¿Cómo funcionan las fajas térmicas?

No creas en cualquier campaña publicitaria sobre un tema como las fajas térmicas. Infórmate al respecto antes de utilizar una herramienta externa en tu organismo.
¿Cómo funcionan las fajas térmicas?
Andrés Felipe Cardona Lenis

Escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis.

Última actualización: 07 diciembre, 2022

El funcionamiento y uso de las fajas térmicas es un tema frecuentemente abordado desde la última década, incluso gran cantidad de personas suele llevar una en este preciso momento. Los argumentos para emplear este tipo de objetos son variados, pero el más importante gira en torno a la pérdida de grasa.

Sin duda alguna, perder masa grasa es el objetivo de casi todas las personas y encontrar ayudas extra no está de más. Esto ocurre con la utilización de las fajas térmicas, las cuales son observadas con muy buenos ojos. No obstante, ¿cuánto crees saber sobre estos elementos y su función? Si deseas conocer más acerca del tema, no te pierdas todo lo que viene a continuación.

Las fajas térmicas y la pérdida de peso

Hagas o no ejercicio, la pérdida de peso es un tema que nunca pasas por alto. Disminuir las tallas de más siempre ha sido una tarea complicada y el uso de fajas térmicas puede ser una ayuda maravillosa.

Hombre deprimido porque no logra perder peso corriendo.
Las fajas térmicas deben evitarse como medio para perder peso.

Sin embargo, ¿qué pensarías si te dicen que estos elementos no funcionan tal y como parecen? Antes de utilizar cualquier tipo de objeto debes asegurarte de la veracidad del mismo. No temas a investigar sobre el tema, es mejor que creer en todo lo que dicen.

Si escuchas hablar sobre una faja térmica, lo más probable es que el tema principal sea la pérdida “milagrosa” de peso. Sí, “milagrosa” es una de las tantas palabras que emplean las campañas publicitarias encargadas de vender dicho producto.

A pesar de ello, debes comprender que estos elementos NO favorecen la pérdida de peso. No lo hacen en unos días, ni en meses y mucho menos en horas. El organismo es complejo y no funciona de manera simple, tal y como se puede llegar a pensar.

¿Por qué se asocia el perder peso con las fajas?

Existe un mito con muchos años el cual gira en torno a la pérdida de grasa y el aumento de la temperatura. Este señala que a mayor cantidad de calor, mayor será la pérdida de masa grasa.

Al alimentar este tipo de pensamiento, la creación y la utilización de fajas térmicas comenzó su aumento. Es normal que se ignore un tema como este, si te hablan sobre aumento de temperatura y pérdida de grasa, por supuesto que optarás por el camino fácil.

En ese orden de ideas, las fajas cuentan con una forma encargada de rodear el abdomen, la cintura y la zona lumbar, regiones en las que se acumula la mayor cantidad de masa grasa y la que más se desea perder.

Contrario a lo que se cree sobre estos objetos, el funcionamiento que ofrecen puede ser mucho más peligroso de lo que piensas. ¡No lo pases por alto!

Función de las fajas térmicas

Después de conocer que las fajas térmicas no te ayudan a perder grasa, es probable que te preguntes cómo funcionan. Por ello, te explicaremos acerca de su función y cómo puede condicionar el organismo.

La función principal de este objeto se centra en la compresión abdominal, la cual puede desembocar en problemas circulatorios importantes. Sumado a ello, al ser térmicas aumentan la temperatura y con eso la termorregulación del cuerpo.

Al provocar una sudoración excesiva por temperatura y compresión, las funciones circulatorias de los órganos abdominales pueden sufrir un colapso. Incluso, la función renal puede verse ampliamente afectada.

Las fajas térmicas pueden repercutir directamente sobre la función renal debido al aumento anormal de la sudoración.

Además, pueden aparecer otro tipo de problemas como:

  • Atrofia muscular: aunque se lee como algo exagerado, el uso regular de las fajas térmicas pueden interrumpir en el esfuerzo de los músculos abdominales y lumbares. Esto a la larga termina aislándolos e interrumpiendo su función.
  • Irritación cutánea: el sudor excretado en exceso se acumula entre la piel y la faja. Sumado al roce constante por el movimiento y los componentes del sudor, la piel sufre irritación y comezón.

No utilices fajas térmicas

Si realmente deseas bajar de peso te aconsejamos visitar un médico general para comenzar un proceso serio y responsable. A partir de allí, puedes solicitarle consultas con nutricionistas y profesionales en entrenamiento deportivo.

Todo tipo de alternativa para disminuir la masa grasa del organismo debes cuestionarla e investigarla. No creas en todo lo que ves, mucho menos en publicidad “milagrosa” como la de las fajas térmicas.

Recuerda que tu salud es mucho más importante que la imagen y ningún método rápido puede darte la solución a lo que busca. Trabaja con disciplina y esfuerzo.

Te podría interesar...
4 ejercicios con mancuernas para trabajar la espalda
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
4 ejercicios con mancuernas para trabajar la espalda

Trabajar la espalda con mancuernas es una alternativa apropiada para fortalecer los grupos musculares de la zona, entre otras ventajas.



  • Kasper, D. L., Fauci, A. S., Hauser, S. L., Longo, D. L., Jameson, J. L., & Loscalzo, J. (2017). Pérdida de peso. Harrison. Manual de Medicina, 19e.
  • García- Jiménez, J. V., & Yuste, J. L. (2010). Tasa de sudoración y niveles de deshidratación en jugadores profesionales de fútbol sala durante competición oficial. Archivos de Medicina Del Deporte.

Los contenidos de esta publicación se redactan con fines informativos. En ningún momento facilitan o sustituyen diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.