¿Qué hormonas se liberan cuando hacemos ejercicio?

Las hormonas son moléculas esenciales para el correcto funcionamiento corporal. En el ejercicio físico, son las responsables de los cambios y adaptaciones que produce el entrenamiento sobre el cuerpo.
¿Qué hormonas se liberan cuando hacemos ejercicio?
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon el 10 julio, 2021.

Última actualización: 10 julio, 2021

El deporte es capaz de liberar moléculas y producir cambios a largo plazo, tanto físicos como psíquicos. Entre las moléculas liberadas durante el ejercicio, destacan las hormonas por sus notables efectos.

Las hormonas son sustancias liberadas en múltiples glándulas del cuerpo que tienen como tarea alterar la función de las células. Estas son responsables de muchos cambios: el crecimiento muscular, regulación de la respuesta de estrés o la reducción de los niveles de glucosa en sangre.

Lo más característico de las hormonas es que son muy activas en poca cantidad. Por lo tanto, a no ser que se tenga un déficit médico en alguna de ellas, no es necesario incorporarlas de manera externa.

Qué hormonas se relacionan con el ejercicio físico

Conocer las hormonas que se liberan durante el ejercicio es una manera de estar al tanto de los cambios y las adaptaciones que produce la actividad física. Las hormonas que se liberan son varias, como refleja una publicación de Harvard Health Publishing. A continuación, exponemos solo las más significativas y sus principales efectos sobre el cuerpo.

1. Adrenalina

La adrenalina es la principal hormona del estrés y es liberada por la médula de la corteza suprarrenal, que está encima de los riñones. Su función es activar el cuerpo ante una situación para actuar de forma rápida y aumentar el nivel alerta.

En este caso, el estrés tiene un significado diferente al usual. El estrés es toda respuesta que se pone en marcha ante cualquier situación que requiere dar una respuesta motora, y no solo en las negativas. Los principales efectos que produce son: aumento de la tasa cardiaca y del metabolismo de la glucosa, vasoconstricción y dilatación de las pupilas (midriasis).

El ejercicio físico es una buena herramienta para controlar la ira.

2. Vasopresina/hormona antidiurética

La vasopresina es una hormona que se libera en grandes cantidades durante el ejercicio. Está relacionada con la retención de líquidos y su función es evitar la deshidratación. Se trata de un aspecto importante, ya que durante el ejercicio el sudor produce una pérdida de líquidos.

La liberación de la vasopresina sigue una relación lineal con la intensidad del ejercicio. Es decir, a más intensidad, mayor concentración de la hormona en sangre. Asimismo, cumple una función al conservar el agua corporal cuando se realiza ejercicio en ambientes calurosos, en los que la deshidratación puede convertirse en una amenaza real.

3. Hormonas sexuales: testosterona, estrógenos y progesterona

Una de las hormonas más famosas en relación con el ejercicio físico es la testosterona. Esta hormona catabólica interviene en el crecimiento muscular, y ha sido muy asociada al mundo del culturismo por los cambios que produce sobre la apariencia corporal. Estos cambios tienen que ver con la diferenciación entre los cuerpo del hombre y la mujer que se producen a partir de la pubertad.

La concentración de testosterona aumenta con el entrenamiento de fuerza y con el ejercicio aeróbico moderado, y disminuye con el ejercicio aeróbico intenso y de larga duración. Por su parte, los estrógenos y progesterona están más sometidos a las variaciones del ciclo menstrual.

4. Hormonas pancreáticas: insulina y glucagón

El metabolismo de la glucosa es una parte fundamental para la obtención de energía durante el ejercicio. Al entrenar, los músculos necesitan continuamente energía para funcionar correctamente, y esto es posible en parte gracias a las hormonas que libera el páncreas.

La insulina y el glucagón son hormonas complementarias. Mientras que la primera se encarga de disminuir los niveles de glucosa en sangre, la segunda se encarga de aumentarlos. Por tanto, es necesario que exista un equilibrio adecuado entre ambas para evitar problemas.

La preparación física en el pádel es importante por diversos motivos.

Según un estudio publicado por la Universidad Nacional del Nordeste, la secreción del glucagón aumenta durante el ejercicio. Además de esto, el ejercicio aeróbico aumenta la sensibilidad a la insulina, razón por la cual la actividad física es tan recomendable para personas diabéticas.

El ejercicio físico es muy sensible al efecto de las hormonas

Durante y después de realizar ejercicio, se producen unos cambios en el cuerpo que son responsables de las adaptaciones y los progresos. Sin embargo, aunque la liberación de las hormonas sea rápida, su efecto no lo es tanto. Habrá que tener paciencia y esperar para que sucedan esos cambios.

Para finalizar, no se puede olvidar el efecto que producen los neurotransmisores, sustancias similares a las hormonas pero que actúan en el cerebro: serotonina, dopamina y endorfinas. Estos son los responsables de las sensaciones positivas y de bienestar que se experimentan al ejercitar.

Te podría interesar...
Los efectos del deporte sobre las hormonas
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Los efectos del deporte sobre las hormonas

Los efectos del deporte sobre las hormonas son varios y muy positivos. De hecho, ayudan a garantizar funciones básicas del organismo.