¿Cuál es la diferencia entre anorexia y bulimia?

21 Febrero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon
Los trastornos de la conducta alimentaria, como la anorexia o la bulimia, son afecciones relacionadas con la imagen corporal distorsionada e ideas poco saludables respecto a la alimentación. Saber diferenciarlos es solo el primer paso para poder abordarlos con éxito.

Los trastornos de la conducta alimentaria constituyen un problema que mantiene alerta a cualquier padre o educador. Entre ellos, hay que destacar especialmente la anorexia y la bulimia como dos de las afecciones más persistentes y que mayor malestar causan a la gente que las padece.

Conocer la diferencia entre anorexia y bulimia no es tarea fácil, pues ambos trastornos se suelen confundir habitualmente. Sin embargo, aunque puedan tener el mismo origen, lo cierto es que tanto los síntomas como el tratamiento serán diferentes en función de cada uno.

Si sospechas que una persona de tu entorno está teniendo comportamientos o actitudes poco saludables respecto a la comida, deberías estar alerta por si pudiese estar desarrollando un trastorno alimentario. No siempre resulta fácil reconocerlos, pero estar al tanto de la diferencia entre anorexia y bulimia ayudará a aclarar las cosas.

¿Es anorexia o es bulimia?

Tanto la anorexia como la bulimia se engloban dentro de la categoría de los trastornos de la conducta alimentaria. Esencialmente, esta clase de trastornos se caracterizan por una preocupación excesiva por el físico, la percepción distorsionada de la propia apariencia y un temor irracional a subir de peso.

La diferencia entre anorexia y bulimia se nota especialmente en los comportamientos y esfuerzos que se hacen por bajar de peso. Por lo tanto, habrá que estar atentos a conductas extrañas o cambios repentinos en la apariencia física. A continuación, vamos a profundizar en ambos trastornos basándonos en los criterios diagnósticos y las implicaciones para la salud.

¿Qué es la anorexia?

Como detalla la literatura académica sobre el tema, la anorexia nerviosa es un trastorno de la conducta alimentaria que se caracteriza esencialmente por restringir de manera estricta la cantidad y calidad de alimentos que se ingieren. En otras palabras, las personas diagnosticadas con anorexia hacen grandes esfuerzos por comer los mínimos alimentos posibles.

Es importante identificar a tiempo trastornos alimenticios como la bulimia y anorexia.

Como consecuencia de esto, las personas con anorexia siempre tienen un índice de masa corporal de infrapeso, lo que ayuda tanto en la identificación como en el diagnóstico del trastorno.

Las consecuencias que tiene sobre la salud física son diferentes en cada afección. En el caso de la anorexia, son las siguientes:

  • Ausencia de periodo menstrual.
  • Bradicardia —ritmo cardiaco lento—.
  • Sequedad de la piel.
  • Baja tensión y temperatura corporal.
  • Pérdida significativa de masa muscular y masa ósea.

Por último, una diferencia importante con respecto a la bulimia es la concepción acerca de la delgadez. En la anorexia, la delgadez se asocia con la realización personal, por lo que cada kilo perdido es un refuerzo muy potente.

¿Qué es la bulimia?

Por su parte, la Sociedad Argentina de Pediatría explica que la bulimia se refiere en términos generales a la falta de control sobre los impulsos por comer. Las personas que sufren de bulimia se pegan atracones para aliviar los sentimientos de ansiedad. Sin embargo, después se sienten culpables y recurren a conductas purgativas —vómitos, laxantes, diuréticos— para conseguir bajar de peso.

En el plano de la apariencia física, el peso de las personas con bulimia es muy oscilante y sufre cambios constantes, aunque el ideal es el mismo que en el de la anorexia: verse lo más delgado posible.

Por otro lado, las consecuencias que a largo plazo tiene el trastorno sobre la salud física son las siguientes:

  • Arritmias cardiacas.
  • Reducción significativa de los niveles de potasio.
  • Deshidratación.
  • Pérdida del esmalte dental provocado por la acidez del vómito.
  • Callosidades en las manos.
La anorexia y la bulimia son trastornos importantes de prevenir.

Para finalizar con la diferencia entre anorexia y bulimia, en la bulimia la delgadez se asocia con la felicidad. Esto significa que la delgadez es un medio para alcanzar un fin, ser feliz, y no es una meta en sí misma, como sí ocurre en la anorexia.

Detectar la anorexia y la bulimia está en nuestras manos

No hace falta ser un experto en salud para advertir que ciertos comportamientos o actitudes pueden indicar la presencia de un trastorno alimentario. Tan solo hay que estar atento a cómo se alimenta la persona y escuchar sus preocupaciones respecto a la apariencia física.

Un aspecto fundamental para tratar con personas diagnosticadas de anorexia o bulimia es tratarlas con empatía y comprensión. No es fácil pasar por una situación así, y lo que más necesitan esas personas son figuras de apoyo en las que poder confiar. Tratar de culpabilizarlas no solo es injusto de por sí, sino que aumenta el malestar, las preocupaciones y las conductas negativas.

  • Almenara, C. (2003). Anorexia nerviosa: una revisión del trastorno. Revista de neuro-psiquiatria, 66(1), 52-62.
  • Rava, M. F., y Silber, T. J. (2004). Bulimia nerviosa (Parte 1): Historia. Definición, epidemiología, cuadro clínico y complicaciones. Archivos argentinos de pediatría, 102(5), 353-363.