¿Qué sucede en el cuerpo al dejar el alcohol?

El alcohol es una de las sustancias psicoactivas más consumidas en el mundo. Descubre cómo repercute y qué sucede en el cuerpo cuando dejas de consumirlas.
¿Qué sucede en el cuerpo al dejar el alcohol?
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon.

Última actualización: 26 diciembre, 2021

Beber alcohol es un hábito muy extendido y popularizado, pero tiene consecuencias negativas para la salud. Dejar el alcohol es la mejor decisión que uno puede escoger. Para ello, un buen punto de partida es conocer qué sucede en el cuerpo al dejar el alcohol.

A pesar de que la bebida está presente en la mayoría de las celebraciones y se anuncia con total normalidad en los medios de comunicación, es directamente responsable de muchas enfermedades y afecciones. Dentro de ellas se destacan patologías vasculares, cáncer o demencia como ejemplos más representativos de algunos males que están estrechamente relacionadas con el consumo de alcohol.

Dejar el alcohol es un proceso complicado y gratificante en partes iguales. Al principio es más costoso porque los beneficios tardan en notarse, ya que primero hay que atravesar la desintoxicación. Después de esto, el cuerpo responde positivamente ante la falta de esta sustancia.

Se regula el ritmo circadiano

El alcohol es una sustancia depresora del Sistema Nervioso Central. Esto significa que tiene la capacidad de deprimir las funciones cerebrales y ralentizar los procesos cognitivos. Además, es capaz de alterar los patrones de sueño normales.

Cuando una persona toma alcohol se siente somnolienta y con ganas de dormir. Aún así, esto no significa que favorezca el sueño natural. De hecho, el sueño se hace más largo, pero menos reparador porque no se llega a alcanzar la profundidad necesaria.

Esto se explica en base a que el alcohol altera la duración de las fases del sueño. En concreto, aumenta el sueño REM y disminuye el sueño de ondas lentas. Este último es fundamental para el descanso del cerebro.

Por otro lado, en casos de dependencia al alcohol, la interrupción brusca de su consumo provoca un síndrome de abstinencia muy desagradable que se caracteriza por un insomnio persistente.

El insomnio puede ser una de las consecuencias de la anhedonia.

El hígado recupera su funcionamiento óptimo

Si hay un órgano que se ve perjudicado por el consumo excesivo de alcohol es el hígado. La mayoría de las afecciones de este órgano están causadas o agravadas por un consumo habitual y excesivo de alcohol.

Afortunadamente, el funcionamiento del hígado vuelve a recuperarse tras un período prolongado sin beber. Sin embargo, también aparecen enfermedades que no se curan y que pueden llegar a ser mortales, como la cirrosis.

Los daños que el alcohol produce en el hígado no solo están relacionados con la frecuencia, sino también con la cantidad. Según un artículo realizado por la Clínica Universidad de Navarra, un consumo superior a 80 gramos de alcohol al día en hombres y de 50 gramos en el caso de las mujeres es nocivo para el hígado. Además, debe consumirse esta cantidad excesiva durante al menos cinco año para causar daño hepático grave.

La composición corporal cambia

Uno de los efectos mejor valorados en el cuerpo al dejar el alcohol es que el metabolismo cambia y es más fácil cumplir los objetivos de pérdida de peso. La bebida provoca cambios en el metabolismo y en la función hormonal que hacen que uno se vea peor físicamente.

Los efectos del alcohol en la composición corporal afectan en mayor medida a los hombres. En primer lugar, la testosterona se ve reducida con el consumo continuado de esta sustancia, por lo que cuesta mucho más aumentar la masa muscular.

No solo se produce una reducción en la testosterona, también se produce un aumento de estrógenos, hormonas sexuales femeninas. Esta alteración provoca el desarrollo de pechos en el hombre, lo que se conoce como ginecomastia. Según un estudio de la la Universidad de Chile existen muchas causas orgánicas que explicarían la ginecomastia, siendo el alcoholismo una de las más importantes.

Hombre que padece de síndrome metabólico observa su barriga.

Dejar el alcohol cambiará tu vida y tu cuerpo

El alcohol es una de las sustancias psicoactivas más consumidas en todo el mundo. Su consumo está muy normalizado y extendido, ignorando en muchas ocasiones los graves riesgos que conlleva para la salud.

Muchas personas son capaces de ponerse límites en la bebida y tomarse solo una copa en situaciones concretas. Por el contrario, otras pierden el control cuando beben y desarrollan un problema de alcoholismo.

La dependencia al alcohol puede llegar a tener consecuencias devastadoras en las personas. Por suerte y antes de llegar a esos extremos las consecuencias físicas que tiene el alcohol son reversibles y desaparecen poco a poco cuando se deja de beber. No hay nada mejor que sentirse bien y tener un cuerpo sano.

Te podría interesar...
¿Cómo reducir el consumo de alcohol?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo reducir el consumo de alcohol?

Reducir el consumo de alcohol es un objetivo muy importante, ya que esta sustancia es la principal causa de muchas afecciones de la salud.



  • Devoto C, Enzo, Madariaga A, Marcia, Aravena, Lucía, & Lioi C, Ximena. (2007). Etiología de la ginecomastía: Importancia de no subdiagnosticar una ginecomastia patológica. Revista médica de Chile, 135(2), 189-197. https://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872007000200007.