¿Qué no debes hacer después del ejercicio?

Después de hacer ejercicio se deben evitar una serie de aspectos, los cuales influyen de manera negativa sobre el organismo. ¿Sabes cuáles son?
¿Qué no debes hacer después del ejercicio?
Andrés Felipe Cardona Lenis

Escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis.

Última actualización: 02 septiembre, 2022

En pocas ocasiones se tiene en consideración lo que no debes hacer después del ejercicio. Usualmente al culminar la rutina de entrenamiento das por terminado todo lo que debías llevar a cabo.

A pesar de ello, el ejercicio no se basa únicamente en la fase central o los ejercicios. Existe una serie de aspectos que no se deben pasar por alto y a la vez deben ser evitados con el fin de no perjudicar al organismo de manera general.

A continuación, te enseñaremos todo lo que no debes hacer y cómo lo puedes corregir para mejorar los resultados en el ejercicio.

Lo que no debes hacer después del ejercicio

Las cosas que no debes hacer después del ejercicio van desde las más simples y obvias hasta las menos comunes. Sin embargo, en ocasiones se pasan por alto o se llevan a cabo porque otra persona nos lo recomendó sin ningún tipo de conocimiento acerca del tema.

No te preocupes, siempre hay tiempo de solucionarlas y corregirlas con el fin de no entorpecer tu proceso de aprendizaje.

Saltarse la fase final

Para estirar los hombros, podemos optar entre muchos ejercicios muy efectivos.
Los estiramientos nunca deben omitirse como parte de la fase final de la rutina.

Normalmente la rutina se compone de tres fases principales –inicial, central y final-. La fase final o de retroalimentación sobresale como la parte de la rutina en la que se vuelve a la calma y se realiza el estiramiento.

El solo hecho de detenerse justo después de la fase central puede provocar problemas cardiovasculares y musculares. Además, la concentración de ácido láctico en los músculos favorece la duración de la fatiga y el dolor constante.

Por lo tanto, lo más recomendable se basa en implementar una serie de estiramientos con mayor énfasis en los músculos trabajados. De esta manera los niveles de relajación aumentan y el ritmo cardiaco disminuye de forma progresiva.

Consumir bebidas energéticas

Uno de los aspectos más peligrosos que no debes hacer después del ejercicio es ingerir bebidas energéticas. Usualmente se cree que este tipo de bebidas contribuyen en el proceso de hidratación, pero lo cierto es que afectan al organismo.

Los ingredientes de este tipo de bebidas se resumen en estimulantes y similares, los cuales alteran el sistema nervioso y aumentan los síntomas relacionados con la ansiedad.

En ese orden de ideas, lo más oportuno sería el consumo de agua potable. Incluso, tomar agua puede llevarse a cabo justo después de terminar el ejercicio.

Sin embargo, procura hacerlo de manera controlada y vigila la temperatura del agua, con el fin de evitar otro tipo de problemas en el organismo.

Comer sin control

Comer sin control no lo debes hacer después del ejercicio, ni siquiera para compensar la energía que perdiste durante la rutina.

Algunas personas suelen pensar que comer en grandes cantidades o sin control es bueno para reponer al cuerpo luego de entrenar. No obstante, lo más probable es que el organismo esté ganando la batalla respecto a la ansiedad y el desespero.

En ese orden de ideas, no es malo comer después de hacer ejercicio, pero se debe vigilar el tipo de alimentos que ingieres. Además, se recomienda esperar al menos de 20 a 30 minutos después del ejercicio para comer.

No cambiarse la ropa

Evitar cambiarse la ropa es algo que no debes hacer después del ejercicio debido al aseo y la prevención de infecciones. A pesar de ello, muchas personas prefieren continuar con las mismas prendas después de entrenar, incluso durante todo el día.

Recuerda que las prendas utilizadas al hacer ejercicio suelen recoger todo el sudor y el exceso de piel muerta en la tela. Al dejar que se seque la ropa puesta todos estos excesos se adhieren a la piel y evitan que los poros se oxigenen debidamente.

Por lo anterior, te aconsejamos cambiarte de ropa, elegir prendas amplias y cómodas. También puedes tomar una ducha, pero después de esperar por lo menos 20 minutos después de culminar el ejercicio.

Guardar reposo excesivo

El cansancio es un síntoma común después de hacer ejercicio. Sin embargo, el reposo excesivo es lo menos aconsejable en estos casos.

Lo ideal es recuperar la energía, pero no quedarse completamente quieto. Cabe resalta que el descanso en exceso suele acompañarse de síntomas como ansiedad o desespero, lo que se compensa con mala alimentación o exceso de comida.

Procura continuar con tu día a día y realiza todas las actividades de manera normal. De esa forma el organismo podrá adaptarse y el descanso será el apropiado, sin excesos.

Reposar bien es clave ante una lesión de los gemelos.
El reposo excesivo es perjudicial para la forma física.

¿Hay más que no debes hacer después del ejercicio?

Existen muchos aspectos a tener en consideración los cuales no debes hacer después del ejercicio. La mayoría de ellos se encuentran ligados a la higiene y la salud de la piel.

Más allá de cambiarse de ropa, también es necesario limpiar los elementos que utilizas, especialmente las colchonetas o elementos similares.

Otras recomendaciones giran en torno a la prevención de vicios como el cigarrillo o las bebidas alcohólicas. Aunque parece descabellado, algunas personas suelen consumirlas después del ejercicio, lo que resulta en una práctica excesivamente peligrosa.

Te podría interesar...
Higiene deportiva: antes, durante y después del ejercicio
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Higiene deportiva: antes, durante y después del ejercicio

La higiene deportiva es totalmente necesaria antes, durante y después del ejercicio, por ello debes saber cómo se implementa.