¿Cómo modificar ejercicios difíciles en tus entrenamientos?

Más allá de conocer la técnica de los ejercicios o el volumen del entrenamiento, debes saber de que manera se puede modificar un ejercicio difícil.
¿Cómo modificar ejercicios difíciles en tus entrenamientos?
Andrés Felipe Cardona Lenis

Escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis.

Última actualización: 18 abril, 2022

Determinar cómo modificar ejercicios difíciles en los entrenamientos resulta más importante de lo que parece. Normalmente se planifica una rutina de ejercicios enfocada en las capacidades y resultados deseados de cada persona.

A pesar de ello, en diversas ocasiones la planificación no es la más adecuada y debe sufrir modificaciones. En la mayoría de los casos este tipo de cambios deben llevarse a cabo con el fin de aumentar la dificultad de los ejercicios.

Sin embargo, en este caso se hace referencia a la modificación de ejercicios difíciles. Por lo anterior, el objetivo debe enfocarse en disminuir la complejidad de cualquier ejercicio incluido en tu rutina de entrenamiento.

¿Cómo modificar ejercicios difíciles?

Hombre realizando ejercicios en barra para fortalecer tren superior

En primer lugar, no debes sentirte avergonzado por tener que modificar un ejercicio difícil en su ejecución. Recuerda que tu competencia al entrenar es únicamente contigo mismo.

Procura evitar las comparaciones con algunos compañeros de entrenamiento o con otras personas que asisten al gimnasio, especialmente si llevan más tiempo que tú.

La modificación de un ejercicio complejo surge por diversas razones. La primera de ellas se encuentra ligada al sobreentrenamiento, el cual debe evitarse a toda costa. Por otra parte, la ejecución puede ser más difícil de lo que parece y debe modificarse el movimiento.

Con base en lo anterior se hace necesario conocer cómo modificar ejercicios difíciles en los entrenamientos.

Controlar el entrenamiento compulsivo

Uno de los principales factores del sobreentrenamiento es el impulso desmedido. Normalmente ser compulsivos se encarga de convertir el ejercicio en un movimiento mucho más difícil del que es.

Puede parecerte un poco cómico, pero realmente es un aspecto determinante a la hora de entrenar. Por lo tanto, te aconsejamos buscar alternativas con el fin de disminuir los entrenamientos compulsivos. Habla con otra persona, busca un pasatiempo que te motive y te brinde alegría; entre otras cosas similares.

De esta manera, la dificultad del ejercicio puede bajar de manera considerable.

Emplear ejecuciones simples

La ejecución es otro factor determinante a la hora de conocer cómo modificar ejercicios difíciles. Normalmente existen ejercicios de alta complejidad, los cuales son poco recomendados para personas principiantes o con alguna contraindicación.

Incluso, muchos entrenadores suelen prohibir de lleno su realización, al grado de estigmatizarlos o generar miedo absurdo en la persona que desea entrenar.

Un ejemplo claro sobre el tema es el burpees, conocido como uno de los ejercicios más difíciles del entrenamiento –no debes olvidar que también es uno de los más completos-.

Con el fin de modificar su dificultad se hace necesario emplear ejecuciones simples. Normalmente tú no debes adaptarte al movimiento, sino que el movimiento debe adaptarse a tus capacidades –respetando la técnica en todo momento, claro está-.

Disminuir el volumen del entrenamiento

Si buscas la manera de modificar ejercicios difíciles, el volumen de entrenamiento puede ser una de las opciones más apropiadas para conseguirlo.

El volumen de entrenamiento se compone por el número de series y repeticiones realizados durante una rutina. En ese caso, la idea es disminuirlo con el fin de mermar la complejidad del ejercicio.

Así como el entrenamiento aumenta su complejidad gracias a los impulsos sin control, también lo hace a medida que se aumenta el volumen de entrenamiento. En ese orden de ideas, ocurre lo contrario si el volumen se disminuye.

No emplear cargas externas -pesas o barras-

Las cargas externas sobresalen como otro factor determinante a la hora de aumentar la dificultad. Usualmente se emplean con el fin de que el estímulo muscular sea mayor.

No obstante, en este caso se busca modificar ejercicios difíciles en los entrenamientos. Por tal razón, lo ideal sería evitar cualquier tipo de carga externa como mancuernas, pesas o barras de halterofilia.

Sumado a lo anterior, las cargas externas excesivas empleadas por un principiante o una persona desacondicionada resultan nocivas para la salud. Usualmente aumentan la probabilidad de lesionarte y los resultados esperados resultan imposibles de conseguir.

Juego pesas convertible 2
Las pesas son un error frecuente que debe evitarse en los ejercicios difíciles.

Cómo modificar ejercicios difíciles, ¿cuándo hacerlo y por qué?

Las razones para modificar ejercicios difíciles suelen ser numerosas, pero también llegan a ser confusas. Una de las más importantes se centra en el sobreentrenamiento o las pocas capacidades físicas con las que cuentas al comenzar el plan de entrenamiento.

A pesar de ello, lo más aconsejable es que te asesores con un profesional en el área del entrenamiento. De esta manera, es más probable que modificar los ejercicios difíciles no sea tan necesario.

Por último y no menos importante, es esencial que escuches tu cuerpo. En ocasiones las rutinas se encuentran debidamente planificadas, pero existen razones por las cuales deben modificarse los ejercicios difíciles.

Te podría interesar...
5 signos de que estás sobreentrenado
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 signos de que estás sobreentrenado

Descubre estos signos sobreentrenado para evitar lesiones y daños en el organismo. Mantente alerta a las señales que te da el cuerpo.