¿Por qué deberías comenzar el día con una taza de café?

Te vamos a mostrar los motivos por los cuales se considera beneficioso para la salud comenzar el día con una taza de café durante la etapa adulta.
¿Por qué deberías comenzar el día con una taza de café?
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias.

Última actualización: 31 marzo, 2022

Comenzar el día con una taza de café es una de las mejores rutinas que se pueden plantear para mantener un buen estado de salud con el paso de los años. Hablamos de una de las infusiones más consumidas a nivel mundial, pero también de las que más antioxidantes concentra en su interior.

Eso sí, hay que hacer especial hincapié en la necesidad de retrasar el momento de iniciar la ingesta de cafeína en la adolescencia. Los menores pueden incluir descafeinado en sus rutinas, pero hasta terminar el desarrollo no sería positivo incluir grandes dosis del alcaloide, puede tiene efectos sobre el sistema nervioso central.

El café es una fuente de antioxidantes

Como hemos comentado, el café concentra en su interior una gran cantidad de compuestos fitoquímicos con actividad antioxidante. Estos elementos neutralizan la formación de los radicales libres y su posterior acumulación en los tejidos del organismo. Gracias a este mecanismo disminuyen las posibilidades de sufrir patologías crónicas y complejas a medio plazo.

Granos de café y taza de café caliente
El café posee antioxidantes necesarios para el organismo.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Revue Neurologique, la ingesta de bebidas o alimentos con alto contenido en fitonutrientes se asocia con una menor incidencia y prevalencia de las enfermedades de tipo neurodegenerativo. Habrá que combinar esta rutina con otros buenos hábitos, pero desde luego puede ayudar mucho con el paso del tiempo.

El consumo de café se asocia con menor mortalidad

Una investigación publicada en la revista European Journal of Epidemiology consiguió encontrar una correlación inversa entre el consumo de café y el riesgo de muerte por cualquier causa. De hecho, los mejores resultados se obtenían cuando se ingerían entre 2 y 4 tazas de café de manera diaria, incluso aunque se tratase de la versión descafeinada.

A partir de aquí muchos expertos en nutrición comenzaron a recomendar la inclusión de la infusión en el contexto de una dieta saludable y variada. Se trata de una infusión muy bien aceptada y tolerada por casi todo el mundo. Eso sí, es importante tratar de consumirla sin azúcar, acostumbrándose progresivamente a su sabor amargo. Dicho glúcido sí que podría generar efectos negativos, sobre todo a nivel metabólico.

El café ayuda a adelgazar

Por si fuesen pocos los beneficios de comenzar el día con una taza de café, debemos comentar que esta bebida también fomenta la pérdida de peso. El efecto se produce sobre todo gracias a la cafeína. El alcaloide consigue modificar la utilización de los sustratos energéticos, consiguiendo incrementar la movilización y la oxidación de las grasas para producir energía.

Ahora bien, para experimentar los mejores resultados conviene combinar el consumo de café con la práctica regular de ejercicio físico, poniendo el foco en el trabajo de fuerza muscular. De este modo se conseguirá hipertrofiar el tejido magro, lo que repercutirá positivamente en el número de calorías gastadas de manera diaria. Así será más sencillo establecer un déficit energético sostenible con el paso del tiempo.

De todos modos, el café no es la única infusión que puede ayudar a mejorar el estado de composición corporal. También el té verde cuenta con un efecto similar. Por una parte contiene un análogo de la cafeína en su interior. Además, los fitoquímicos que concentra son capaces de aumentar la sensibilidad a la insulina, modificando así la eficiencia del sistema metabólico. Alternar ambas bebidas se considera, sin duda, una excelente alternativa para mejorar la salud.

El café se puede beber antes del entreno para aprovechar sus ventajas.

Comenzar el día con una taza de café es muy bueno para la salud

Como has podido comprobar, comenzar el día con una taza de café se considera un hábito saludable. Eso sí, hay que evitar añadirle azúcar para no generar estrés a nivel metabólico. Se le puede incorporar algo de leche para mejorar su sabor en el caso de que resulte muy amargo. La inclusión puntual de edulcorantes artificiales de buena calidad podría resultar otra alternativa, aunque tampoco conviene abusar de ellos.

Para terminar, hace falta hacer especial hincapié en la necesidad de incluir el café en el contexto de una dieta variada y equilibrada para exprimir al máximo sus beneficios. Es clave evitar la ingesta de ácidos grasos de tipo trans y de aditivos artificiales en grandes cantidades, pues ambos compuestos podrían incrementar los niveles de inflamación y de oxidación en el medio interno.

Te podría interesar...
¿Qué es el BulletProof o Café ‘a prueba de balas’?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Qué es el BulletProof o Café ‘a prueba de balas’?

El café BulletProof aporta una gran cantidad de antioxidantes de calidad y ácidos grasos que contribuyen a mejorar la salud.



  • Román, G. C., Jackson, R. E., Gadhia, R., Román, A. N., & Reis, J. (2019). Mediterranean diet: The role of long-chain ω-3 fatty acids in fish; polyphenols in fruits, vegetables, cereals, coffee, tea, cacao and wine; probiotics and vitamins in prevention of stroke, age-related cognitive decline, and Alzheimer disease. Revue neurologique, 175(10), 724–741. https://doi.org/10.1016/j.neurol.2019.08.005.
  • Kim, Y., Je, Y., & Giovannucci, E. (2019). Coffee consumption and all-cause and cause-specific mortality: a meta-analysis by potential modifiers. European journal of epidemiology, 34(8), 731–752. https://doi.org/10.1007/s10654-019-00524-3.