Tipos de endulzantes: ¿cuál es el más saludable?

Con el amplio abanico de endulzantes disponible, es difícil saber cuál es el menos nocivo de todos ellos. A continuación, exploramos las posibilidades y te ofrecemos la visión de la ciencia.
Tipos de endulzantes: ¿cuál es el más saludable?
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias el 05 octubre, 2020.

Última actualización: 05 octubre, 2020

Que el azúcar no es bueno para la salud no es ninguna novedad. Sin embargo, a todo el mundo le gusta el sabor dulce. Por este motivo, se buscan alternativas a este ingrediente, con el objetivo de garantizar la buena calidad organoléptica pero de forma que no repercuta negativamente en el funcionamiento del organismo. A continuación, te vamos a hablar de los tipos de endulzantes.

Algunos de los edulcorantes artificiales están bastante discutidos en la actualidad. Esto se debe a que han salido a la luz ciertas investigaciones que sugieren que podrían ser negativos a medio plazo. Está claro que impactan en la microbiota intestinal, algunos de ellos incluso podrían incrementar el riesgo de cáncer, aunque los estudios aún no son concluyentes en este sentido.

Tipos de endulzantes

En el primer lugar en la lista de los más usados se encuentra el azúcar. Este ingrediente ha demostrado ser nocivo para la salud cuando se consume en exceso, sobre todo en poblaciones sedentarias.

En el caso de los deportistas, se puede tolerar una cantidad más elevada de la sustancia, debido a que es un sustrato energético prioritario para ciertas actividades.

En detrimento del azúcar, se comenzó a usar la sacarina, un edulcorante artificial que ya lleva años en el mercado. Estudios preliminares en animales confirmaron que la sacarina es cancerígena, aunque en humanos no se ha demostrado un potencial negativo en este aspecto.

Sin embargo, los expertos aseguran que su impacto sobre la salud metabólica es considerable, ya que reduce la resistencia a la insulina a partir de una alteración de la microbiota.

Los edulcorantes de nueva generación incluyen la estevia y el aspártamo. La primera, a pesar de ser natural, suele encontrarse rebajada con grandes dosis de sacarina.

La stevia es uno de los tipos de endulzantes más utilizados en la actualidad.

En el caso de la segunda, existe bastante discordancia al respecto. A pesar de que existen ensayos que sostienen que no se metaboliza, otros aseguran que es capaz de afectar negativamente a la flora intestinal. Un ejemplo es el publicado en la revista Advances in Nutrition.

Por último, podemos destacar la opción de la miel, del sirope de arce o del azúcar de coco. Todos estos productos contienen una gran cantidad de azúcar en su composición, por lo que no se diferencian tanto del azúcar de mesa. Realmente no ofrecen ninguna ventaja significativa y no existe ningún motivo para priorizarlos, más allá de su sabor.

Entonces, ¿qué conviene hacer?

Por todo lo anterior, queda claro que es muy difícil elegir el endulzante más sano. Ninguna de las opciones para edulcorar los alimentos parece muy saludable.

El azúcar ha evidenciado propiedades negativas y los edulcorantes artificiales podrían dañar la flora intestinal a medio plazo, más allá de que todavía hay ciertas dudas al respecto. Por este motivo, lo más recomendable es la prudencia.

Para salvaguardar un buen estado de salud, cabe destacar la necesidad de reducir el consumo de alimentos dulces. A la hora de edulcorar las preparaciones, lo mejor es utilizar trozos de fruta, ya que de esta manera se compensa la fructosa con la fibra y disminuye así su impacto sobre el organismo.

Prioriza siempre los alimentos frescos

Lo que es indudable es la necesidad de escapar de los alimentos dulces procesados. Estos, además de contener azúcares y edulcorantes, presentan en su composición grasas trans y aditivos. Estas sustancias enfatizan los efectos negativos de los glúcidos, y originan así un estado de inflamación sistémica nocivo para la salud.

Las frutas pueden ser un refuerzo positivo que reemplace a las golosinas.

La mejor idea siempre es priorizar los alimentos frescos. Si te gusta el sabor dulce, incluye más frutas en la dieta. Asimismo, no olvides la importancia de garantizar la variedad en la alimentación.

Cuidado con los endulzantes

A la hora de hablar de los tipos de endulzantes, hay que ser muy cauto, sobre todo en el caso de los artificiales. Estos productos de laboratorio no han sido lo suficientemente estudiados como para asegurar su inocuidad a largo plazo. De hecho, las investigaciones más recientes no recomiendan su consumo.

De todos modos, existe un estilo de vida en el que es menos nocivo el consumo de azúcar como tal. La práctica de ejercicio físico de forma habitual consigue reducir la resistencia a la insulina y el riesgo de diabetes.

Por este motivo, si eres deportista, puedes permitirte una cantidad diaria de azúcar ligeramente mayor que en el caso de los sujetos sedentarios. Aunque tampoco te pases. Recuerda que, en este sentido, lo más adecuado es realizar deportes de fuerza para usar la glucosa como combustible principal.

Te podría interesar...
¿Cuál es la dieta apta para celíacos?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cuál es la dieta apta para celíacos?

La dieta apta para celíacos es aquella que restringe el aporte de gluten y permite la ingesta de alimentos con otros nutrientes. Conoce más.



  • Jensen T., Abdelmalek MF., Sullivan S., Nadeau KJ., et al., Fructose and sugar: a major mediator of non alcoholic fatty liver disease. J Hepatol, 2018. 68 (5): 1063-1075.
  • Ruiz Ojeda FJ., Plaza Díaz J., Saez Lara MJ., Gil A., Effect of sweeteners on the gut microbiota: a review of experimental studies and clinical trials. Adv Nutr, 2019.