Deporte después de la quimioterapia: ¿Sí o no?

En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber sobre la práctica deportiva tras un proceso tan traumático como es la quimioterapia.
Deporte después de la quimioterapia: ¿Sí o no?
Joseph Wickman

Escrito y verificado por el fisioterapeuta Joseph Wickman.

Última actualización: 03 enero, 2022

Es natural que una persona se pregunte si debe hacer deporte después de recibir sesiones de quimioterapia. Esta persona ha estado luchando contra una enfermedad muy grave y practicar deporte puede verse como un shock para el cuerpo.

A continuación, analizaeremos si podemos practicar deporte, como así también los beneficios y riesgos de dicha práctica. También veremos, en caso afirmativo, qué deporte son los más adecuados para realizar después de la quimioterapia.

Deporte después de la quimioterapia

La respuesta general a la pregunta de si se puede realizar deporte en estos casos es: sí. Los estudios revelan que la quimioterapia tiene efectos nocivos sobre la salud, pero su importancia a la hora de tratar cánceres está clara.

Tras haber pasado por sesiones de quimioterapia, deberemos trabajar para aumentar la masa muscular. Al no haber podido practicar deporte durante el tratamiento, o haber disminuido el nivel de la actividad física, llega el momento de retornar a la práctica deportiva/física.

Mediante el ejercicio, no solo recuperaremos fuerza, sino que también aumentará significativamente la calidad de vida. Asimismo, Bajará el dolor físico que sentiremos, tendremos menos fatiga y evitaremos la aparición de enfermedades asociadas.

Patologías crónicas como problemas cardiovasculares, la diabetes y otras, se pueden mitigar realizando ejercicio físico. Incluso puede ser que las personas que sobrevivan a un cáncer sufran insomnio. En estos casos también será de utilidad el deporte. Al trabajar al cuerpo, éste descansará mejor. Y si dormimos mejor, también mejorará nuestra calidad de vida.

Precauciones

Obviamente, debemos tener en cuenta algunas precauciones ya que nuestro cuerpo no está al 100% de su capacidad física. Ha pasado por un proceso muy traumático y es necesario contemplar algunos aspectos para retomar progresivamente a nuestra forma física original pretratamiento oncológico.

Primero, debemos hablar con nuestro médico de confianza para confirmar que estemos en un momento adecuado. Nos podrá informar sobre los elementos de nuestra sangre, para saber si es seguro. Es decir, si tenemos los suficientes glóbulos rojos, por ejemplo. Esto es de gran importancia porque, de lo contrario, podríamos sufrir mareos y correr el riesgo de desmayos durante la práctica deportiva.

Por otra parte, si al practicar deporte sufrimos nauseas, vómitos u otros síntomas parecidos, debemos parar inmediatamente y consultar al médico.

Por último, al igual que deben hacer las personas sanas, debemos empezar a practicar deporte a baja intensidad y progresando poco a poco. Tanto la duración del deporte como su intensidad deben ser inicialmente bajos para empezar y podremos aumentar conforme mejore nuestra condición física.

¿Qué deportes practicar?

En general, se recomiendan dos horas y media de ejercicio moderado a la semana, o 75 minutos de ejercicio intenso, en el caso de los adultos. De hecho, hay estudios que muestran la importancia de la actividad física incluso para personas que simultáneamente están recibiendo quimioterapia. En estos casos vemos como también mejora la función cardiorrespiratoria.

Dentro del ejercicio moderado se incluye caminar rápidamente -trote- o montar en bicicleta a baja velocidad. A su vez, el ejercicio intenso incluye practicar deportes como el fútbol o running, entre otros.

Además de esto, será muy positivo realizar ejercicios que trabajen el equilibrio, así como ejercicios aeróbicos y de estiramientos. Al igual que la masa muscular, trabajar el equilibrio es muy importante para volver a disfrutar de una alta calidad de vida.

Esta es una buena guía tanto para personas que no han recibido quimioterapia como para aquellas que ya lo han hecho. Por otra parte, aunque no estemos realizando ejercicio específico, siempre podremos caminar. Y cuanto más caminemos, mejor.

Con cabeza, pero sí a la práctica deportiva

Este sería el resumen de las recomendaciones para una persona después de recibir quimioterapia.

No solo se puede, si no que se debe practicar deporte. Pensemos en todo lo que ha sufrido el cuerpo, tanto con la enfermedad como con el tratamiento recibido. Después de todos este sufrimiento, el cuerpo necesita fortalecerse de nuevo.

El deporte es la manera más natural y eficaz de conseguirlo, ya que ayuda de todas las maneras que hemos visto anteriormente. Si es de gran importancia para cualquier persona, en el caso de aquellas personas que han pasado por algo tan traumático como un cáncer, lo es más todavía.

Por lo tanto, si has tenido la mala suerte de sufrir esta enfermedad y la fortaleza para superarla, ahora debes dar un pasito más allá para alcanzar el bienestar. Dale a tu cuerpo el trabajo que necesita para fortalecerse de nuevo. Notarás cómo aumenta tu calidad de vida en poco tiempo.

Te podría interesar...
Después del cáncer: 3 ejercicios adecuados
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Después del cáncer: 3 ejercicios adecuados

El cáncer es una enfermedad incapacitante. En este artículo veremos tres maneras de volver a realizar deporte cuando se supera esta enfermedad.



  • M. Rodríguez y D. Galván. Efectos de la quimioterapia en el sistema musculoesquelético de niños y adolescentes con leucemia linfoblástica aguda. Revista Universidad y Salud. Vol. 16 Núm. 1. 2014.
  • G. Maginador, M. Lixandrão, H. Bortolozo et al. Aerobic Exercise-Induced Changes in Cardiorespiratory Fitness in Breast Cancer Patients Receiving Chemotherapy: A Systematic Review and Meta-Analysis. Cancers. Vol 12 Núm. 8, Pág. 2240. 2020.