4 sencillos pasos para mejorar la salud del cerebro

El cerebro es un órgano fascinante del que todavía desconocemos mucho. Es el encargado de controlar todos los procesos superiores, por lo que mejorar su salud es una tarea prioritaria.
4 sencillos pasos para mejorar la salud del cerebro
Gloria Redondo Rincon

Escrito y verificado por la psicóloga deportiva Gloria Redondo Rincon.

Última actualización: 12 mayo, 2022

Mejorar la salud del cerebro es posible si se siguen uno sencillos pasos. Hacer un esfuerzo por la salud siempre merece la pena y más cuando se trata de un órgano tan importante como es el cerebro.

Una de las mayores cualidades del cerebro es que es el órgano más plástico que tenemos. Es decir, este se amolda al estilo de vida y los hábitos cotidianos. Si una persona lleva un estilo de vida saludable, el cerebro responde de manera positiva aumentando el número de capilares y conexiones neuronales.

Por el contrario, hábitos como el sedentarismo o una dieta poco saludable contribuyen a la degeneración prematura del cerebro.

Cuidar del cerebro es una de las mejores inversiones en uno mismo que se pueden hacer para aumentar la calidad de vida y la felicidad. Por ello, a continuación nos centraremos en dar unos sencillos pasos para mejorar la salud del cerebro.

1. Mantén tu actividad intelectual

Chica recordando e intentando encajar las piezas del puzzle en su cabeza.
Estimular la memoria es la mejor manera de mantener la salud cerebral.

Un mito muy extendido es que habitualmente solo se usa el 10% de la capacidad del cerebro. Esto no es cierto pues el cerebro funciona como un todo integrado, sin embargo el ritmo de vida actual propicia que se dependa demasiado de las tecnologías en detrimento del cerebro.

Hoy en día nadie memoriza los números de teléfono, tampoco realiza los cálculos matemáticos de memoria o retiene en su cabeza la agenda del día. Las nuevas tecnologías hacen todas estas acciones, y en parte facilitan la vida y reducen la probabilidad de error. Aun así por otro lado, también hacen que el cerebro se vuelva perezoso y pierda el hábito de trabajar.

Para evitar esto lo mejor es realizar ejercicios de estimulación cognitiva a menudo. Los ejercicios como los crucigramas o los sudokus son ejemplos de actividades muy beneficiosas que aportan demanda de trabajo al cerebro.

2. Realiza ejercicio aeróbico a diario

No cabe ninguna duda de que el ejercicio físico es un gran aliado para mantener la salud del cerebro. Lo que no mucha gente sabe es que dentro de ejercicio, aquellos que son de corte aeróbico tienen mayor potencial para estimular y despertar a las neuronas.

Los ejercicios como correr, nadar o montar en bici suponen una fuerte demanda para el sistema cardiovascular. Los músculos deben recibir un aporte continuo de oxígeno para no fatigarse, y en consecuencia el cerebro también recibe un extra de oxigenación.

Esta tesis se ha defendido especialmente en el caso de desarrollar las capacidades académicas de los niños. De acuerdo con una investigación realizada por la Universidad de San Francisco de Quito, los ejercicios aeróbicos tienen la capacidad de estimular la sinapsis cerebral ayudando a que las neuronas trabajen de manera más adecuada. Aplicado a los niños, este tipo de ejercicio favorece el aprendizaje de las habilidades que se enseñan en la escuela.

3. Mantén a raya los hábitos poco saludables

Para tener una buena salud en general, y no solo del cerebro, hace falta seguir un estilo de vida saludable. Esto implica adquirir unos hábitos que se mantengan a largo plazo, y no vale solo con realizar acciones puntuales.

En el caso de mejorar la salud del cerebro se aplica el mismo principio: la alternativa más acertada es la prevención mediante un estilo de vida saludable, evitando las acciones perjudiciales para la salud.

Por el contrario, hábitos como el tabaquismo, una dieta rica en grasas saturadas o la falta de ejercicio es un factor de riesgo bien definido para sufrir un accidente cerebrovascular.

4. Abónate a la dieta mediterránea

Otro factor imprescindible cuando se habla de la salud es la dieta. Todo aquello que ingerimos influye en la salud, tanto para bien como para mal. Por ello, prestar atención a los hábitos alimenticios se convierte en una tarea prioritaria.

En la actualidad existen muchas dietas, pero pocas hay tan famosas y beneficiosas como la dieta mediterránea. Esta prioriza el consumo de frutar y verduras, proteínas vegetales y grasas insaturadas. Una muy buena combinación para alargar la vida de forma natural y retrasar la aparición de enfermedades.

De hecho, se ha estudiado el poder de la dieta mediterránea para prevenir enfermedades como el Alzheimer. Según un estudio realizado por la Universidad de San Sebastián, la dieta mediterránea ha demostrado poseer efectos favorables que minimizan el riesgo de aparición de la Enfermedad de Alzheimer. Esto se explica en base a sus efectos antioxidantes, antiinflamatorios y cardioprotectores.

La dieta mediterránea es una de las dietas más populares en el mundo.
La dieta mediterránea es una forma de estimular la salud cerebral.

Invierte en tu salud cuidando de tu cerebro

El cerebro es un órgano muy plástico que se adapta a todo tipo de situaciones, pero de la misma manera es muy frágil y susceptible de sufrir enfermedades y daño si no se cuida adecuadamente.

Ahora que sabes cómo mejorar la salud del cerebro siguiendo estos sencillos pasos, lo siguiente es ponerlos en práctica. Por último, recuerda que aumentar la calidad de vida no es cuestión de esfuerzos puntuales, sino de acciones continuadas en el tiempo.

Te podría interesar...
Beneficios del ejercicio para el cerebro
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Beneficios del ejercicio para el cerebro

Aprovechar los beneficios del ejercicio para el cerebro es muy importante. Por ello debes mantener una vida activa constantemente.



  • Altamirano Morochz, M. I. (2015). El ejercicio aeróbico diario y el desarrollo de las habilidades de lecto escritura en niños de cinco a seis años (Master's thesis, Quito: USFQ, 2015).
  • Miranda, A., Gómez-Gaete, C., y Mennickent, S. (2017). Dieta mediterránea y sus efectos benéficos en la prevención de la enfermedad de Alzheimer. Revista médica de Chile, 145(4), 501-507.