¿Cuáles son los cuidados en el deporte para la tercera edad?

28 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis
No dejes que la edad avanzada te cohíba de practicar el deporte que amas. Solo debes tener en cuenta una serie de cuidados para que lo realices con mayor seguridad.

Ninguna etapa de la vida debe ser un impedimento para que realices actividad física, por el contrario, en todo momento debes procurar hacerlo. En ese orden de ideas, es recomendable conocer cuáles son los cuidados en el deporte para la tercera edad o adultez mayor.

Procura despojar tu mente de todo tipo de pensamientos o mitos infundados por comentarios ajenos. El hecho de ser un adulto mayor no debe incapacitarte inmediatamente; lo que debes hacer es continuar con tu proceso físico sin obviar lo que el cuerpo te señala.

Incluso si realizas alguna práctica deportiva, la recomendación es que continúes adelante con ella. Sin embargo, procura tener en cuenta qué cuidados necesitas para su ejecución adecuada.

Cómo cuidarse para hacer deporte en la tercera edad

Al llegar la tercera edad, la mayoría de las personas comienza a abandonar de forma paulatina todas sus actividades, incluso las de índole deportivo. Además, algunas ni siquiera hacen una transición para dejar sus pasatiempos, sino que se alejan por completo y de repente de todo.

Este comportamiento no afecta únicamente el proceso físico del ser humano, lo que fomenta el sedentarismo y la aparición de enfermedades no transmisibles (ENT). También tiene un alto impacto en la parte psicológica, en muchas ocasiones provoca la aparición de trastornos como la depresión o la ansiedad.

Busca ayuda profesional

Uno de los principales y primeros cuidados en el deporte para la tercera edad es acudir a un profesional. Recuerda que comenzar a convertirte en adulto mayor es algo normal en la vida de todas las personas, y no debe ser un motivo para alejarte de la actividad física.

En primer lugar, acude a tu médico de cabecera y procura tener un control general. Esto puede indicarte si padeces alguna enfermedad física o fisiológica y si el deporte que realizas debe ser adaptado para que favorezca la evolución de las patologías.

Hombre jugador de padel muestra su equipamiento y equipo de hidratación.

Por otra parte, busca asesoría de un entrenador y, con base en los resultados conseguidos en los controles, pídele una rutina para practicar deporte de manera sana. Si te parece más adecuado, busca segundas opiniones, pero que sean de personas calificadas en el tema.

Mide la intensidad

La intensidad es un concepto que suele confundirse no solo por personas de la tercera edad, sino por muchos que realmente no miden la diferencia entre moderado y alto. Realizar un deporte de alta intensidad puede afectarte sin necesidad de ser un adulto mayor si no tienes una buena adaptación física.

En el caso de la tercera edad, la recomendación es realizar actividad moderada. Esto se debe a los cambios fisiológicos que se dan durante esta etapa, dentro de los cuales sobresale la pérdida de capacidades físicas como la fuerza y la resistencia.

El objetivo del deporte en sí es mantener activo el organismo, no ser un aspecto más que lo afecte. Por ello, siempre debe mantenerse una intensidad moderada y, como señalamos, es preciso contar con la autorización médica previa.

Utiliza indumentaria adecuada

No es necesario que utilices prendas costosas o de marcas reconocidas. Para que los cuidados en el deporte para la tercera edad funcionen, basta con que emplees ropa adecuada y cómoda.

Escoge prendas que permitan la movilidad y el flujo sanguíneo, además de zapatos cómodos que protejan toda la zona del pie. Incluso, si consideras necesario, puedes usar casco y rodilleras; así puedes evitar cualquier contusión importante por impactos directos.

Mujer mayor practicando natación como ejercicio aeróbico.

Vigila la postura

En la adultez mayor, los grupos óseos poseen una carga más avanzada que en otras etapas de la vida, y a esto debe sumarse el desgaste por sobreuso. Al adoptar malas posturas durante la realización del deporte, la columna se verá predispuesta a padecer algún tipo de lesión.

Por otra parte, los músculos del organismo, especialmente los de la espalda, pueden sufrir contracciones involuntarias y producir calambres inesperados.

El deporte en la tercera edad es clave para el bienestar

Ser un adulto mayor, persona de la tercera edad o anciano, como muchos los llaman, es una etapa en la que el organismo recoge todo lo que ha sembrado durante el proceso de envejecimiento. Por lo tanto, el primer consejo que te ofrecemos es el de envejecer de manera activa, bien sea por medio de algún deporte o con la práctica regular de actividad física.

Ya inmerso en esta etapa, no dejes de realizar tu deporte favorito, pero ten en cuenta la serie de cuidados y recomendaciones expuestos anteriormente. Además, obviamente, sigue también todas las que te sugiera tu médico de cabecera.

  • Adulto mayor. (2016). Gaceta Médica de México.
  • Cuenca Molina, A. (2008). Calidad de Vida en la Tercera Edad. Cuadernos de Bioética : Revista Oficial de la Asociación Española de Bioética y Ética Médica.
  • Samperio, J., Dávila, M., Samper, R. M., Ríos, L., Ríos, I., Padial, P., Plaza, M., PEOPLE, E., Paglilla, D., Maestre, A., Infante, G., Goñi, E., González, M., González, J. M., Vaquero, M., Carmen, M. del, Manuel, J., Binotti, P., Spina, D., … Pizzarro, J. (2005). La actividad física y el deporte en el adulto mayor. Bases Fisiológicas. 1ra …. https://doi.org/1577-0354