¿Cómo adaptarse al cambio de horario de invierno?

El invierno es una época dura para muchos. Aplica estos consejos para adaptarte al cambio de horario de invierno y combate el bajón de tu estado de ánimo.
¿Cómo adaptarse al cambio de horario de invierno?
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon.

Última actualización: 26 julio, 2022

El invierno es una estación en la que puede ser más complejo alcanzar un estado de ánimo positivo. La falta de vacaciones, el mal tiempo o los días con poca luz son las principales razones. Aún así, no estamos condenados a pasarlo mal durante el invierno si incorporamos los mejores consejos para adaptarse al horario de invierno.

La falta de luz solar es una condición del ambiente que tiene más influencia de la que se puede pensar. De hecho, existe un tipo de depresión estacional que aparece única y exclusivamente durante el invierno. Esto se debe a que la luz solar aumenta los niveles de vitamina D, implicada en la regulación del estado de ánimo.

A pesar de esto, es posible hacer cambios para sentirse mejor. Con tan solo introducir modificaciones en los hábitos diarios se obtienen resultados muy positivos. Por lo tanto, a continuación te diremos algunos consejos útiles y sencillos para que adaptarse al horario de invierno no sea dificultoso.

1. Adelanta la hora de levantarte y acostarte

Uno de los principales errores que comete la gente de forma no intencionada es tener el mismo ritmo de vida tanto en invierno como en verano. Cada estación tiene sus peculiaridades, por lo que es necesario adaptarse a los cambios que se presentan en cada solsticio.

El cambio más evidente es que en el invierno los días son más cortos. Las horas de luz dependen de la latitud del país, pero en líneas generales anochece a media tarde. Esto implica que es más difícil aprovechar las horas de luz natural y hacer planes al aire libre.

Sin embargo, existe un truco sencillo para aprovechar al máximo el día. Puedes adelantar el horario de todas las actividades y tareas. De esta manera, recibirás más rayos de luz. Madrugar y acostarse más pronto son dos aspectos clave para aprovechar cada día.

Consejos para dormir mejor.

2. Aumenta el triptófano en la dieta

Aunque durante el invierno haya más horas de oscuridad, esto no implica que se descanse mejor. Incluso, son habituales las quejas sobre trastornos del sueño en esta época.

La principal razón que explica esta aparente contradicción es que la oscuridad aumenta las horas de exposición a la luz artificial. Esto quiere decir que, a pesar de que sea de noche es más difícil descansar porque la luz artificial impide la síntesis de melatonina, la hormona que interviene en el descanso.

Para solucionar este problema existen dos soluciones. Por un lado, apagar las luces. Por el otro, incrementar la ingesta de alimentos que aumenten la melatonina. Entre estas dos alternativas, la segunda es más sencilla porque es viable y fácil conseguir.

Incorpora en tu dieta a los alimentos ricos en triptófano, una molécula precursora de la melatonina. Algunos ejemplos de ello son el chocolate negro, los frutos secos y el pescado azul.

3. Encuentra momentos de desconexión

El invierno puede llegar a ser una época dura, ya que hay una desproporción entre las horas que se trabaja y las que se descansa. A diferencia de las vacaciones de verano, las de invierno son más cortas y hay menos oportunidades para hacer planes recreativos.

Esto a largo plazo tiene consecuencias negativas sobre la salud mental. Adaptarse al horario de invierno no solo tiene que ver con procurar una buena salud física, sino también con garantizar un estado de ánimo positivo.

Es muy importante organizar los días para tener al menos una hora para dedicárselo única y exclusivamente a uno mismo. Ya sea para hacer ejercicio, quedar con amigos o meditar. Lo importante es que sea una actividad que se disfrute y resulte placentera.

Hacer yoga en la playa es sumamente beneficioso para la mente.

Siguiendo estos consejos el invierno no se hace cuesta arriba

El invierno no es la estación más agradable, pero esto no quiere decir que todo sea negativo. Al final depende de la interpretación de cada uno y ella estará muy marcada por la capacidad de adaptarse al horario de invierno.

Siguiendo estos consejos es más fácil adaptarse al horario de invierno y que no se hagan tan pesados los tres meses de duración. El cuerpo tiene una increíble capacidad para establecer hábitos y acostumbrarse a las rutinas, ya que responde muy bien cuando se instauran.

Por último, sé precavido antes de que empiece el malestar y aplica los cambios precozmente para adaptarte al invierno satisfactoriamente.

Te podría interesar...
¿Cómo mantenerse hidratado en invierno?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo mantenerse hidratado en invierno?

Mantenerse hidratado en invierno es una asignatura esencial cuando hablamos de evitar caídas del rendimiento deportivo a corto plazo.



  • Poza, J. J., Pujol, M., Ortega-Albás, J. J., y Romero, O. (2018). Melatonina en los trastornos de sueño. Neurología.