¿Se pueden prevenir enfermedades con la dieta?

La alimentación es como el combustible que le damos al organismo para funcionar. Así como un coche rinde más con mejores insumos, algo parecido ocurre con el cuerpo, que así también puede combatir mejor las patologías.
¿Se pueden prevenir enfermedades con la dieta?
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias el 31 julio, 2021.

Última actualización: 31 julio, 2021

Por medio de una buena alimentación, es posible mejorar la función de defensa del organismo. Además, se evitan ineficiencias en las reacciones fisiológicas que puedan dar lugar a patologías. Gracias a todo eso, es posible prevenir enfermedades con la dieta, tanto las de tipo infeccioso como las crónicas.

Una de las claves para que el cuerpo humano se encuentre en buen estado de salud es el mantenimiento de un adecuado estado de composición corporal. Esto es determinante para que estén bajo control los mecanismos inflamatorios. Por otra parte, conviene optimizar el aporte de nutrientes. Ambas cuestiones pueden atenderse por medio de los alimentos que se ingieren.

Una buena alimentación aumenta las defensas

Existen varios nutrientes implicados en la promoción de la función de defensa del organismo. Entre ellos, destaca la vitamina C, tal y como evidencia una investigación publicada en la revista Nutrients. Un consumo adecuado de este elemento reduce la incidencia de las enfermedades infecciosas.

Además, durante el desarrollo de una patología vírica, se puede aumentar el aporte del micronutriente para aliviar y controlar los síntomas. Así, resulta más sencillo manejar el problema y que este resulte menos molesto.

Por otra parte, hay que asegurar que se cubren los requerimientos diarios de zinc. Este mineral juega un papel clave para la diferenciación de las células de la serie blanca. Estas son las encargadas de rechazar y eliminar todos aquellos microbios infecciosos.

Los frutos secos están entre los alimentos que aumentan las defensas.

La dieta contra las patologías crónicas

Para disminuir el riesgo de desarrollar patologías crónicas, es determinante incrementar la presencia de alimentos frescos en la dieta. Estos aportan ácidos grasos esenciales de alta calidad, además de fitonutrientes con capacidad antioxidante.

Resulta importante neutralizar la formación de radicales libres y su posterior acumulación en los tejidos. Con este mecanismo, se consigue retrasar el envejecimiento y la aparición de problemas asociados a esa condición, según un estudio publicado en la revista Current Aging Science.

Para asegurar el consumo de antioxidantes, conviene aumentar la ingesta de vegetales. La mayor parte de frutas y verduras destacan por ser fuente de flavonoides. También las especias culinarias concentran esta clase de compuestos en su interior, los cuales son considerados muy beneficiosos para la salud a medio y a largo plazo.

La importancia de mantener un buen estado de composición corporal

Cuando se plantea la dieta para prevenir enfermedades, uno de los puntos clave tiene que ver con el mantenimiento de un buen estado de composición corporal. En otras palabras, evitar que los niveles de grasa se eleven demasiado y mantener la masa muscular en buenas cifras.

Para ello, suele ser preciso evitar las situaciones de alimentación hipercalórica. En este sentido, conviene restringir los dulces y los ultraprocesados industriales. Cuanto menos aparezcan en la dieta, mejor.

De todos modos, el hecho de evitar consumir demasiadas calorías no tiene por qué significar pasar hambre. Se pueden plantear platos muy voluminosos que generen satisfacción y saciedad. Para ello, hay que asegurar la presencia de proteínas y fibra en las preparaciones culinarias. Ambos elementos retrasan el vaciado gástrico, con lo que reducen el apetito.

Por otra parte, conviene plantear un trabajo de fuerza de forma regular. Con este entrenamiento, se activa el metabolismo y se aumenta el gasto energético diario, lo que contribuye a conseguir un buen estado de salud. En el contexto de la actividad física, siempre se puede permitir un aporte de carbohidratos mayor, lo que garantiza un incremento de la variedad en cuanto a alimentos consumidos.

El perfil antropométrico permitirá reconocer las zonas más difíciles de ejercitar en la mujer.

Una buena dieta ayuda a prevenir enfermedades

La dieta es clave a la hora de prevenir enfermedades crónicas y complejas. Además, un aporte nutricional óptimo contribuye a reducir la incidencia de las patologías infecciosas. Es determinante asegurar el aporte de vitaminas y de minerales para estimular la función inmune y evitar ineficiencias.

Hay que tener en cuenta que la mayor parte de las enfermedades crónicas están causadas por 2 mecanismos: la inflamación y la oxidación. Ambos se pueden controlar por medio del planteamiento de una alimentación adecuada. En este sentido, es importante consumir ácidos grasos de calidad y fitonutrientes con capacidad antioxidante de forma diaria.

Por último, no te olvides que uno de los objetivos principales de una buena pauta dietética es alcanzar un buen estado de composición corporal. Con respecto a ello, suele resultar beneficioso reducir los niveles de masa grasa y aumentar la proporción de masa muscular del organismo. De esta forma, se consigue un mayor rendimiento deportivo, al tiempo que se retrasa el envejecimiento.

Te podría interesar...
Alimentos para aumentar la masa muscular
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Alimentos para aumentar la masa muscular

Es importante que los atletas incluyan en la dieta alimentos para aumentar la masa muscular y así conseguir un mejor desempeño.