3 sustitutos del azúcar blanco

Algunos de los sustitutos del azúcar blanco, como los edulcorantes artificiales, pueden generar problemas de salud a medio plazo, debido a su impacto sobre la microbiota. Entonces ¿cuál es el más recomendable?
3 sustitutos del azúcar blanco
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias el 13 abril, 2021.

Última actualización: 13 abril, 2021

Seguro que ya has escuchado que consumir con frecuencia hidratos de carbono simples no resulta beneficioso para la salud, más bien todo lo contrario. Por este motivo, te traemos una serie de sustitutos del azúcar blanco, aunque sobre algunos de ellos hay bastante discusión.

En los últimos años, la ingesta de alimentos ultraprocesados se ha disparado. Estos productos presentan en su interior elevadas cantidades de azúcares simples, grasas trans y aditivos, por lo que pueden perjudicar el buen funcionamiento del organismo. En este contexto, es esencial encontrar alternativas.

Sustitutos del azúcar blanco

Vamos a comentar a continuación una serie de comestibles que pueden funcionar como sustitutos del azúcar blanco.

1. Miel

Aunque en su gran mayoría está compuesta por glúcidos de alto índice glucémico, sí es cierto que la miel cuenta con una serie de propiedades especiales. De acuerdo con un estudio publicado en Nutrients, este elemento presenta fitoquímicos en su interior que pueden resultar útiles para combatir o tratar ciertos problemas crónicos.

De todos modos, la mejor forma de aprovechar los beneficios de los fitonutrientes de la miel es adquirir un concentrado de estos. Existen en el mercado suplementos de jalea real que cuentan con una alta calidad y que son capaces de ayudar a conservar un buen estado de salud, dado que se evita un consumo excesivo de azúcar.

En el caso de elegir la miel como tal, no se debe olvidar que ha de ingerirse de forma moderada. De lo contrario, se podría poner en riesgo el buen funcionamiento del páncreas.

2. Estevia

La stevia es uno de los tipos de endulzantes más utilizados en la actualidad.

Los edulcorantes artificiales son los elementos que generan más controversia en la actualidad. Muchos de ellos han demostrado ser capaces de impactar negativamente sobre la microbiota intestinal, tal y como afirma una investigación publicada en Nutrients. Estas sustancias reducen la biodiversidad, lo que condiciona el metabolismo y la capacidad de absorción de los nutrientes.

Asimismo, ejercer un efecto sobre la microbiota puede implicar el desarrollo de ineficiencias en el sistema inmune, así como una mayor incidencia de problemas neurológicos o neurodegenerativos. Sin embargo, el consumo de estos edulcorantes está permitido.

De entre todos ellos, uno de los que parecen más seguros es la estevia. Esta sustancia no resulta fermentable ni digerible; se expulsa tal y como se consumió. En principio, la estevia no altera la microbiota y no se han detectado efectos secundarios a partir de su uso. De todos modos, son necesarias más investigaciones.

3. Fruta triturada

La fruta destaca por su contenido en fructosa y por la presencia de fibra, antioxidantes y vitaminas en su interior. Es cierto que cuando la trituramos se pierde una parte de la capacidad de la fibra que contiene. En este sentido, las glucemias se incrementarán de forma más significativa. No obstante, se siguen conservando los micro y fitonutrientes.

Estos elementos pueden ayudar a preservar un buen estado de salud. Muchos de ellos cuentan con un carácter antioxidante, de modo que neutralizan la producción de radicales libres, modulan la inflamación y disminuyen la incidencia de ciertas patologías complejas, como algunos tipos de cáncer.

La piña es un alimento digestivo muy bueno para después de comer en exceso.

Además, las frutas no solamente consiguen generar dulzor, sino que aportan también características organolépticas particulares, lo que aporta variaciones en el aroma. Su uso puede ser muchos más beneficioso desde el punto de vista del gusto de los alimentos que el del azúcar blanco.

Utiliza sustitutos del azúcar blanco

Más allá de sus posibles ventajas, no es recomendable abusar tampoco de los sustitutos del azúcar blanco, pese a que suponen una buena manera de reducir el aporte de este ingrediente, que ha demostrado ser nocivo para la salud. Lo ideal es disminuir el dulzor de los alimentos poco a poco, para acostumbrarse a sus sabores naturales.

Al mismo tiempo, queremos advertirte acerca del uso de los edulcorantes artificiales. Muchos de ellos pueden resultar negativos a medio plazo, por lo que no es conveniente abusar de ellos. A pesar de que no cuentan con calorías, son capaces de generar un efecto sobre las glucemias y estimular así la resistencia a la insulina.

Por último, es importante disminuir progresivamente la presencia de los ultraprocesados en la dieta. Estos comestibles cuentan con una gran cantidad de azúcar blanco en su interior, lo que puede perjudicar el correcto funcionamiento del organismo. Ante esto, siempre es preferible priorizar los alimentos frescos.

Te podría interesar...
¿En qué consiste la dieta hormonal?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿En qué consiste la dieta hormonal?

La dieta hormonal busca alcanzar el equilibrio en el medio interno mediante un proceso de detoxificación seguido de hábitos saludables.



  • Nguyen HTL, Panyoyai N, Kasapis S, Pang E, Mantri N. Honey and Its Role in Relieving Multiple Facets of Atherosclerosis. Nutrients. 2019 Jan 14;11(1):167. doi: 10.3390/nu11010167. PMID: 30646548; PMCID: PMC6356546.
  • Plaza-Diaz J, Pastor-Villaescusa B, Rueda-Robles A, Abadia-Molina F, Ruiz-Ojeda FJ. Plausible Biological Interactions of Low- and Non-Calorie Sweeteners with the Intestinal Microbiota: An Update of Recent Studies. Nutrients. 2020 Apr 21;12(4):1153. doi: 10.3390/nu12041153. PMID: 32326137; PMCID: PMC7231174.