Trastorno del comedor compulsivo: ¿en qué consiste?

Los atracones de comida periódicos pueden esconder diversas formas de trastornos alimenticios. Conoce a qué síntomas estar alerta para identificarlos.
Trastorno del comedor compulsivo: ¿en qué consiste?
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias el 04 septiembre, 2020.

Última actualización: 04 septiembre, 2020

El trastorno del comedor compulsivo está englobado dentro de los trastornos de la conducta alimentaria. Se trata de una patología de carácter psicológico causada por un mal funcionamiento de los mecanismos que regulan el apetito y la saciedad. ¿Cómo puede afectar la vida diaria de quien la padece?

Este problema lleva al individuo a consumir alimentos sin un límite racional ni lógico, dándose atracones que ponen en riesgo su salud. Dentro del espectro de esta enfermedad, es posible encontrar personas que tienden a comer sin medida cualquier tipo de productos o aquellos que sienten especial predilección por lo dulce. Sea como fuere, la composición corporal se ve significativamente alterada.

Un trastorno de la conducta alimentaria

De acuerdo con una investigación publicada en la revista Child and Adolescent Psychiatric Clinics of North America, los trastornos de la conducta alimentaria han incrementado su prevalencia en los últimos años. Entre ellos se encuentra el trastorno del comedor compulsivo, aunque este tiene detrás un fuerte componente hormonal y metabólico.

La saciedad es un mecanismo mediado por receptores de distensión estomacal y por una serie de hormonas que responden a los cambios en la glucemia sanguínea. Entre ellas, destaca el neuropéptido Y. Cuando se estimula la secreción de dicha sustancia —lo cual se da en el hipotálamo—, el apetito se incrementa, tal y como afirma un estudio publicado en Bioessays.

Normalmente, la síntesis de este péptido está regulada de manera muy precisa. Sin embargo, pueden producirse ineficiencias en el mecanismo regulatorio, lo que conduce a la aparición de trastornos como el del comedor compulsivo.

Síntomas del trastorno del comedor compulsivo

Para identificar esta patología, es preciso fijarse si existe una cierta sintomatología asociada. Normalmente, las personas que padecen la enfermedad suelen presentar una preocupación excesiva por la comida, así como una mayor tendencia a la depresión y soledad.

Joven con trastorno de comedor compulsivo se esconde a comer en el baño.

Al mismo tiempo, se suele tratar de sujetos con sobrepeso u obesidad. El hecho de comer en exceso determina la composición corporal e incrementa la tendencia a acumular grasa.

Además, los pacientes de la enfermedad presentan de forma habitual problemas de tipo digestivo, como pueden ser diarreas, dolores abdominales, gases, entre otros. Para identificar y diagnosticar el trastorno del comedor compulsivo, puede ser de utilidad tener en cuenta los siguientes criterios:

  • Existen atracones dos o más veces por semana durante al menos seis meses.
  • Durante el atracón, se pierde el control sobre la comida.
  • Se ingieren alimentos a pesar de que no exista sensación de apetito.
  • No se cesa el consumo hasta que se experimenta una sensación de incomodidad estomacal.
  • Los atracones suelen realizarse en soledad.
  • Existe un sentimiento de culpa posterior.

Posibles soluciones

El trastorno del comedor compulsivo presenta un mejor pronóstico si se diagnostica en sus estadíos iniciales. Asimismo, es preciso un equipo multidisciplinar para tratar el problema; este ha de estar compuesto por un nutricionista, psicólogo y psiquiatra, ya que en ocasiones se necesita tratamiento farmacológico.

La función del nutricionista es la creación de un plan dietético que estimule la sensación de saciedad y que cubra los requerimientos energéticos y de nutrientes del sujeto. Para ello existen diferentes estrategias, como el aumento del consumo de fibra y, aunque parezca contradictorio, el ayuno intermitente. Este protocolo provoca cambios beneficiosos a nivel hormonal que pueden ayudar a regular las glucemias y la sensación de saciedad.

Joven comiendo comida chatarra en la cama.

El trastorno del comedor compulsivo debe tratarse a tiempo

De acuerdo con lo comentado, el trastorno del comedor compulsivo se engloba dentro de las patologías asociadas con la conducta alimentaria. Su prevalencia está aumentando entre la población más joven.

A menudo existe un desajuste hormonal u homeostático que motiva este problema, aunque también puede presentar un componente conductual determinante. Sea como fuere, es necesario componer un equipo multidisciplinar para su tratamiento, así como procurar su diagnóstico precoz.

Si alguien de tu entorno responde a alguno de los criterios que hemos ofrecido, puede ser necesario acudir a un especialista para valorar si padece la enfermedad. Recuerda que una educación nutricional adecuada desde las primeras etapas de la vida reduce significativamente el riesgo de padecer esta clase de enfermedades en la adolescencia o en la edad adulta.

Finalmente, es importante plantear una dieta adecuada y saludable, basada en el consumo de productos frescos y con una cantidad escasa o nula de dulces o ultraprocesados nocivos para la salud.

Te podría interesar...
Beneficio del extracto de uva en los deportistas
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Beneficio del extracto de uva en los deportistas

El extracto de uva en los deportistas puede aportar una serie de beneficios para incrementar la capacidad de recuperación. Te los comentamos.



  • Saul JS., Rodgers RF., Adolescent eating disorder risk and the online world. Chil Adolesc Psychiatr Clin N Am, 2018. 27 (2): 221-228.
  • Nakamura K., Nakamura Y., Hunger and satiety signaling: modeling two hypothalamomedullary pathways for eneergy homeostasis. Bioessays, 2018.