¿Cuál es la frecuencia para practicar yoga?

06 Abril, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por Periodismo deportivo Yamila Papa Pintor
La frecuencia para practicar yoga dependerá de muchos factores. Uno de ellos es el objetivo de cada persona, así como el tiempo del que dispone. ¡Pero hay beneficios de cualquier manera!

Podríamos decir que todo depende de los objetivos de cada uno, pero también es verdad que la frecuencia para practicar yoga va cambiando según la experiencia que se tenga o cuánto nos gusta la actividad.

Si bien no hay una respuesta universal a esta pregunta, podemos determinar cada cuánto practicar el yoga teniendo en cuenta otros aspectos. ¿De cuáles se trata?

Preguntas frecuentes sobre yoga para principiantes

Querer saber la frecuencia para practicar yoga es una de las tantas preguntas que se hacen aquellos que nunca han estado en una clase, o bien de los que se anotaron en una y les gustó. Antes de hablar de la cantidad de veces por semana para hacer este ejercicio, es necesario conocer otros detalles muy importantes de la disciplina:

1. ¿Todos pueden practicar yoga?

Ver un vídeo o una imagen de alguien practicando yoga nos puede asustar un poco. Puede que digamos «esto no es para mí» o «no tengo tanta flexibilidad». Pero la buena noticia es que… ¡el yoga se adapta a cada persona!

Todos pueden practicarlo teniendo en cuenta sus habilidades y también sus restricciones. Sin edades, sin pesos, sin condiciones.

2. ¿Para qué sirve el yoga?

Tendríamos que escribir páginas y páginas sobre los beneficios del yoga. Para destacar solo los más «importantes»: mejora la postura y equilibrio, refuerza los huesos, tonifica y moldea el cuerpo, tranquiliza la mente, nos hace tener mayor conciencia del cuerpo y fortalece los músculos.

Pareja realizando estiramientos para la zona lumbar.

3. ¿Qué necesitamos para comenzar?

¡Ganas de empezar! Básicamente, es lo único que precisamos, estar predispuestos a hacer una clase y conectarte con uno mismo. En cuanto a la ropa, es necesario que sea cómoda y sencilla, que no apriete en ningún sitio y que te permita mover con facilidad. Si no tienes una mat —colchoneta para yoga—, puedes hacer en el suelo o en el césped.

¿Cuál es la frecuencia para practicar yoga recomendada?

Hablaremos de menor a mayor en cuanto a frecuencia para practicar yoga. Es preciso dejar en claro que se puede hacer pocas veces y aún así mejorar y disfrutar de sus beneficios.

1 sesión por semana

Con solo una hora a la semana de práctica, esta disciplina ancestral nos ofrecerá mucho más de lo que podemos creer. Incluso esto es lo que se recomienda cuando recién se está empezando con las clases.

Hacer una vez por semana es mejor que no hacer nada, eso está claro. Y los efectos de esta disciplina se verán reflejados en el ánimo y en la concentración. Además, una vez por semana será suficiente —al principio— para aprender a prestar atención a una sola cosa, vivir el tiempo presente, aliviar un dolor puntual y reducir el estrés.

2 o 3 veces por semana

Hacer yoga en varios días sería el siguiente paso, es decir, lo que se espera que hagamos después de cierto tiempo practicando 1 día por semana. Esto ayudará a que el cuerpo se vaya adaptando a los nuevos movimientos y que los efectos sean aún más notorios.

Claro, porque si antes sentíamos la tranquilidad posclase una vez a la semana pero ese efecto desaparecía tras dormir, al practicar por ejemplo los lunes, miércoles y viernes lo notaremos en más ocasiones. ¡Y será una sensación maravillosa!

Grupo de personas realizando una rutina de cardio yoga.

Más sesiones o más dificultad

Seguramente para el momento en que estamos practicando 3 veces por semana, querremos avanzar un poco más. Así, tenemos 2 opciones: sumar días o añadir complejidad.

Si optamos por lo primero, pasaríamos a hacer yoga 5 veces a la semana. ¿Es demasiado? Tal vez podamos pensar eso ahora, pero con el tiempo no parecerá tanto. Además, es posible reducir el tiempo de clase. Si antes hacíamos sesiones de una hora, podemos reducir a 45 minutos.

La frecuencia para practicar yoga depende de cada persona

Aumentar las horas de yoga que se practican no es para nada imposible, y no hace falta convertirse en un yogui viviendo en medio de la montaña o en un templo para aprovechar esta disciplina a diario.

Podemos dedicarle 20 minutos al día a hacer yoga —por ejemplo, antes de dormir o al levantarnos— o bien realizarlo con más frecuencia. En cualquier caso, siempre es fundamental contar con la guía de un instructor capacitado. ¡Los efectos son maravillosos y no querremos dejarlo por nada del mundo!

  • Moratalla S. 2019. El yoga: estrategia para la mejora de la convivencia y de la participación activa en la vida social de la institución educativa en la etapa de educación inicial. http://www.scielo.org.pe/scielo.php?pid=S1019-94032019000200006&script=sci_arttext
  • Díaz Gómez, N. 2015. El yoga y la meditación como terapia para el control del estrés en adolescentes. Facultad De Ciencias de la Salud, Universidad de La Laguna, Tenerife. https://riull.ull.es/xmlui/bitstream/handle/915/2201/El+yoga+y+la+meditacion+como+terapia+para+el+control+del+estres+en+adolescentes.pdf;jsessionid=C853EDAF96C3ED1E267B10BE26C1A033?sequence=1