Técnica de Jones: lo que debes saber

Cuando acudimos al fisioterapeuta por un dolor muscular, el profesional suele aplicar diversas técnicas para aliviar el dolor. La técnica de Jones puede ser una de ellas. ¿Sabes en qué consiste y por qué se usa?
Técnica de Jones: lo que debes saber
Joseph Wickman

Escrito y verificado por el fisioterapeuta Joseph Wickman el 11 septiembre, 2021.

Última actualización: 11 septiembre, 2021

La técnica de Jones se utiliza con mucha frecuencia en consultas de fisioterapia y quiromasaje. Es muy fácil de realizar y ofrece buenos resultados. ¿Conoces en qué consiste?

Esencialmente, la técnica de Jones es un elemento de la masoterapia encaminada a tratar las contracturas. Por ende, hablamos de una técnica que debe estar en el arsenal de cualquier terapeuta que en su clínica trate este tipo de dolencias.

Este método no requiere de ningún tipo de instrumental externo y, a diferencia de otras técnicas de masoterapia, implica solo un esfuerzo mínimo por parte del terapeuta.

Método de aplicación de la técnica de Jones

Para aplicar la técnica de Jones, el terapeuta primero colocará el músculo afectado en una posición de acortamiento. Es decir, acercando su origen e inserción, como por ejemplo flexionando el codo para acortar el bíceps braquial. De este modo, se elimina el reflejo de estiramiento presente en todos los músculos.

Tras este acortamiento, el terapeuta buscará el punto gatillo o punto específico del músculo que causa el dolor al paciente. Al encontrarlo, lo apretará realizando lo que se llama presión isquémica. Aquí lo que se busca es cortar el flujo de sangre a las fibras afectadas momentáneamente para que, cuando se deja de aplicar la presión, fluya la sangre de manera abundante y se elimine el estado patológico.

Cuando el terapeuta aprieta el punto gatillo al principio, el paciente notará molestias. Sin embargo, poco a poco irá notando cómo el dolor disminuye hasta convertirse casi en imperceptible. Llegados a ese punto, el terapeuta ejercerá más presión y, de nuevo, esperará a que el paciente deje de notarlo.

Siguiendo este proceso, al final el paciente notará un aumento de movilidad del músculo con mucho menos dolor. Se suele realizar en varias sesiones, a lo largo de las cuales el paciente va notando mejorías progresivas.

También se le recomendarán al paciente ejercicios o aspectos que deberá tener en cuenta en casa entre una sesión y otra. La efectividad de la técnica también dependerá de su adherencia a estos consejos.

Los ejercicios de Codman se usan en la primera etapa de la rehabilitación del hombro.

Efectividad de esta metodología

Al combinar el acortamiento muscular con la presión isquémica, la técnica de Jones se convierte en un método efectivo para combatir las contracturas. Sin embargo, como siempre ocurre en la fisioterapia, es raro que una técnica por sí misma sea la panacea para una dolencia determinada.

Así, su efectividad se verá aumentada si le añadimos frío o calor, otros métodos de masoterapia, estiramientos, entre otras opciones. Cuantas más formas usemos para tratar una dolencia, más aumenta la probabilidad de eliminarla.

Los estudios muestran que esta técnica es útil para aliviar el dolor lumbar en personas mayores, por ejemplo, según afirma uno publicado por la Pontificia Universidad Católica de Ecuador. Sin embargo, si sumamos más, aumentamos las opciones de éxito.

Por otra parte, si hablamos de una contractura muy fuerte que abarca un gran número de fibras musculares o cronificada, puede que la técnica de Jones no sea totalmente eficaz. En casos así, deberemos echar mano de técnicas más fuertes como la punción seca o recurrir al tratamiento farmacológico.

En este sentido, medicamentos como antiinflamatorios o relajantes musculares son una buena manera de empezar a tratar casos graves. De hecho, una investigación publicada por la Universidad Galileo muestra que tanto la punción seca como la técnica de Jones son métodos eficaces para tratar las contracturas. Una vez que la dolencia se hace más manejable, ya podremos pasar a usar otros métodos, como los estiramientos y ejercicios específicos.

Fisioterapeuta realiza masajes en la espalda de un paciente.

La técnica de Jones, una opción validada

Por simple que parezca, la técnica de Jones es una técnica que la gran mayoría de terapeutas utilizan en su día a día. La presión isquémica siempre ha sido uno de los elementos esenciales de la masoterapia, y combinarlo con el acortamiento aumenta su efectividad.

De este modo, este método evita que le duela más de lo necesario al paciente y le permite estar relajado mientras es tratado. Esto ayuda tanto al terapeuta como al paciente.

Sin embargo, como siempre avisamos, la técnica tampoco es milagrosa. No va a curar todas las contracturas ni debe ser la única técnica que aplique un terapeuta en consulta. Es efectiva, pero tiene sus límites.

Por tanto, si el terapeuta aplica varias veces la técnica y no estás mejorando, debe saber ofrecerte alternativas. La suma de varias técnicas o abordajes de una lesión siempre será más efectiva que una sola.

Te podría interesar...
¿Cuáles son las causas de las contracturas?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿Cuáles son las causas de las contracturas?

Las causas de las contracturas pueden ser un exceso de actividad física, la falta de calentamiento, el frío, estrés y varias más.



  • T. Espinosa. Eficacia en la inhibición del dolor mediante la técnica de Jones en la zona lumbar de los adultos mayores de 65 a 75 años en el grupo “Años Dorados de 60 y Piquito”. Trabajo Fin de Grado para la Pontífica Universidad Católica del Ecuador. 2020
  • S. Rodas. Punción seca o Técnica de Jones para puntos gatillo del músculo bíceps braquial en adultez media. Tesis para la Universidad Galileo. 2020