4 tipos de contracción muscular

Antes de elaborar y ejecutar cualquier rutina de entrenamiento, es aconsejable conocer los tipos principales de contracción muscular. De esta manera, los ejercicios tendrán mayor sentido.
4 tipos de contracción muscular
Andrés Felipe Cardona Lenis

Escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis el 21 abril, 2021.

Última actualización: 21 abril, 2021

Para las personas inmersas en el mundo del entrenamiento deportivo, se vuelve necesario conocer los tipos de contracción muscular, su funcionamiento y la importancia que poseen dentro del organismo.

No solo es importante por el mero hecho de conocer en qué consisten, sino porque es relevante saber a qué se somete el organismo al momento de realizar ejercicio físico. Procura diseñar y llevar a cabo tus rutinas de entrenamiento con los conocimientos y las bases teóricas suficientes. ¡No lo olvides!

Tipos de contracción muscular

Los músculos realizan movimientos voluntarios e involuntarios, los cuales dependen del tipo de músculo que los conforman y la región que los controla. Por ejemplo: el sistema nervioso central (SNC), específicamente el cerebro, se encarga de controlar los movimientos voluntarios. Por su parte, la médula espinal se enfoca en los arcos reflejos o movimientos involuntarios.

Dentro de los movimientos de los músculos, sobresalen diferentes tipos de contracción muscular, que pueden ser clasificadas según su estímulo o movimiento. Incluso algunos se catalogan como contracción solo con ejercer tensión sin movimiento.

Contracción isométrica

La contracción isométrica hace referencia a la posición estática del músculo en conjunto con una gran tensión. En esta no se evidencia alargamiento ni acortamiento del músculo involucrado, por lo tanto, mantiene su longitud.

Con base en lo anterior, este tipo de contracción también se denomina «estática» y es mucho más común de lo que se cree. Incluso muchos de los ejercicios que se ejecutan a diario se incluyen en ella.

Mujer haciendo plancha de antebrazos como parte de una rutina TRX para principiantes.

Un ejemplo claro es la plancha isométrica o convencional. Al momento de ejecutarla, se mantiene el cuerpo quieto y los músculos se someten a una tensión constante.

Contracción isotónica

Dentro de los tipos de contracción muscular, la isotónica se considera la antítesis de la isométrica. En esta sí existe movimiento muscular y, por ello, la longitud de cada músculo involucrado se modifica de forma constante.

Además, es la contracción más utilizada en el día a día, gracias a los movimientos del cuerpo en general.  En esta contracción existen 2 subtipos principales: la excéntrica y la concéntrica.

  • Contracción excéntrica: hace referencia a la extensión del músculo posterior a la ejecución de un movimiento. Va desde el acortamiento hacia el alargamiento de manera paulatina. Se evidencia al momento de extender el brazo, por ejemplo, pero con una tensión constante en este.
  • Contracción concéntrica: ocurre de forma contraria a la excéntrica. Aquí se produce la contracción desde el alargamiento hacia el acortamiento, paulatinamente. Al flexionar el brazo con una tensión constante en el músculo, se puede notar dicho subtipo.

Contracción isocinética

La contracción isocinética es bastante similar a la isotónica, debido a las características que comparten. Incluso, suelen ser confundidas con regularidad.

Este tipo de contracción hace referencia al acortamiento y alargamiento de las fibras musculares, pero de manera uniforme y constante. Es decir que la velocidad de la contracción no debe generar cambio alguno, ni disminuir, ni aumentar.

La diferencia principal con respecto a la contracción isotónica es la uniformidad. Mientras la isocinética es constante, la isotónica no requiere uniformidad en su velocidad. Usualmente, este tipo se presenta en el gesto técnico del remo.

Joven realizando ejercicio anaeróbico con una máquina de remo.

Contracción auxotónica

Para culminar con los tipos de contracción muscular principales, se hace necesario mencionar la auxotónica. Dicho tipo es la combinación de la contracción isotónica y la isométrica. En esta convergen ambas como un todo; la isotónica es la primera en hacer presencia y la isométrica es la que culmina la contracción auxotónica.

Suele darse en ejercicios en los que se emplean bandas elásticas. Por ejemplo: empiezas estirando la banda con un brazo, allí se presenta la isotónica. Inmediatamente después, debes sostenerla en un punto fijo, y en ese momento se evidencia la isométrica.

Asesoramiento sobre los tipos de contracción muscular

Es probable que aun al realizar ciertos ejercicios tengas dudas sobre qué tipos de contracción muscular estás haciendo. Sin embargo, no debes preocuparte, todo lo contrario. Busca asesoramiento profesional para comprender con mayor detalle y profundidad el tema.

Recuerda que es relevante saber de qué manera se comporta el organismo mientras haces ejercicio, pero el conocimiento no se adquiere de forma mágica. Tanto un entrenador como un fisioterapeuta podrán guiarte y aclarar cualquier tipo de duda que tengas al respecto.

It might interest you...
3 beneficios de beber agua mineral
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
3 beneficios de beber agua mineral

El agua mineral es el mejor líquido que se puede beber para mejorar la hidratación en el organismo y asegurar un buen estado de salud.



  • Sachlos, E., & Auguste, D. (2008). Contracción Muscular. In Biomaterials.
  • Rasch, P. J. (1994). Fisiología de la contracción muscular. Kinesiología y Anatomia Aplicada.