Descanso y recuperación para un máximo rendimiento en el deporte

Si deseas elevar al máximo tu rendimiento deportivo, presta atención al descanso y la recuperación dentro del entrenamiento. ¡No te excedas!
Descanso y recuperación para un máximo rendimiento en el deporte
Andrés Felipe Cardona Lenis

Escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis el 13 noviembre, 2020.

Última actualización: 13 noviembre, 2020

Descanso y recuperación son dos de las palabras más mencionadas dentro del ámbito deportivo. Todo tipo de rutina de entrenamiento bien elaborada contiene un alto componente de descanso. Incluso un sinnúmero de conocedores sobre el tema consideran estos términos como «la piedra angular» para el máximo rendimiento deportivo.

Pero ¿por qué son tan importantes? Es posible que surjan muchas dudas alrededor de estas palabras. El desconocimiento llega a ser tal que muchas personas anulan de raíz el descanso y recuperación de su rutina de ejercicio, lo que conduce al sobreentrenamiento; otros, en cambio, abusan del descanso y estancan así su capacidad física.

Con base en lo anterior, debemos tratar de comprender el descanso y recuperación dentro del deporte y cómo conseguir un mejor rendimiento. ¡Comencemos!

Descanso y recuperación física

Las características más importantes dentro del entrenamiento deportivo son la adecuada ejecución de la técnica, intensidad, volumen, densidad, descanso y recuperación. Estas variables deben ser incluidas en el plan de entreno con el fin de alcanzar un máximo rendimiento.

Más allá de que todas son importantes, a continuación haremos hincapié en el descanso y la recuperación física, teniendo en cuenta la amplia relación que existe entre ambas.

¿Qué es el descanso?

En términos generales, el descanso es el periodo de tiempo de quietud entre ejercicios y después de ellos. En este último caso, hacemos referencia al tiempo entre sesiones enteras de entrenamiento.

El descanso debe realizarse de manera óptima, ya que durante el ejercicio físico los grupos musculares sufren un desgaste considerable. A nivel fisiológico, las fibras de los músculos trabajados sufren rupturas, las cuales se deben recuperar.

El descanso varía dependiendo de las capacidades físicas de cada persona, así como el tipo de deporte que se esté practicando. No obstante, siempre debe estar presente dentro del entrenamiento.

Crear una rutina es fundamental para cuidar el sueño.

También existe algo conocido como descanso activo, recomendado por los entrenadores para aquellos días que no se pueden realizar las sesiones normales de ejercicio. Este tipo de descanso funciona para mantener el metabolismo activo mientras los grupos musculares se recuperan; consiste en realizar actividades de baja intensidad.

¿Qué es la recuperación?

Una vez que termina el trabajo físico, comienza la recuperación. En esta fase, el organismo restablece las reservas energéticas y ocurre el proceso de reparación a nivel muscular. Las fibras rotas por el ejercicio son reparadas, y para ello, la hormona del crecimiento juega un papel fundamental.

Este proceso también varía según las capacidades físicas y psicológicas del deportista. Normalmente, los que se encuentran en la élite suelen recuperarse de manera más rápida. No obstante, también requieren de un lapso de tiempo para que esto suceda.

Relación entre descanso y recuperación

El proceso de recuperación se alberga dentro del descanso. En la recuperación, el organismo se repone de todo el «maltrato» recibido durante una sesión de entrenamiento.

A nivel fisiológico, las células del músculo se encargan de reparar las fibras rotas por el ejercicio, y también se restaura el glucógeno intramuscular y hepático. Además, se disminuye la concentración de sangre y ácido láctico en los músculos entrenados. Por último, las reservas de oxígeno se reparan en su totalidad, aunque esto sucede apenas luego de un minuto de descanso.

Con base en lo anterior, puede establecerse la amplia relación entre descanso y recuperación. A pesar de ello, el proceso para que el organismo se recupere física y psicológicamente requiere de otros aspectos, tales como una buena hidratación, nutrición balanceada, masajes y periodos de sueño apropiados.

Finalmente, debemos considerar que el proceso de reparación durante el descanso no influye únicamente en los músculos entrenados. Los tejidos blandos, articulaciones, ligamentos y tendones también se llevan gran parte de los beneficios de suspender la actividad física temporalmente, ya que de lo contrario, sufrirían un estrés y desgaste excesivo.

El descanso y la recuperación también son fundamentales en el entrenamiento.

Tiempo de descanso y recuperación

Comprender los tiempos estipulados basándose en una ley universal puede ser un error grave. El proceso de descanso y recuperación debe ser pautado en un plan de entrenamiento previamente elaborado por un profesional en el área, basado en las capacidades físicas del deportista.

De dicha manera, el rendimiento a nivel deportivo puede experimentar mejoras. Por lo tanto, se recomienda no buscar adaptarse a ritmos de entrenamiento de otras personas, porque puede ser perjudicial para los resultados que se buscan.

Siempre consulta con un profesional

Tal y como comentamos al principio, muchos deportistas sin conocimiento se adentran en planes de entrenamiento mal estructurados que no cuentan con periodos de descanso aptos para su organismo.

En ese orden de ideas, siempre debe consultarse antes de iniciar la preparación de cara a una competencia deportiva. Más allá de informarse, conviene siempre tener a la mano el apoyo de un entrenador profesional para poner en práctica todos sus conocimientos.

Te podría interesar...
¿Cómo desarrollar la inteligencia social en el deporte?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿Cómo desarrollar la inteligencia social en el deporte?

La inteligencia social es la habilidad para entender e interactuar con los demás. Gracias a esta capacidad, podemos relacionarnos efectivamente.



  • Weineck, J. (2005). Entrenamiento total. In Editorial Paidotribo. https://doi.org/10.1017/CBO9781107415324.004
  • Weineck, J., Rica, C., Dávila, L., Jesús, A., En Termorregulación, A., García Manso, J. M., Navarro, M., & Ruíz, J. A. (1996). Bases teóricas del entrenamiento deportivo. Principios y aplicaciones. In Editorial Paidotribo. https://doi.org/10.1017/CBO9781107415324.004
  • Aranda, C. R. (2011). Principios básicos para el adecuado desarrollo de la condición física salud en los centros escolares de Andalucía. Wanceulen: Educación Física Digital.
  • Suay Lerma, F., Salvador López, A., & Ricarte, J. (1998). Indicadores psicológicos de sobreentrenamientos y agotamiento. Revista de Psicología Del Deporte.