Beneficios del baile para la salud física y mental

24 Abril, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon
El baile es una actividad ideal para encontrar el bienestar físico y mental. Se trata de un ejercicio tan completo y variado que es difícil encontrar a alguien que lo abandone una vez que lo ha probado.

El baile es una actividad extremadamente placentera y beneficiosa para la salud física y mental. Tanto es así que resulta atractiva para la mayoría de la gente, sin importar su edad o condición física.

Existen multitud de estilos para bailar, tantos como géneros musicales. Por esa razón, es difícil no encontrar un estilo que resulte atractivo para cada persona. Hay algunos más enérgicos y otros más tranquilos, pero ambos tienen el poder de mejorar tanto el estado físico como el bienestar psicológico.

¿Por qué es bueno el baile para la salud física y mental?

Una de las grandes ventajas del baile es que no hace falta ser un experto o tener un equipamiento especial para practicarlo, sino tan solo dejarse llevar por el ritmo y echarle buena actitud. Si aun así tienes dudas, a continuación profundizamos en los beneficios del baile para la salud física y mental.

1. Es una manera de expresar las emociones

Es bien conocido el poder que tiene la música para conectar con la parte más emocional de un individuo. Tan solo con escuchar determinadas canciones, es posible identificarse con la letra y sentir cosas.

No obstante, en el caso del baile no solo es posible sentir emociones, sino también expresarlas. Bailar es unir el movimiento corporal con la letra o el tempo de la música, de manera que se puedan contar historias, ideas o sentimientos.

Esto puede ser un recurso de gran ayuda para todas aquellas personas que encuentran difícil expresar sus emociones con las palabras. No siempre es fácil verbalizar lo que uno siente, pero la expresión emocional es una parte fundamental de la salud mental. Por tanto, el baile como ejercicio catártico es extremadamente beneficioso para encontrarse mejor.

Las clases de baile pueden ser un buen ejercicio para anticoagulados.

2. Potencia los procesos cognitivos

Bailar como actividad física requiere estar alerta y activar todos los procesos cognitivos. Desde la percepción hasta la memoria, incluyendo la coordinación o la toma de decisiones, el baile pone a prueba todos los recursos mentales de la persona.

Se ha investigado acerca del efecto positivo que tiene el baile sobre la memoria espacial. A este respecto, en un estudio realizado por profesionales la Universidad de Almería se encontró que los bailarines tenían mejor memoria espacial y funciones ejecutivas que las personas sedentarias.

Este hallazgo significa que las personas que practican baile son capaces de recordar mejor la información procedente del espacio. Asimismo, tienen más aptitud para organizarla y planificar secuencias de movimientos.

3. Mejora la seguridad en uno mismo

Cuando uno baila, es capaz de transformarse en una persona poderosa y demostrar sus cualidades físicas a través de una coreografía. Esos pequeños cambios, que pueden resultar sutiles, en realidad tienen mucho poder para cambiar la imagen que una persona tiene de sí misma.

La danza es una de las actividades más eficaces para aumentar la confianza en uno mismo. Esto se produce en parte porque los cambios en la imagen corporal —la reducción de la grasa corporal y el aumento de la masa muscular— se perciben de manera positiva.

Este cambio positivo viene motivado porque se adquieren nuevas habilidades y destrezas como consecuencia del aumento en la fuerza y flexibilidad. Pocas cosas son mas satisfactorias que comprobar por uno mismo que es posible hacer movimientos que antes se veían como imposibles.

4. Potencia el control sobre el cuerpo

Uno de los beneficios del baile para la salud física y mental es que se aprende a usar el cuerpo de otra manera. Normalmente no se suele tener muy desarrollada esta conciencia corporal, pero si se pone esfuerzo por potenciarla, se obtendrán beneficios importantes.

La mejora de la conciencia corporal es uno de los beneficios del baile para la salud física y mental.

El más evidente es que se tendrá un mayor control sobre las diferentes partes del cuerpo. Esto significa que, a la hora de ejecutar un movimiento, este será más preciso y se podrá realizar con menos esfuerzo, ya que la tensión muscular se canalizará más eficientemente.

No lo pienses más y déjate llevar por el ritmo de la música

Cualquier persona que se anima a probar el baile al principio se siente como un robot incapaz de hacer movimientos fluidos y elegantes. Es normal, tan solo es el efecto de la tensión y los nervios por aprender algo nuevo. Tan pronto como te dejes llevar, empezarás a notar todos los beneficios del baile en el cuerpo.

Por último, recuerda que los beneficios del baile van más allá de lo que es la salud física y mental estrictamente. Gracias a la danza, es posible conocer a otras personas con gustos similares y compartir con ellas momentos muy especiales, por lo que la salud social también se verá fortalecida.

  • Rueda Fernández, A. (2017). Evaluación de la memoria espacial y funciones ejecutivas en personas que practican baile.