AINES y deporte: consecuencias de consumir antes de entrenar

¿Acostumbras consumir medicamentos antes de entrenar o planeas hacerlo? Te aconsejamos conocer las consecuencias que tiene esta combinación sobre el organismo en general.
AINES y deporte: consecuencias de consumir antes de entrenar
Andrés Felipe Cardona Lenis

Escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis.

Última actualización: 28 julio, 2022

Probablemente has escuchado sobre AINES y deporte, una de las combinaciones más practicadas y con una serie de consecuencias en el organismo. Más allá de ser mencionada o no, este tipo de combinación influye sobremanera en el rendimiento del entrenamiento y las competencias.

La palabra Aines hace referencia a los antiinflamatorios no esteroides, los cuales suelen ser consumidos por los deportistas, en su mayoría amateurs. Normalmente su consumo se lleva a cabo previo a los entrenamientos.

En ese orden de ideas, te enseñaremos cuáles son las principales consecuencias para el organismo y qué ocasiona su consumo regular.

Aines y deporte, consecuencias principales

Tal y como se mencionó anteriormente, los Aines hacen referencia a un grupo de medicamentos anti-inflamatorios no esteroides, los cuales no se encuentran prohibidos o no son considerados como dopaje.

Dentro de este grupo de medicamentos sobresalen el ibuprofeno y la aspirina. Usualmente su consumo regular se debe a los efectos que evitan la inflamación de los principales grupos musculares.

Sumado a lo anterior, este tipo de medicamentos también son consumidos antes de entrenar con el fin de amortiguar síntomas como dolor o fiebre. A pesar de ello, su consumo regular cuenta con una serie de consecuencias para el organismo, ¿las conoces?

Los antiinflamatorios no deben usarse de forma indiscriminada.
Las pastillas antiinflamatorias son consumidas con frecuencia por deportistas amateurs.

Mayor probabilidad de lesión

Consumir cualquier droga asociada con el Aines antes del entrenamiento eleva el umbral del dolor. Esto se debe a los componentes presentes en dichos medicamentos.

En ese orden de ideas, la probabilidad de que el cuerpo sufra alguna lesión, sobre todo a nivel muscular, es mucho mayor. Al tolerar niveles más elevados de dolor el cuerpo no cuenta con un mecanismo de síntomas para avisar que algo se encuentra mal.

Por lo tanto, el esfuerzo del cuerpo se eleva incluso ante la presencia de una lesión, pero el dolor es inhibido debido a la presencia del anti-inflamatorio en el organismo.

Provocar insuficiencia renal

La actividad física realizada durante el entrenamiento estimula el aumento de la frecuencia cardiaca. Por lo tanto, la presión arterial suele elevarse en niveles normales.

Sin embargo, la combinación de AINES y deporte incrementa de manera anormal los niveles de presión arterial. Especialmente si el medicamento que se consume es el ibuprofeno.

Sumado a lo anterior, el ejercicio también provoca la deshidratación paulatina del organismo.

Por lo tanto, la presión arterial elevada y la deshidratación pueden desbordar en una insuficiencia renal peligrosa. Lo más oportuno es evitar este consumo o llevarlo a cabo bajo supervisión médica.

Sufrir problemas gastrointestinales

Los problemas gastrointestinales suelen ser comunes durante el deporte, sea a la hora de entrenar o competir. Dichas alteraciones se deben a la irrigación sanguínea, la cual se dirige en mayor porcentaje a los músculos utilizados.

Algunos profesionales en el área de la salud afirman la digestión como un ‘lujo’ durante el esfuerzo físico. Por ello se aconseja no consumir ningún alimento de difícil digestión al entrenar.

Respecto al consumo de anti-inflamatorios, una de las consecuencias más graves se presencia en la mucosa del tubo digestivo y el estómago. Es probable que aparezcan erosiones o úlceras, así como una molesta sensación de ardor y quemazón a la altura del estómago.

Interrumpir la adaptación muscular

Otra de las consecuencias de la combinación de AINES y deporte se da durante la adaptación muscular al entrenamiento. El objetivo de entrenar de manera regular se centra en la adaptación de los músculos y el mejoramiento paulatino de las capacidades físicas.

A pesar de ello, consumir AINES antes de entrenar trae consecuencias nocivas para el desarrollo, tales como la interrupción de la adaptación muscular.

El dolor y la inflamación son factores que indican la adaptación del músculo. Normalmente son utilizados como indicadores con el fin de analizar cuál es el límite del cuerpo respecto a un estímulo específico.

No obstante, al consumir medicamentos como el ibuprofeno o la aspirina, el cuerpo pierde la capacidad de inflamarse o evidenciar dolor. En ese orden de ideas, la adaptación pierde indicadores fundamentales para continuar adelante.

El consumo de AINE puede camuflar dolores que sirven de alerta para prevenir lesiones.

AINES y deporte, ¿cómo prevenir sus consecuencias?

Las consecuencias de combinar los AINES y el deporte suelen ser preocupantes, así como nocivas para el organismo. Por lo tanto, el objetivo principal se basa en prevenir este tipo de resultados.

En ese orden de ideas, lo más apropiado se basa en no consumir ningún tipo de medicamento denominado AINES antes de entrenar. Además, trata de buscar acompañamiento o asesoramiento médico profesional.

No recibas consejos de personas que entrenan y consumen AINES afirmando esta práctica como algo positivo. ¡Ten cuidado!

Te podría interesar...
¿Por qué los deportistas recurren al dopaje?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Por qué los deportistas recurren al dopaje?

A pesar de ser una conducta prohibida, muchos deportistas recurren al dopaje para obtener de manera rápida la preparación para una competición.