Remo Pendlay: lo que debes saber

El remo Pendlay fue creado por un entrenador olímpico y se caracteriza por ser muy explosivo y rápido. ¡Ideal para trabajar la espalda!
Remo Pendlay: lo que debes saber
Yamila Papa Pintor

Escrito y verificado por la periodista deportiva Yamila Papa Pintor el 25 noviembre, 2021.

Última actualización: 25 noviembre, 2021

¿Quieres trabajar la fuerza y sobre todo la espalda? Sí es así, cualquier ejercicio de remo es perfecto para ti. Hay muchas variedades, como por ejemplo el remo Pendlay.

El remo Pendlay es un ejercicio cada vez más popular, debido a que protege la zona lumbar y aumenta tanto la fuerza como la masa muscular. A continuación, te contamos todo al respecto.

¿Cuántos tipos de remo existen?

Nadie puede negar que el remo es el «rey» en cuanto a entrenamiento de espalda. Y lo mejor de todo es que tenemos muchas opciones disponibles para no aburrirnos y no acostumbrar a los músculos.

Puedes incluir un tipo de remo cada día que entrenas e ir alternando para agregarle «más acción» a tu rutina. Al momento de elegir la variedad, tienes a disposición:

1. Remo con barra

Es el remo «conocido de toda la vida». Se realiza con el torso inclinado a 45° como mínimo. El agarre en este caso es prono, es decir, con los nudillos mirando el rostro. En cuánto a la barra, puedes seleccionar la cantidad de discos que quieras y que puedas soportar.

Desde la posición indicada, el ejercicio consiste en acercar la barra al cuerpo, casi a la altura del ombligo. Es importante hacer la fuerza con los músculos de la espalda y dejarla recta al momento de la ejecución.

El remo con barra trabaja tanto la espalda baja como la media de forma completa. A su vez, este ejercicio también activa los erectores espinales.

2. Remo supino

El remo con barra supino es un buen ejercicio para la espalda.

Es igual al anterior, es decir que se hace con barra, pero lo que cambia es el agarre. En esta ocasión, lo harás con los puños mirando hacia ti, es decir que los codos irán hacia atrás. De esta manera, estarás trabajando más los bíceps y los antebrazos.

3. Remo con mancuernas

Mujer aprovecha la motivación de la música en el entreno.

Aquí harás de a un brazo por vez y tendrás que apoyarte en un banco. Un modo de trabajo unilateral que te ayudará a prestar más atención a la técnica y a ir despacio. El core toma protagonismo porque debe activarse para evitar la depresión lumbar.

4. Remo en T

Para esta variedad del remo, necesitarás un punto de apoyo para encajar la barra en el caso de que no tengas una máquina específica. El remo en T nos da la posibilidad de elegir diferentes tipos de agarres.

Básicamente, el ejercicio se realiza en la misma posición que la primera variante mencionada con anterioridad, pero con una sola barra, que se ubica entre las piernas. Desde allí, se tira hacia arriba haciendo fuerza con la espalda.

5. Remo Gironda

Mujer que cuida la postura al hacer remo sentada.

Este ejercicio fue inventado por Vince Gironda —de allí el nombre—, más conocido como The Iron Guru. Para hacerlo, hay que sentarse y usar una polea baja. El agarre puede ser de la forma que quieras.

6. Remo Kroc

Este trabajo de remo también fue bautizado en honor a su creador, Matt Kroczaleski. En realidad, no es un «simple» ejercicio de remo, sino la ejecución del remo isolateral con mancuerna mencionado antes, pero que incluye muchas repeticiones y mucho peso.

7. Remo Yates

El remo Yates lo ideó Dorian Yates. En este ejercicio, el torso se coloca casi erguido por completo. Es elegido por los que quieren trabajar los dorsales, aunque demanda una buena técnica para su ejecución. Te recomendamos realizarlo bajo la supervisión de un entrenador.

¿Y cómo es el remo Pendlay?

El octavo tipo de remo es el que da título a este artículo. Lo ha inventado un entrenador de levantamiento olímpico llamado Glenn Pendlay y, por supuesto, le puso su apellido a este ejercicio más que explosivo, en el que el torso queda paralelo al suelo.

La carga pesada se levanta en un recorrido corto y, tras cada repetición, se deja la barra en el suelo. Es un ejercicio ideal para ganar fuerza y, sobre todo, explosividad.

Para hacerlo, deja la barra por delante, flexiona las rodillas y tómala con ambas manos. Los glúteos quedan hacia afuera y la espalda recta. De a poco, estiras las piernas para ir subiendo la barra e irguiendo el torso, sin arquear la espalda.

Mujer realizando ejercicio de remo Pendlay.

El movimiento de brazos debe ser rápido y la barra ha de tocar el pecho en un segundo. Lo mismo sucede al descenderla. Entre cada repetición, puedes dejar pasar 2 o 3 segundos.

Remo Pendlay, un ejercicio de potencia del tren superior

Sin dudas, el remo Pendlay es un ejercicio imprescindible para la espalda. Si bien la técnica es sencilla en la teoría, lo cierto es que requiere de algo de entrenamiento. La subida es lo más difícil. Se recomienda comenzar con poco peso, menos que cualquier otro que hagamos con los demás tipos de remo.

La subida es «de un tirón». Descansarás un segundo o dos y luego prácticamente arrojas la barra al suelo, como hacen los levantadores olímpicos. Así que, ya lo sabes, si estás buscando un ejercicio rápido y explosivo, que te evite las repeticiones eternas, el remo Pendlay es lo que debes añadir a tu rutina.

Te podría interesar...
¿Cuáles son los beneficios del remo?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cuáles son los beneficios del remo?

Los beneficios del remo son numerosos y se deben a la alta necesidad de energía que requiere el organismo para llevarlo a cabo.