¿Cuándo acudir a un nutricionista?

Se ha asociado la visita al nutricionista con una mejora de la composición corporal. Sin embargo, son muchas más las ventajas de consultar con este profesional, como las que te presentamos a continuación.
¿Cuándo acudir a un nutricionista?
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias el 07 marzo, 2021.

Última actualización: 07 marzo, 2021

Es posible experimentar problemas de salud que se pueden prevenir o manejar con una dieta adecuada. De hecho, plantear una alimentación equilibrada, junto con la práctica de ejercicio físico de forma habitual, resulta una de las mejores herramientas para mantener la salud. En este sentido, no hay que tener miedo en acudir a un nutricionista para mejorar.

A pesar de que muchos todavía asocian el concepto de acudir al nutricionista con una necesidad de bajar de peso, esto no tiene por qué ser así. El profesional es capaz de aportar mucho valor en forma de estrategias dietéticas para mejorar las sensaciones en el día a día, facilitar la vida o prevenir patologías futuras.

Acudir a un nutricionista para perder peso

Esta probablemente sea todavía una de las causas más frecuentes de visita a un nutricionista. Cuando un sujeto experimenta sobrepeso, la salud y los hábitos de vida se ven condicionados. Es importante ponerle remedio a esta situación cuanto antes.

En este sentido, el profesional de la nutrición puede ser de gran ayuda. Este experto es capaz de confeccionar una dieta adaptada a las necesidades individuales que ayude a alcanzar un estado óptimo de composición corporal sin pasar hambre ni experimentar ansiedad.

A día de hoy, casi todos los nutricionistas clínicos dominan las tendencias actuales como el ayuno intermitente, el ciclado de carbohidratos, el déficit calórico, la dieta cetogénica… Todas ellas han demostrado ser capaces de promocionar la pérdida de peso; no obstante, es fundamental adaptarlas a cada individuo.

El ayuno intermitente no es una dieta, sino un protocolo.

Por ejemplo, el ayuno intermitente, según un estudio publicado en Clinical Nutrition ESPEN, resulta eficaz para mejorar la composición corporal. Sin embargo, algunas personas experimentan apetito y ansiedad con su puesta en práctica. El profesional será capaz de valorar dicha situación y ofrecer otra estrategia más adecuada con el perfil de cada sujeto.

El nutricionista puede tratar los problemas metabólicos

Muchas de las personas que padecen patologías de carácter metabólico, como la diabetes, se conforman con la pauta farmacológica sin buscar implementar cambios en la dieta. Sin embargo, este último mecanismo puede reducir la necesidad de medicación en muchos casos, y hasta es capaz de conseguir que la enfermedad remita de forma significativa.

Con la finalidad de solucionar los problemas metabólicos, es necesario hacer un estudio previo de la situación individual. A partir de ahí, se pueden proponer una serie de variaciones en la alimentación para conseguir una sensibilidad a la insulina mayor, así como una mayor eficiencia en el desarrollo de las reacciones fisiológicas. Acudir a un nutricionista puede ser de gran ayuda para aprender a convivir con estos problemas sin disgustos mayores.

Acudir a un nutricionista para mejorar el tratamiento del cáncer

El cáncer es una de las patologías más temidas en el mundo occidental. A pesar de los avances de la ciencia, todavía no se ha dado con la tecla exacta para ponerle remedio. Esto se debe a que cuenta con variaciones interindividuales que complican su manejo.

Los protocolos de tratamiento actuales cursan con grandes dosis de medicación. Sin embargo, por medio de una modificación de los hábitos de vida se pueden incrementar las posibilidades de supervivencia.

De hecho, algunos mecanismos como el ayuno intermitente pueden conseguir un aumento de la eficacia de los fármacos, tal y como afirma una investigación publicada en Clinics. Gracias a este protocolo, se pone en marcha la autofagia, un proceso que puede estar relacionado con la supresión de las células tumorales.

Acudir a un nutricionista puede ayudar en el tratamiento de ciertas enfermedades.

No obstante, antes de poner en marcha cualquier mecanismo dietético durante un proceso de cáncer, es vital acudir a un nutricionista. Este será capaz de valorar la situación particular y ofrecer la mejor solución en cada caso.

Hay que tener en cuenta que no todas las pautas farmacológicas son iguales. Por lo tanto, la ingesta de nutrientes ha de adaptarse a cada caso.

Acudir a un nutricionista resulta de gran utilidad

Como ves, acudir a un nutricionista puede resultar muy útil para mejorar la prevención o el manejo de varias patologías. Incluso si se sufren problemas de tiroides, de tipo cardiovascular o se quiere incrementar el rendimiento deportivo, este profesional será de gran ayuda.

Por todo lo anterior, no se debe asociar el concepto de la consulta de nutrición simplemente con una necesidad de pérdida de peso. Esto no siempre es así, las posibilidades son mucho mayores.

Te podría interesar...
3 consejos para hacer ayuno intermitente
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
3 consejos para hacer ayuno intermitente

Te presentamos una serie de consejos para hacer ayuno intermitente y conseguir así la máxima adherencia al protocolo. ¡No te los pierdas!



  • Santos HO, Macedo RCO. Impact of intermittent fasting on the lipid profile: Assessment associated with diet and weight loss. Clin Nutr ESPEN. 2018 Apr;24:14-21. doi: 10.1016/j.clnesp.2018.01.002. PMID: 29576352.
  • Antunes F, Erustes AG, Costa AJ, Nascimento AC, Bincoletto C, Ureshino RP, Pereira GJS, Smaili SS. Autophagy and intermittent fasting: the connection for cancer therapy? Clinics (Sao Paulo). 2018 Dec 10;73(suppl 1):e814s. doi: 10.6061/clinics/2018/e814s. PMID: 30540126; PMCID: PMC6257056.