4 beneficios del entrenamiento concurrente en fuerza y resistencia

El entrenamiento concurrente es el resultado de la combinación entre fuerza y resistencia. Descubre cuáles son sus beneficios.
4 beneficios del entrenamiento concurrente en fuerza y resistencia
Andrés Felipe Cardona Lenis

Escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis.

Última actualización: 18 octubre, 2022

Los beneficios que trae el entrenamiento concurrente suelen ser numerosos, básicamente hacen referencia a la combinación de fuerza y resistencia en una rutina al entrenar.

Por lo anterior, la combinación de estos dos factores da como resultado el entrenamiento concurrente. En ese orden de ideas, sabes a qué se refieren las personas o el entrenador al mencionar este tipo de trabajo.

Curiosamente muchas personas que desconocen este tipo de entrenamiento cuestionan la combinación de fuerza y resistencia. Incluso, algunos señalan que la fuerza y la resistencia se deben trabajar por separado.

Sin embargo, diferentes métodos de entrenamiento lo ponen en práctica de forma regular. Por tal razón cuenta con una gran acogida en los últimos años; un ejemplo claro de ello es el Crossfit.

¿Qué es el entrenamiento concurrente?

Antes de entrar en materia respecto a este tipo de entrenamiento se hace necesario conocer en qué consiste. El entrenamiento concurrente básicamente hace referencia a la combinación del estímulo de fuerza y resistencia. Normalmente se lleva a cabo en una misma sesión, pero también puede combinarse durante el mismo día o la misma semana, depende de la planificación.

Mujer mostrando su fuerza tras entrenar
El entrenamiento de fuerza requiere disciplina y descanso para dar sus frutos.

Cabe resaltar que el término de entrenamiento concurrente no suele ser muy conocido; a pesar de ello, se realiza con regularidad en algunas salas fitness y gimnasios.

Beneficios del entrenamiento concurrente, fuerza y resistencia

Procura llevar a cabo el entrenamiento concurrente mediante la combinación de fuerza y resistencia, de esta manera obtendrás algunos beneficios bastante útiles. ¿Conoces alguno?

1. Aumentar la pérdida de grasa

Uno de los objetivos del entrenamiento a nivel general se centra en la pérdida de grasa. Esta es la razón por la que las personas eligen entrenar o asistir al gimnasio de manera recurrente.

En ese orden de ideas, cabe resaltar que la pérdida de grasa puede verse estimulada en mayor medida por medio de la combinación entre fuerza y resistencia.

Los ejercicios de fuerza favorecen el aumento de la masa muscular, por lo que contribuyen al consumo de calorías durante y después del ejercicio. Por otra parte, el ejercicio de resistencia favorece el consumo calórico gracias al trabajo prolongado bajo intensidades moderadas.

Con base en lo anterior, es una de las mejores alternativas para perder grasa y debes aprovechar su trabajo combinado.

2. Contribuir al estado físico

Uno de los principales beneficios del entrenamiento concurrente o la combinación de fuerza y resistencia es el estado físico. Su realización constante favorece la condición física, por lo que la percepción de fatiga se ve reducida.

Gracias a su realización constante la capacidad de someterse a estímulos de mayor duración aumenta. Por lo que este tipo de entrenamiento se aconseja para aquellas personas profesionales o quienes se preparan para alguna disciplina en específico, enfocada en la resistencia aeróbica.

3. Favorecer la potencia física

La potencia es una de las capacidades más importantes en el ser humano, especialmente en deportistas de élite y amateurs. Razón por la que su estímulo constante resulta esencial y necesario.

Dentro de los beneficios del entrenamiento concurrente se encuentra el favorecimiento de la potencia muscular. En ese orden de ideas, capacidades como la fuerza explosiva y la velocidad de reacción también se ven favorecidas por este tipo de entrenamiento.

4. Aumentar la testosterona

Gráfico que representa los niveles bajos de testosterona
La testosterona es una hormona fundamental para el organismo. No obstante, pueden utilizarse suplementos exógenos.

La combinación de fuerza y resistencia también favorece el aumento en las concentraciones de testosterona, por lo que el entrenamiento concurrente se debe llevar a cabo con mayor regularidad.

Dicho beneficio se hace presente en el organismo solo si se lleva a cabo primero el entrenamiento de resistencia y posteriormente el trabajo de fuerza. Por lo que se demuestra que el orden de la planificación también influye en los procesos fisiológicos del organismo.

¿Siempre hay beneficios del entrenamiento concurrente?

La respuesta rápida para este planteamiento es un no rotundo. No en todas las ocasiones se obtienen beneficios de la combinación de fuerza y resistencia dentro del entrenamiento concurrente.

En primer lugar, puedes producir un episodio de sobreentrenamiento debido a las altas cargas que se somete el organismo al realizar este tipo de entrenamiento. Lo anterior porque el organismo puede no soportar dicho volumen de estímulo y verse afectado.

Por otra parte, es probable que, al emplear una cantidad considerable de energía en una sesión, el organismo no cuente con las reservas necesarias para efectuar la siguiente parte del trabajo; por lo que dejaría de ser un entrenamiento concurrente.

Con base en lo anterior, lo más apropiado se centra en recurrir a este tipo de entrenamiento únicamente bajo la supervisión de un profesional. Además, siempre y cuando requieras obtener de forma específica algunos de los beneficios mencionados anteriormente.

Te podría interesar...
Consejos para iniciar el entrenamiento de fuerza
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Consejos para iniciar el entrenamiento de fuerza

Los consejos para iniciar el entrenamiento de fuerza deben ser acatados sin importar el nivel físico en el que te encuentras.