¿Cuál es la importancia de los probióticos?

18 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por Nutrición Sául Sánchez Arias
Los probióticos ayudan a mejorar la salud intestinal y metabólica del individuo, y son capaces de reducir la incidencia de muchos problemas metabólicos como el sobrepeso o la diabetes.

Actualmente, se conocen muchas de las implicaciones de tener una microbiota sana, ya que, por ejemplo, esta interviene en el metabolismo de los nutrientes y en la salud mental. La buena noticia es que existen ciertas estrategias para asegurar que desarrolle sus funciones correctamente. En este sentido, es preciso conocer la importancia de los probióticos.

Antes de comenzar, has de tener claro que la flora intestinal está compuesta por un elevado número de bacterias de distintos géneros, unas beneficiosas y otras, no tanto. Lo importante es que se encuentren en la proporción adecuada, y para ello existen ciertas estrategias dietéticas.

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son bacterias vivas que se ingieren por medio de la dieta y que consiguen colonizar selectivamente ciertas zonas del intestino, lo que genera un beneficio en el huésped. De este modo, la suplementación con probióticos es capaz de, por ejemplo, reducir la incidencia de las diarreas, según un estudio publicado en la revista Journal of Clinical Gastroenterology

Asimismo, también pueden ejercer un efecto positivo sobre el metabolismo de los alimentos y reducir la sintomatología de algunas intolerancias, como la de la lactosa.

Además, un artículo científico reciente ha conseguido demostrar que la suplementación con probióticos es capaz de incidir positivamente en la disminución de la resistencia a la insulina. Esto podría suponer un paso adelante en el manejo de la diabetes.

No todos los probióticos son iguales

Yogures de diferentes sabores en sus envases.

A la hora de elegir un probiótico, es necesario tener en cuenta ciertos detalles que influyen en la calidad y en la efectividad de estos. Lo primero es cerciorarse de que incluye un número de bacterias adecuado. Los mínimos deberían de ser 10 (8), para que alcancen el intestino en condiciones de colonizarlo y de ejercer un efecto beneficioso.

Actualmente, muchos de los suplementos de probióticos que se encuentran a disposición del público cuentan con la desventaja de presentar demasiadas cepas diferentes en su composición. Lo ideal sería que el productos solamente contase con 1 o 2 cepas de Lactobacillus o de Bifidobacterium. Es preciso también que cuenten con la certificación oportuna acerca de los efectos beneficiosos de la ingesta de tales bacterias.

Combina el probiótico con fibra

En los últimos años, se descubrió que los efectos positivos de los probióticos se potencian cuando estos se administración de forma conjunta con alguna fibra. Normalmente, la fibra soluble fermenta a nivel intestinal, lo que genera una serie de subproductos que le sirven de alimento a las bacterias y mejoran así su supervivencia y sus funciones.

Existen ya compuestos a la venta que contienen tanto probióticos como fibra en su composición; esta última se considera un compuesto prebiótico. La combinación como tal recibe el nombre de simbiótico y resulta especialmente beneficiosa para el tratamiento de las patologías intestinales de tipo inflamatorio.

La importancia de los probióticos en el futuro

Se siguen investigando la importancia de los probióticos y los efectos positivos de la suplementación con estos a la hora de mejorar la salud de la microbiota y el funcionamiento del organismo. Actualmente, se estudia la influencia de la administración de dichas bacterias en el tratamiento del sobrepeso y de la obesidad, y se han obtenido resultados esperanzadores.

La dietoterapia suele incluir también suplementos como los de probióticos.

Poco a poco se van aislando diferentes cepas, cada una con una función específica y un marco de aplicación determinado. En los próximos años, es posible que este campo evolucione mucho y que se recomiende la ingesta de probióticos de manera sistemática.

Los probióticos, bacterias beneficiosas

Los probióticos representaron uno de los descubrimientos más revolucionarios en el marco de la nutrición en los últimos años. Estas bacterias han conseguido facilitar el manejo de patologías inflamatorias sin solución aparente, como el síndrome del colon irritable.

Al mismo tiempo, parecen ser capaces de reducir la problemática asociada a la diabetes a partir de la mejora del metabolismo de los nutrientes. Incluso pueden revertir algunos procesos de intolerancia, como el de la lactosa, muchas veces originado por una disbiosis intestinal.

Por estos motivos, el marco de aplicación de los probióticos es inmenso. Solamente es necesario elegir la cepa adecuada para cada caso, lo que puede necesitar de la recomendación de un especialista en la materia. No dudes en acudir al nutricionista si presentas problemas de tipo metabólico o intestinal y estás interesado en probar la suplementación con estas bacterias para mejorar el manejo de dichos trastornos.

  • Guarino A., Guandalini S., Vecchio A., Probiotics for prevention and treatment of diarrhea. J Clin Gastroenterol, 2015.
  • Tonucci LB., Dos Santos KM., Ferreira CL., Ribeiro SM., et al., Gut microbiota and probiotics: focus on diabetes mellitus. Crit Rev Food Sci Nutr, 2017. 57 (11): 2296-2309.