¿Cuáles son las consecuencias de no desayunar?

Probablemente hayas escuchado que lo mejor es hacer cinco comidas diarias y nunca saltarse el desayuno. A continuación, te comentamos cuáles son las consecuencias de no desayunar y cómo afecta esto a la salud.
¿Cuáles son las consecuencias de no desayunar?
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias el 09 septiembre, 2020.

Última actualización: 09 septiembre, 2020

¿Has oído alguna vez que lo recomendable es realizar cinco o más comidas al día? Si es el caso, te interesará lo que te vamos a contar a continuación. Uno de los mitos más grandes en lo que a nutrición se refiere se relaciona con el número de comidas recomendables y con la importancia del desayuno. Por ello, expondremos cuáles son las consecuencias de no desayunar.

Antes de comenzar, es necesario destacar que el desayuno es una de las comidas más criticas, ya que presenta una alta tasa de inclusión de productos ultraprocesados. Es habitual que en la primera ingesta del día se incluyan galletas, dulces y productos de bollería de escasa calidad. Esto no es una práctica saludable.

Consecuencias de no desayunar

Vamos a exponer, con justificación científica, cuáles son las consecuencias que no desayunar provoca en el organismo. A partir de aquí, serán tú y tu nutricionista quienes decidan qué hacer con esta primera ingesta del día en función de tus necesidades y objetivos.

Bajada de peso

El hecho de no desayunar se conoce como protocolo de ayuno intermitente, ya que en estas situaciones se pasarán al menos 14 horas sin ingerir alimentos calóricos, desde la cena del día anterior hasta el mediodía del día siguiente.

Esta clase de protocolos se han asociado con una mejor composición corporal. Los ensayos científicos demostraron que se trata de una práctica saludable que contribuye a reducir el tejido adiposo, con lo que mejora así el estado de salud.

Reducción del riesgo de desarrollar diabetes

Además de conseguir efectos positivos sobre la composición corporal, no desayunar puede reducir el riesgo de desarrollar patologías metabólicas. De acuerdo con una investigación publicada en la revista Nutrients, el ayuno —sobre todo en horario de mañana— reduce la resistencia a la insulina.

El ayuno intermitente no es una dieta, sino un protocolo.

Dicha situación contribuye a mejorar el manejo de los pacientes con diabetes y a prevenir la aparición de la patología en adultos sanos.

Prevención del cáncer

La última de las consecuencias de no desayunar es el incremento de un proceso fisiológico que tiene que ver con la reducción del número de células ineficientes del organismo: la autofagia. Promocionar dicho mecanismo se ha asociado en estudios con una reducción de la incidencia tumoral, ya que se inhiben ciertas vías que tienen mucho que ver con los procesos oncológicos.

Por lo tanto, eliminar el desayuno e incluir protocolos de ayuno intermitente en las rutinas podría tener un efecto positivo sobre la prevalencia del cáncer. Más allá de ello, es conveniente tener presente que el cáncer es una enfermedad que puede deberse a muchos factores, y no solo al hecho de hacer o no un desayuno diario.

¿Cuándo no es recomendable no desayunar?

A pesar de que hemos enumerado una serie de beneficios derivados de no desayunar, esta práctica no siempre se puede poner en marcha. De hecho, el ayuno ofrece ciertas limitaciones de aplicación, que son las siguientes:

  • Mujeres embarazadas.
  • Niños y adolescentes.
  • Pacientes diabéticos no controlados.

En esta clase de situaciones, no se deben de implementar los protocolos de ayuno intermitente, ya que podrían perjudicar el desarrollo del individuo o la salud a medio plazo. Asimismo, a la hora de aplicar estos mecanismos en un paciente con diabetes, es preciso establecer un control de las glucemias previo, para evitar hipo o hiperglucemias que puedan resultar peligrosas.

Si desayunas, que sea una comida de calidad

Hemos enumerado ventajas de no desayunar, pero esto no quiere decir que siempre sea la mejor opción. Es posible plantear un desayuno que suponga una comida de calidad y sea beneficioso para la salud. La clave para alcanzar dicho objetivo reside en elegir alimentos frescos en lugar de ultraprocesados.

Si no puedes no desayunar, procura incluir comidas de calidad a primera hora del día.

Resulta esencial garantizar una fuente proteica de alto valor biológico, un alimento con alto contenido en lípidos y, de forma situacional, un producto que aporte carbohidratos de alto índice glucémico (y fibra). Todo ello puede ir aderezado con un café o un té; tampoco te debes olvidar de una ración de fruta o verdura.

No desayunar puede ser bueno para la salud

Probablemente esta afirmación hubiese generado controversia hace unos años, pero hoy sabemos categóricamente que no desayunar puede resultar positivo para la salud en un amplio espectro de situaciones.

Esto no implica que no puedas ingerir alimentos a primera hora del día nunca. Sin embargo, si lo haces, esfuérzate en preparar una comida de calidad.

Consumir bollería, dulces o ultraprocesados siempre es negativo para la salud, pero mucho más cuando estos productos se incluyen en el desayuno. Por ello, te recomendamos que cambies tus hábitos al respecto.

Te podría interesar...
¿Se puede quemar calorías al dormir?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Se puede quemar calorías al dormir?

Es posible quemar calorías al dormir, e incluso aumentar la cantidad de energía gastada durante este proceso. Te contamos más al respecto.



  • Welton S., Minty R., O'Driscoll T., Wilms H., et al., Intermittent fasting and weight loss: systematic review. Can Fam Physician, 2020. 66 (2): 117-125.
  • Grajower MM., Horne BD., Clinical management of intermittent fasting in patients with diabetes mellitus. Nutrients, 2019.
  • Antunes F., Garcia Erustes A., Costa AJ., Nascimento AC., et al., Autophagy and intermittent fasting: the connection for cancer therapy? Clinics, 2018.