Hiperactividad en adultos: ¿cómo controlarla?

La hiperactividad en adultos es un problema de comportamiento que puede ocasionar mucho malestar para la persona que lo sufre. Saber controlarlo a tiempo es vital para evitar que se produzcan complicaciones en el día a día.
Hiperactividad en adultos: ¿cómo controlarla?
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon.

Última actualización: 09 marzo, 2022

Hasta hace unas décadas, no se contemplaba el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) en adultos. Siempre se ha prestado más atención a este trastorno en niños, a pesar de que en personas más mayores puede ocasionar las mismas complicaciones y deterioro en la calidad de vida.

La hiperactividad en adultos se manifiesta con síntomas parecidos a los que tienen los niños: falta de concentración, aumento de la actividad motora e impulsividad. Sin embargo, estos síntomas varían con la edad y no aparecen por igual en todos los adultos. Por otro lado, en muchas ocasiones la hiperactividad es consecuencia de otro trastorno, como el hipertiroidismo o el efectos secundarios de psicofármacos.

El tratamiento de la hiperactividad puede ser con fármacos o con psicoterapia; normalmente se hace una intervención conjunta con ambos tipos de tratamientos. A continuación, trataremos cómo controlar la hiperactividad en adultos desde un punto de vista psicológico.

Empápate de información relevante y contrastada

Un problema muy común de la hiperactividad en adultos es que en ocasiones pasa inadvertida. Este es un trastorno que no se suele diagnosticar en este grupo de edad, por lo que las personas que lo sufren no pueden explicar sus síntomas ni saben cómo pedir ayuda.

Recibir información, siempre que sea rigurosa, es un medio terapéutico en sí mismo. La información ayuda a la persona a reducir la incertidumbre y desarrollar estrategias de afrontamiento efectivas.

Es importante que la información sobre la hiperactividad proceda de fuentes contrastadas y profesionales, como bases de datos científicas, profesionales de la salud o los servicios sociales de cada región. Además, siempre se debe informar sobre el trastorno, posible pronóstico y alternativas de tratamiento.

Mujer runner experimenta una crisis de ansiedad antes de la competencia.

Pon en práctica ejercicios de mindfulness

El mindfulness es un tipo de meditación en el que se pretende controlar la atención de la persona y dirigirla hacia uno mismo. El objetivo es tomar conciencia del propio estado corporal.

Los programas de intervención que incluyen esta técnica han demostrado ser eficaces para mejorar la capacidad de atención y la regulación emocional en la población general. Por ello, se han realizado investigaciones aplicándola a personas que tienen dificultades en esas funciones psicológicas.

De acuerdo con un estudio publicado en la Revista de Psicoterapia, el tratamiento basado en sesiones de mindfulness para adultos con hiperactividad podría ser eficaz para reducir la falta de atención y la impulsividad. Sin embargo, la investigación en este campo es escasa y habría que realizar más experimentos para confirmar los resultados.

Artes marciales para tratar la hiperactividad en adultos

Contrariamente a lo que puede parecer, las artes marciales requieren unos niveles especialmente altos de atención y autocontrol para rendir bien. Los buenos luchadores tienen que ser perfectamente capaces de controlar su cuerpo y su mente, dado que cualquier despiste o imprudencia puede significar la pérdida del combate.

Desde hace varias décadas, se ha utilizado la práctica de artes marciales como forma de tratamiento de la hiperactividad en niños. En una revisión bibliográfica publicada por Journal of Sport and Health Research se afirma que la práctica de artes marciales es beneficiosa para tratar los síntomas de la hiperactividad.

Es necesario estudiar esta relación en adultos para comprobar si se producen los mismos beneficios que en niños. Más allá de ello, los resultados son prometedores a priori.

Saca tu lado más planificador y organizado

Un problema muy común en personas con hiperactividad es que se precipitan a la hora de iniciar una tarea y no planifican las acciones para llevarla a cabo. Todo esto se traduce en un abandono de la actividad y frustración por no acabarla.

Planificar es una herramienta para tratar la hiperactividad en adultos.

En estos casos, suele funcionar muy bien el uso de agendas, calendarios o listas de tareas en los que las personas puedan anotar qué es lo que tienen que hacer y cómo se hace. Establecer hábitos y planificar es de vital importancia para tratar la hiperactividad. Por otro lado, el uso de estas herramientas significa una mayor autonomía y, por tanto, un aumento en su autoconfianza.

Controlar la hiperactividad en adultos para vivir mejor

Si no se controla, la hiperactividad puede ser muy limitante a la hora de realizar las actividades cotidianas. Un tratamiento global que incluya fármacos y terapia es muy importante, pero aún es más prioritario poder detectar el trastorno a tiempo y saber diferenciarlo de otras afecciones.

El tratamiento siempre debe estar guiado y supervisado por profesionales de la salud mental, pero también tiene que haber un cambio personal. La única forma de controlarlo es que la persona se involucre activamente en el proceso y realice modificaciones en su estilo de vida.

Te podría interesar...
Síndrome de déficit de atención con hiperactividad y capacidad para el deporte
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Síndrome de déficit de atención con hiperactividad y capacidad para el deporte

Los niños con síndrome de déficit de atención con hiperactividad están capacitados para hacer deporte. De hecho, deportes como la natación son idea...



  • Carriedo, A. (2014). Beneficios de la Educación Física en alumnos diagnosticados con Trastorno por Déficit de atención con Hiperactividad (TDAH). Journal of Sport & Health Research, 6(1).
  • López, E. F., Vizcaino, M. A., Calvo, D. T., López, J. C., y Vila, S. B. (2016). Entrenamiento en Mindfulness para pacientes con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH): Una revisión descriptiva. Revista de Psicoterapia, 27(103), 203-213.