El tapering en el deporte

El tapering se realiza con el único objetivo de que los deportistas alcancen su mejor estado físico y psicológico el día de la competición. Descubre cómo implementarlo.
El tapering en el deporte
Marcos Castro Alonso

Escrito y verificado por el especialista en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte Marcos Castro Alonso.

Última actualización: 22 noviembre, 2022

En ciertos tipos de modalidades deportivas, tanto la programación como la planificación de los entrenamientos, se realizan con el único objetivo de que los deportistas alcancen su mejor estado físico y psicológico el día de la competición.

Realizar un buen tapering en disciplinas como el atletismo o el ciclismo, ayudará a que los deportistas alcancen el rendimiento óptimo en fechas señaladas en el calendario. En el artículo de hoy, descubriremos en que consiste el tapering, las modalidades deportivas compatibles con él, así como otros factores clave, para que los deportistas alcancen esos picos de rendimiento óptimos.

¿Qué conocemos por tapering?

Además del físico, es importante preparar la mente para una maratón.
El tapering es frecuente en el atletismo para llegar de la mejor manera a la competición.

Cuando un deportista o deportistas están preparando una competición, durante el periodo preparatorio buscan preparar a todo su organismo para rendir de la manera más óptima “el día D”, o lo que es lo mismo, el día de la competición o pruebas más importantes. El tapering, es el periodo de tiempo, que va desde que el deportista termina el último macrociclo preparatorio, hasta el día de competición.

Podemos decir que es un “pequeño microciclo” antes de la competición principal. En este periodo sin actividad competitiva, lo que busca el preparador, es manipular los componentes de la carga de entrenamiento antes de la competición.  Su único objetivo será que el deportista se encuentre en las mejores condiciones a la hora de competir.

¿Puede cualquier modalidad deportiva ser compatible con el tapering?

La respuesta es no. Este tipo de planificación deportiva, se adapta unicamente a las modalidades deportivas que tan solo tienen uno, o como mucho, dos picos de forma competitivos a lo largo de loa temporada. Se puede adaptar casi a cualquier disciplina cuyo componente principal sea la resistencia aeróbica como la anaeróbica. Algún claro ejemplo de ello, sería la natación o incluso el triatlón.

¿Qué objetivos se buscan con un buen tapering precompetitivo?

  1. Se busca que el deportista alcance y asimile el ritmo de competición
  2. En determinadas disciplinas se busca automatizar los gestos competitivos, como es el caso de las transiciones en triatlón
  3. Lograr la reducción de la fatiga acumulada en el último macrociclo de entrenamiento, sin llegar a perder no más de un 10% del nivel de rendimiento debido al descanso.
  4. Gracias a este descanso anteriormente mencionado, alcanzar la supercompensación, última fase del síndrome general de adaptación (SGE).
  5. Lograr un nivel psicológico óptimo, alcanzando la motivación adecuada. Realizar ejercicios de visualización de la prueba, son una buena herramienta para obtener un estado mental óptimo.
  6. Repasar y comprobar el estado del material que se empleará el día de la competición
  7. Con la ayuda del equipo médico y de fisioterapeutas, asegurarse de que no existe alteración alguna tanto a nivel metabólico como físico.

Las claves del período de tapering

Atletas se preparan para una carrera en atletismo.
El tapering suele extenderse durante dos semanas antes de la competencia.

Como señalamos anteriormente, el tapering es ese periodo de tiempo antes de la competición que permite al deportista llegar en las condiciones óptimas en el momento clave de la temporada. A la hora de planificar este periodo, es necesario tener presente una serie de aspectos que detallamos a continuación:

  • La duración estimada del periodo de tapering dependerá un poco de la disciplina, así como de la distancia de competición. Por lo general estaríamos hablando de un periodo de 2 semanas de duración.
  • En lo referente a la intensidad y la frecuencia de entrenamiento durante el tapering tendrá una serie de características propias. El número de entrenamientos debería ser el habitual, mientras que el nivel de intensidad, se deberá mantener la intensidad competitiva en al menos 1 de cada 3 sesiones. En ningún caso, pese a lo que muchos podáis pensar, no deberemos disminuir en gran medida la intensidad de los entrenamientos.
  • El volumen sí que se verá modificado sustancialmente. A medida que se aproxime la competición deberemos ir reduciendo y de manera progresiva el volumen de entrenamiento, a diferencia de la intensidad y la frecuencia que permanecían estables.
  • En lo referente al tipo de entrenamiento a realizar durante este periodo, Gibala en uno de sus trabajos, afirma que si antes del microciclo de tapering realizamos un periodo de sobrecarga, el rendimiento competitivo será mejor que de no hacerlo.

Otros factores que deberemos dominar para tener un buen tapering

A parte de las claves anteriormente mencionadas, existen una serie de factores, que también deberemos de tener presente si queremos realizar un buen tapering antes de la competición:

  • Realizar actividades que nos permitan desconectar del objetivo competitivo principal. Algunas claros ejemplos pueden ser, leer, ir al cine, pasar tiempo con la familia, o cualquier tipo de actividad moderada, que nos permita desconectar del foco de atención a la competición.
  • Seguir unas pautas nutricionales adecuadas, y al mismo tiempo, probar a ingerir geles o barras energéticas que se puedan ingerir durante la competición para observar como nuestro cuerpo las asimila. El día de la competición nunca será un banco de pruebas a nivel nutricional. Además a medida que se acerca el periodo competitivo, es necesario que cuidemos más aún el tema de la hidratación para poder llegar en condiciones adecuadas “el día D”.
  • Por último, y tal como afirma Lastella en uno de sus trabajos, sería conveniente dormir entre 8 y 9 horas. De este modo, si el día anterior a competir se duerme menos, la sensación de fatiga por este motivo no debería de aparecer.

Conclusiones

Como hemos podido observar el tapering competitivo es un concepto que tiene suma importancia en ciertas disciplinas deportivas como la natación o el atletismo. Cuidar todos los detalles que estén a nuestro alcance, en las semanas previas a la competición, ayudarán a que los objetivos que nos hemos marcando con anterioridad, estén más cerca.

Ahora ya no tienes excusas para saber como debes afrontar, el periodo previo a la competición. Entonces, ¿a qué esperas para poder llevarlo a cabo? El poder, está en tus manos.

Te podría interesar...

¿Cómo preparar una competición de natación?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo preparar una competición de natación?

El día antes de una competición de natación hay que tener en cuenta una serie de pautas para después ofrecer un buen rendimiento.

 

 

 



  • Gibala MJ, MacDougall JD, Sale DG. (1994) The effects of tapering on stregth performance in trained athletes. Int J Sports Med; 15(8):492-497
  • Lastella, M., Roach, G. D., Halson, S. L., & Sargent, C. (2015). Sleep/wake behaviours of elite athletes from individual and team sports. European Journal of Sport Science, 15(2), 94–100.