¿Cómo actúan los diferentes edulcorantes?

Los edulcorantes se utilizan a menudo para sustituir al azúcar en los productos ultraprocesados. Sin embargo, son aditivos que podrían causar perjuicios sobre la salud.
¿Cómo actúan los diferentes edulcorantes?
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias el 04 octubre, 2021.

Última actualización: 04 octubre, 2021

Existen muchos tipos de edulcorantes artificiales distintos. Estos son aditivos que se usan para sustituir al azúcar y generar sabor dulce sin incrementar las calorías de la preparación. Ahora bien, no todos son iguales. Te vamos a explicar como actúan los diferentes edulcorantes, ya que no todos provocan los mismos efectos sobre el organismo.

Lo primero que hay que dejar claro es que todavía existen muchas incógnitas respecto a la salubridad de estos productos a largo plazo. Faltan investigaciones que confirmen si realmente suponen un riesgo para la fisiología del cuerpo humano y para el funcionamiento de ciertos órganos. Incluso a corto plazo, estos han demostrado provocar ciertas alteraciones.

Los edulcorantes impactan sobre la microbiota

La mayor parte de los edulcorantes interactúan con la microbiota intestinal, pero de un modo negativo. Su ingesta de forma regular reduce la densidad y la diversidad de las bacterias que habitan en los intestinos, lo que incrementa el riesgo de desarrollar problemas digestivos, según evidencia un estudio publicado en la revista EXCLI Journal.

No obstante, no todos impactan del mismo modo. Por ejemplo, la estevia parece el más seguro en este sentido, ya que es respetuosa con estas bacterias. Otros, como la sucralosa, provocan una alteración significativa de la microbiota, pero parecen no generar un incremento del riesgo de cáncer a medio plazo. Aun así, existen discrepancias al respecto.

Hay que destacar que muchos de los aditivos utilizados en los ultraprocesados industriales han demostrado aumentar la incidencia del cáncer en estudios realizados en animales, aunque los datos no sean extrapolables al ser humano. Aun así, solo este dato ya da lugar a la sospecha.

La stevia es uno de los tipos de endulzantes más utilizados en la actualidad.

Edulcorantes artificiales y riesgo de cáncer

Si bien las alteraciones sobre los microorganismos que habitan en el intestino son un problema de salud grave, todavía más preocupante es que los edulcorantes puedan promocionar el desarrollo de algunos tumores. Mucho se ha discutido al respecto durante los últimos años. Han salido a la luz ensayos contradictorios que hacían dudar de los productos más utilizados, como la sacarina.

De acuerdo con una investigación publicada en la revista Journal of Clinical Medicine Research, el consumo regular de edulcorantes artificiales podría incrementar la incidencia del cáncer de tiroides. Además, se sitúa al grupo de los polialcoholes como los más peligrosos; la estevia es considerado el aditivo que parece más seguro a medio plazo.

Entonces, ¿se deben consumir edulcorantes artificiales?

La gran pregunta de la actualidad es si se deben consumir edulcorantes artificiales en sustitución del azúcar. Está claro que una presencia elevada de los azúcares simples en la dieta provoca alteraciones metabólicas que perjudican la salud. Sin embargo, es posible encontrar ensayos que vinculan un riesgo similar a la ingesta de los aditivos.

A esto hay que sumarle que algunos podrían terminar por ser cancerígenos, aparte de impactar negativamente sobre la microbiota intestinal. Ya se sabe que alterar la configuración de las bacterias que habitan en el tubo trae consecuencias negativas para el organismo a corto y medio plazo.

Por este motivo, no existe consenso sobre cuál es la mejor solución. Parece que consumir productos con azúcar en el contexto del ejercicio físico sería lo más sensato. Si se promueve el entreno de fuerza, se paliarían los efectos nocivos de este nutriente, al tiempo que se podría aprovechar la energía que otorga.

El café se restringe en la dieta del metabolismo acelerado.

Si se opta por el consumo de edulcorantes artificiales, lo mejor es la prudencia. La estevia es la mejor opción y la sacarina ostenta cierta seguridad. Aun así, no es bueno abusar de ninguno de ellos. Lo ideal sería acostumbrarse poco a poco a comer alimentos con un sabor dulce menos intenso.

Los edulcorantes artificiales impactan sobre la salud

Como hemos comentado, los edulcorantes artificiales son capaces de provocar alteraciones en la fisiología del cuerpo humano. La mayor parte de ellos impactan sobre la microbiota, aunque algunos directamente incrementan la teratogénesis, lo que podría desencadenar en un cáncer a futuro. Por este motivo, hay que limitar su presencia en la dieta.

En última instancia, conviene tener cuidado con los etiquetados que aseguran que un producto no cuenta con azúcares añadidos, puesto que habitualmente concentra polialcoholes en grandes cantidades. No existe la obligación de declarar estos compuestos en el etiquetado frontal, solo en la lista de ingredientes, lo que puede dar lugar a confusión.

Te podría interesar...
Beneficios de la chía en el desayuno diario
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Beneficios de la chía en el desayuno diario

Incluir chía en el desayuno con frecuencia podría resultar muy positivo para la salud de los atletas y de las personas sedentarias.



  • Emamat, H., Ghalandari, H., Tangestani, H., Abdollahi, A., & Hekmatdoost, A. (2020). Artificial sweeteners are related to non-alcoholic fatty liver disease: Microbiota dysbiosis as a novel potential mechanism. EXCLI Journal, 19, 620–626. https://doi.org/10.17179/excli2020-1226
  • Singh, N., Singh Lubana, S., Arora, S., & Sachmechi, I. (2020). A Study of Artificial Sweeteners and Thyroid Cancer Risk. Journal of Clinical Medicine Research, 12(8), 492–498. https://doi.org/10.14740/jocmr4258