado sobre la dieta paleo, basada en la alimentación del Homo Sapiens… Ahora podemos ir un poco más allá con el paleotraining, un tipo de entrenamiento corto, intenso y que permite estimular las 12 capacidades físicas propias de nuestros antepasados.

A través de diferentes movimientos y combinaciones «básicas» como cargar, empujar y saltar, podemos entrenar todo el cuerpo con su propio peso. ¡Un método más que interesante para poner en práctica!

El movimiento «paleo»

Antes de hablar del paleotraining, es importante conocer algunas de las bases de lo que se conoce como «movimiento paleo». Se trata de una corriente que basa su vida, sus costumbres, su alimentación y también su ejercicio a lo que hacían los Homo Sapiens en la época Paleolítica.

Esta corriente indica que el ser humano ha pasado la mayor parte del tiempo en este periodo, que comenzó hace 2 millones de años y terminó hace 10.000. Salir a cazar y huir de los depredadores eran sus principales actividades cotidianas, y para ello tenían un cuerpo más que preparado.

Básicamente, el movimiento Paleo lo que trata es de volver a tener ese físico «de las cavernas», cuyo objetivo no es generar músculo, sino tenerlo listo para usarlo en cualquier momento y lugar.

¿Qué es el paleotraining?

El paleotraining se enfoca en movimientos que realizaban nuestros antepasados.

El ejercicio en esa época era clave para sobrevivir, pero luego el ser humano se volvió más sedentario, al no tener que proveerse él mismo los alimentos.

El cuerpo se fue adaptando cada vez a hacer menos movimientos; con solo analizar los trabajos que tenemos hoy en día en relación con los de antes ya nos damos cuenta de ello. Sin embargo, a nivel interno aún sigue «necesitando» ejercicios acordes.

De esta necesidad física es que surge el paleotraining, cuyo principal objetivo es recuperar el nivel físico y funcional de nuestros antepasados con ejercicios básicos pero exigentes. Las rutinas se arman con tan solo 12 movimientos básicos; estas planificaciones van cambiando en cada sesión o cada cierto tiempo.

¿Cuáles son estos movimientos? Saltar, empujar, elevar, traccionar, girar, lanzar, caminar, ascender, reptar, sentarse, agruparse, tirarse al suelo, escalar, cargar y desplazarse. Si nos ponemos a pensar, es todo lo que hacían los Homo Sapiens en su día a día.

Los beneficios de este método

Seguramente querrás saber qué beneficios tiene para el cuerpo el paleotraining. De acuerdo con el sitio oficial que comercializa la actividad, este tipo de entrenamiento mejora la postura, condición física, energía, vitalidad, salud y peso.

Por supuesto que, para conseguir estos resultados antes y que se mantengan en el tiempo, los entrenadores recomiendan «pasarse» a una dieta paleo, que incluye carnes magras y pescado, frutas y verduras, frutos secos y semillas, según una investigación publicada en 2008. Todos estos alimentos se conseguían mediante la caza y la recolección.

¿Cómo es una sesión de paleotraining?

Como primera medida, debes saber que una clase de paleotraining no busca marcas deportivas, competir entre personas ni nada por el estilo. Esta disciplina se centra en superarse a uno mismo y conseguir realizar los movimientos «básicos» del hombre de una manera dinámica y más natural.

Por ejemplo, uno de los ejercicios estrella del paleotraining es el «salto de rodillas». Lo primero que debes hacer es apoyar las rodillas y las puntas de los pies en el suelo. Luego, poner la espalda bien recta y los brazos a los costados del cuerpo.

Con el envión del movimiento de los brazos hacia adelante, das un salto hasta quedar de cuclillas en el piso, es decir, con las plantas de los pies bien apoyados, las rodillas flexionadas, los glúteos hacia abajo y el torso levemente hacia adelante. Para equilibrarte, tendrás que poner los brazos por delante del cuerpo.

Además, tampoco faltan las flexiones de brazos en el paleotraining, y las hay de diferentes tipos. Estas abarcan desde las inclinadas —con las manos juntas delante del cuerpo— hasta las voladoras —con los brazos lo más separados posible—.

Finalmente, los ejercicios de tracción se hacen con barras o sogas; estos movimientos permiten trabajar muy bien los brazos y la espalda. También hay lanzamientos y hasta caminatas «especiales», por ejemplo, sobre una barra o dando zancadas.

El paleotraining se enfoca en ejercicios básicos pero exigentes.

¿Creías que no ibas a hacer sentadillas en este entrenamiento? ¡Pues sí! También están incluidas, con diferentes aperturas de piernas y también con saltos. Tampoco faltan los burpees para la sección de ejercicios de tirarse al suelo.

Prueba el paleotraining para mejorar tu forma física

En definitiva, el paleotraining es una excelente manera de entrenar volviendo a nuestros orígenes y, a su vez, de trabajar los principales músculos y funcionalidades como seres humanos.

Como siempre, ten en cuenta que se trata de una actividad física más y, como tal, demanda una buena preparación, entrada en calor y estiramientos posteriores. Por supuesto, la asesoría de instructores capacitados también es fundamental para conseguir buenos resultados y disminuir el riesgo de sufrir lesiones.

Te podría interesar...
5 consejos para ser más ágil en los entrenamientos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 consejos para ser más ágil en los entrenamientos

Para ser más ágil, tienes que ir a entrenar descansado, hacer trabajo previo en casa y estar psicológicamente centrado, entre otras cosas.