Los ritmos circadianos: lo que debes saber

Los ritmos circadianos marcan nuestro día a día. Aprende cuáles son sus efectos y las consecuencias de no hacerle caso en este artículo.
Los ritmos circadianos: lo que debes saber
Joseph Wickman

Escrito y verificado por el fisioterapeuta Joseph Wickman.

Última actualización: 18 enero, 2022

Los ritmos circadianos son un elemento esencial para nuestro desarrollo cotidiano. Va a dictaminar la hora a la que podemos hacer determinadas actividades con efectos significativos a nivel metabólico.

A continuación, vamos a ver los datos más importantes sobre este concepto. Como verás, aunque puede que no te suene mucho, hacemos uso de él a diario y tiene un gran impacto sobre nuestro día a día, como así también en las funciones del organismo.

Los ritmos circadianos

Empezaremos con el concepto de ritmos circadianos. ¿Qué significa?

Este concepto se refiere a los cambios que sufre nuestro cuerpo en ciclos de 24 horas. Es decir, a los cambios que experimentamos todos los días, a horas similares. Por lo tanto, nos ayuda a organizar las actividades y funciones. Más adelante analizaremos cuáles son los cambios exactos y entenderás con mayor precisión a qué nos referimos con dichas modificaciones.

Vale la pena resaltar que no somos los únicos que obedecemos a nuestros ritmos circadianos. Todos los seres vivos lo hacen. Es decir, todos los organismos van sufriendo algún tipo de cambio a lo largo del día que marca cuándo realizan diferentes actividades.

En general, es un sistema ligado al ciclo luz-oscuridad, como muestran los estudios. Es decir, cuando hay luz, se activan una serie de funciones, y cuando oscurece, otras. Esto ya nos da algunas pistas sobre cómo afecta al cuerpo humano, pero veámoslo con mayor detalle.

Dormir bien en los días previos a una competencia deportiva es fundamental.

¿Qué cambia?

Los cambios que se producen debido a los ritmos circadianos son tanto físicos, como psicológicos y hasta conductuales.

Empecemos por lo básico. Aproximadamente de 03.00 am a 07.00 am es cuando tenemos el menor nivel de energía. El cuerpo está totalmente sin fuerzas – normalmente durmiendo -, y se regenera. Entre las 10.00 am y las 01.00 pm, el cuerpo tiene su mayor nivel de actividad. Está más alerta y tiene mayor agudeza mental.

A partir de dicho horario ya empieza a notarse un aumento gradual de la somnolencia. Nos apetecerá comer, y entre las 10.00 pm y las 11.00 pm ya tendremos sueño. Estas horas varían ligeramente si hablamos de gente joven o más adulta. Pero en general, así nos afectan en este primer punto los ritmos circadianos.

En segundo lugar, y de una manera más específica, hay toda una serie de hormonas que se ven afectados por este sistema. Hablamos de la ACTH, el cortisol, TSH, FSH, Estradiol, Renina y varias más. La secreción de todas ellos depende de lo que marque el ritmo circadiano que funciona como un gran regulador. Incluso el hecho de que tengamos sueño por las noches está mediado por una hormona guiada por este sistema como la melatonina que se inhibe con la luz y se estimula con la oscuridad.

Por último, este sistema también regula la temperatura corporal. Durante las horas del día aumenta, mientras que en las horas de mayor oscuridad, disminuye. Esto nos ayuda a estar más alerta y activos durante el día, y más relajados durante la noche, cuando vamos a descansar.

Factores alterantes

Dicho todo esto, vemos que en condiciones normales seguiríamos un mismo patrón que se repite cada 24 horas. Sin embargo, hay ciertos factores que pueden modificar esta especie de reloj biológico.

Por una parte, como hablamos de ciclos de luz-oscuridad, la luz artificial puede causar variaciones. Específicamente, la luz azul de los dispositivos electrónicos puede retrasar los procesos asociados con la noche. Es por ello que los expertos suelen recomendar no mirar ninguna pantalla una hora antes de ir a dormir. Mucha gente sufre alteraciones de sueño por estar mirando el móvil o el ordenador justo antes de irse a descansar.

El desajuste horario por temas de trabajo también puede causar alteraciones. Tener que trabajar por turnos, por ejemplo, es el ejemplo más drástico. Realizar un turno nocturno trastoca los horarios habituales de descanso. O si necesitas estar activo durante un número de horas prolongado, también puede genera problemas. Hay estudios que datan a los años 80 que ya apuntaban en esta dirección.

Por último, también pueden haber mutaciones genéticas que alteren estos ritmos naturales. En este caso, no hay nada que podamos hacer al respecto.

¿Cómo afecta dormir poco a la salud de las personas?

Un reloj vital

Este artículo refleja la importancia de este sistema. Afecta a nuestro día a día de una manera muy clara y en muchos aspectos.

Alterar este orden puede tener consecuencias como trastornos del sueño, depresión, obesidad, trastorno bipolar. Tienes que pensar que estamos evitando que el cuerpo siga el ritmo que la naturaleza le impone. Sea por la causa que sea, es de gran importancia tratar de seguir este ciclo luz-oscuridad lo más fielmente posible.

Te podría interesar...
¿Cuánto tiempo es necesario dormir en la noche?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cuánto tiempo es necesario dormir en la noche?

Dormir un número adecuado de horas en la noche es fundamental para recuperarse física y mentalmente del esfuerzo realizado durante el día.



  • J. Lillo, L. Álvaro, H. Moreira et al. Luz y ritmos circadianos: Efectos en la salud y en el desempeño. Ansiedad y Estrés . Dec. 2010, Vol. 16 Issue 2/3, p259-269. 11p.
  • J. García. Ritmos circadianos: Predicción del rendimiento nocturno en tareas laborales rotativas. Tesis para la Universidad Complutense del Madrid, 1988.