6 beneficios en los entrenamientos de fuerza

Conoce cuáles son los principales beneficios de los entrenamientos de fuerza. De esta manera tendrás mayor motivación a la hora de realizar tus rutinas.
6 beneficios en los entrenamientos de fuerza
Andrés Felipe Cardona Lenis

Escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis.

Última actualización: 21 mayo, 2022

Centrarse en los beneficios de los entrenamientos de fuerza es uno de los primeros pasos antes de enfocarte en una rutina de este tipo. El conocimiento respecto a lo que deseas realizar no solo te brinda mayor confianza, sino que te permite comprender ciertas reacciones del organismo y disminuir la probabilidad de lesionarte.

En ese orden de ideas, te enseñaremos cuáles son los principales beneficios del entrenamiento de fuerza y por qué debe hacer parte de tu rutina semanal.

Entrenamientos de fuerza, ¿cuáles son sus beneficios?

El entrenamiento de resistencia aeróbica es uno de los más famosos en el mundo y sobresale como el más asociado respecto al bienestar general del ser humano. A pesar de ello, los entrenamientos de fuerza no se quedan atrás y también brindan grandes aportes frente al bienestar general.

Más allá de desprestigiar el entrenamiento aeróbico o cardiovascular se busca darle el lugar de importancia a los entrenamientos de fuerza. Por lo tanto, el objetivo principal se centra en combinar ambos tipos de entrenamiento.

Para ello debes conocer cuáles son los beneficios principales de este tipo de estímulo.

Hombre realizando entrenamiento de fuerza en el gimnasio.
El trabajo de fuerza mejora la postura.

Trabajar la postura

Uno de los primeros beneficios otorgados por los entrenamientos de fuerza es el trabajo de la postura. Al aumentar el estímulo a nivel muscular los músculos también aumentan su tamaño y su rigidez.

Sumado a lo anterior, los órganos internos mantienen la posición dentro del cuerpo. Además, los demás segmentos del organismo, como huesos y articulaciones se ven protegidos correctamente gracias a la tonificación muscular.

Aumentar gasto calórico

Uno de los aspectos más buscados en el mundo del entrenamiento se basa en la pérdida de peso. Cabe resaltar que el gasto calórico es uno de los principales causantes de la pérdida de peso, razón por la cual debe aumentarse de manera adecuada.

El gasto calórico se lleva a cabo de diferentes maneras, el más común se consigue por medio de la actividad física. Sin embargo, los entrenamientos de fuerza aportan al gasto calórico en reposo.

Lo anterior se debe al aumento de la masa muscular, la cual favorece el incremento del metabolismo basal –gasto calórico en reposo-. Por lo tanto, si el volumen de los músculos es mayor, el cuerpo necesitará mayor cantidad de energía en reposo.

Reducir la sarcopenia

En términos generales se conoce a la sarcopenia como un padecimiento ligado a la fuerza física y el desarrollo de los músculos. Su padecimiento genera un impacto negativo frente al sistema músculo-esquelético.

A pesar de ello, los entrenamientos de fuerza debidamente planificados contribuyen a la reducción de estos efectos. Usualmente impiden que el impacto de la sarcopenia sea exagerado y totalmente nocivo para el organismo.

Disminuir los efectos del envejecimiento

El envejecimiento les pasa factura a todos los seres humanos y básicamente nadie está exento de sus efectos. Sin embargo, los ritmos de envejecimiento no son iguales en todas las personas y existen factores determinantes respecto al tema.

Uno de los beneficios de los entrenamientos de fuerza se centra en la disminución de los efectos del envejecimiento. Este tipo de actividad sobresale como factor determinante y si se lleva a cabo de manera adecuada puede aportar en un gran porcentaje.

Aparte de ello, contribuye frente al sedentarismo y la obesidad, otros efectos influyentes en el proceso de envejecimiento.

Joven aprovechando los beneficios de la plancha isométrica.
El entrenamiento de fuerza combate el envejecimiento.

Menor probabilidad de lesionarse

Los entrenamientos de fuerza debidamente planeados y ejecutados afectan la musculatura de manera positiva. En ese orden de ideas, los músculos no solo se hipertrofian, sino que se vuelven mucho más resistentes.

Por lo anterior, la probabilidad de padecer lesiones a nivel muscular disminuye considerablemente. De la misma forma ocurre con las estructuras óseas y articulares, las cuales se ven protegidas por los músculos.

Reducir la presión arterial

Las personas con problemas arteriales deben llevar a cabo actividad física planificada y adaptada. Dentro de este tipo de adaptaciones deben ser incluidos los ejercicios de fuerza.

Los entrenamientos de fuerza aportan grandes beneficios ligados a la presión arterial. Además, se afirma que este tipo de actividad disminuye la presión sistólica y diastólica.

Sin embargo, con el fin de obtener este beneficio siempre te recomendamos consultar con un médico profesional o especialista.

La importancia de planificar tus ejercicios de fuerza

Los entrenamientos de fuerza brindan un sinnúmero de beneficios ligados con el bienestar físico, psicológico y estético. No obstante, con el fin de obtener esta serie de aspectos positivos y más, se hace necesario contar con una planificación apropiada.

Para ello, te aconsejamos recurrir a un profesional del entrenamiento. Así se te realizará el diagnóstico apropiado y los ejercicios de fuerza se podrán apegar a tus necesidades físicas.

Te podría interesar...
Macronutrientes: ¿sirven para construir fuerza?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Macronutrientes: ¿sirven para construir fuerza?

Los macronutrientes son elementos indispensables para construir fuerza por su aporte energético y participación en procesos fisiológicos.