4 tips para el entrenamiento de fuerza

Si estás por comenzar o ya realizas un entrenamiento de fuerza, te aconsejamos poner en práctica estos tips. Además, recuerda ser paciente y no rendirte para conseguir tus objetivos.
4 tips para el entrenamiento de fuerza
Andrés Felipe Cardona Lenis

Escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis el 23 noviembre, 2020.

Última actualización: 23 noviembre, 2020

Existen muchos tips para el entrenamiento de fuerza que pueden ser de gran ayuda para estas rutinas. El desarrollo de esta capacidad física es muy importante para el organismo, no solo por una cuestión de salud, sino porque puede ofrecer una gran mano a la hora de realizar cualquier actividad cotidiana.

Para desarrollar la fuerza, debes comenzar por comprender la estrecha relación que tiene con los diversos grupos musculares del cuerpo. En pocas palabras, para entrenar la fuerza, necesitas trabajar cada uno de tus músculos de la manera indicada.

Con esta finalidad en mente, es necesario tener en cuenta los consejos que te pueden brindar los profesionales en el área del entrenamiento o aquellos deportistas con experiencia en el tema. A continuación, queremos presentarte algunos de ellos.

Tips para el entrenamiento de fuerza

Uno de los primeros aspectos para tener en cuenta es la planificación del entrenamiento. Existen muchas rutinas grupales con objetivos específicos, pero para el desarrollo físico óptimo, lo más recomendable es contar con una rutina personalizada.

Aparte de este consejo, existen muchos otros tips que puedes poner en práctica con el fin de potenciar tu entrenamiento de fuerza. Toma nota:

Desoír los mitos o las malas recomendaciones

Muchas personas sugieren tips para el entrenamiento de fuerza desde el desconocimiento. Dentro de estas recomendaciones se encuentra la de elevar la cargar de forma repentina con el fin de estimular el músculo.

Los grupos musculares necesitan peso para verse estimulados, pero no de manera repentina. Por ejemplo, si te sugieren pasar de 20 kilogramos a 50 de una serie a la otra, lo único que conseguirás es una lesión en el músculo.

Los tips para el entrenamiento de fuerza permiten, entre otras cosas, prevenir lesiones.

Ten cuidado con este tipo de consejos. No es malo desconocer, y si es tu caso y tienes dudas frente a este tipo de recomendaciones, busca ayuda.

Centrarse en la técnica

Antes de comenzar a avanzar con las cargas, debes corregir la técnica de los ejercicios. No debes tomarte a la ligera la rutina y mucho menos ser impaciente; los resultados con respecto a la fuerza pueden tardar más de lo esperado.

Sin embargo, puedes aprovechar las primeras semanas para centrarte en la técnica. Es decir, fijate de qué manera te paras, cómo realizas los movimientos y dónde ubicas cada parte del cuerpo.

Asimismo, un tip muy útil para el entrenamiento de fuerza es comenzar con el propio peso corporal. Esto no solo te ayuda a disminuir el riesgo de lesión debido a un mal movimiento, sino que te hará mejorar de manera considerable.

No olvidarse de la respiración y el tiempo

Si de tips para el entrenamiento de fuerza se trata, no se puede dejar afuera la respiración y el manejo del tiempo. Aunque parece lógico respirar mientras realizas un ejercicio, muchas personas suelen hacerlo mal o se dedican a aguantar la respiración.

Así como la técnica, te aconsejamos aprender a manejar la respiración. Si lo logras, la sangre oxigenada llegará a cada uno de los músculos y el desarrollo de la fuerza se verá beneficiado.

Además, el tiempo de cada repetición también es muy importante. No lo hagas de afán: tómate al menos tres o cinco segundos en cada repetición para comenzar la próxima.

Encontrar un equilibrio entre regularidad y descanso

Hombre realizando entrenamiento de fuerza en el gimnasio.

Si te la pasas de descanso en descanso, el cuerpo jamás podrás generar un hábito. Así, ni la fuerza ni ningún otra capacidad podrá estimularse. Lo mismo ocurre si te dedicas a entrenar de forma desmesurada; esto solo aumentará la probabilidad de lesión a causa del sobreentrenamiento.

Principiante o experimentado, este tipo de consejo jamás lo puedes pasar por alto. Encontrar el equilibrio entre regularidad y descanso debe ser algo que se estime dentro de la planificación de la rutina personalizada. Claro está, puedes hacer modificaciones, pero debes asesorarte con el profesional que te ayudó desde el principio.

El entrenamiento de fuerza requiere voluntad

Además de todos los tips para el entrenamiento de fuerza que puedan ofrecerte, también es necesario que pongas de tu parte. La fuerza no es solo física, también es psicológica, y es aquí el momento en que la voluntad debe ponerse a prueba.

Fíjate en otras personas con un proceso más adelantado que el tuyo. Puedes convertirlas en ejemplos para seguir, pero sin desesperarte y querer los resultados de la noche a la mañana.

Por último, comprende que el desarrollo muscular también depende de diversos factores como la genética y la alimentación. Jamás los pierdas de vista y asesórate con profesionales siempre que desees hacer cambios en tu dieta.

Te podría interesar...
Problemas médicos asociados a las competencias de ultrarresistencia
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Problemas médicos asociados a las competencias de ultrarresistencia

Los problemas médicos que se asocian a las competencias de ultrarresistencia son variados. Suelen ser benignos, pero no deben subestimarse.



  • Bosco, C. (2000). La fuerza muscular : aspectos metodolâogicos. In Rendimiento deportivo.
  • Rosa Guillamón, A. (2013). Metodología de entrenamiento de la fuerza. Lecturas: Educación Físicas y Deportes.
  • Ortiz Oria, V. (1996). Entrenamiento de fuerza para la salud. Apunts. Educación Física y Deportes.