¿Cómo tratar el dolor muscular?

Los músculos pueden sufrir una variedad de patologías con distintos niveles de afectación. A continuación, vamos a detallar algunas técnicas para tratar el dolor muscular.
¿Cómo tratar el dolor muscular?
Joseph Wickman

Escrito y verificado por el fisioterapeuta Joseph Wickman el 17 marzo, 2021.

Última actualización: 17 marzo, 2021

La aparición de molestias físicas es realmente frecuenta entre deportistas, por lo que saber tratar el dolor muscular es de vital importancia. Los músculos pueden sufrir múltiples patologías de una intensidad variable, y de ahí que haya un riesgo alto de lesión.

A continuación, vamos a examinar las razones principales por las que aparece el dolor muscular. Asimismo, veremos cómo debemos afrontar su aparición y qué podemos hacer para mejorar cuanto antes y volver a la acción.

Aparición del dolor muscular

Como hemos dicho, hay múltiples causas del dolor muscular. Las más frecuentes son las siguientes:

  • Contractura: se da cuando se rompe el ciclo contracción-relajación y el músculo se contrae prolongadamente de una manera patológica.
  • Elongación: en caso de que el músculo sea traccionado de manera intensa y se quede dolorido. Puede haber roturas de algunas fibras.
  • Microrroturas: en este caso, el esfuerzo realizado ha sido intenso y algunas fibras musculares no han podido resistirlo. La gravedad dependerá de la cantidad de fibras que se han roto.
  • Rotura o desgarro: este es el caso más grave de lesión muscular. Si se da un desgarro, grandes paquetes de fibras musculares se han roto, por lo que habrá sangrado, inflamación e impotencia funcional.

Existe también una patología llamada síndrome de dolor miofascial, que está relacionada con los músculos pero es un problema que merece atención profesional y un tratamiento específico. Por lo tanto, no lo incluiremos en la siguiente enumeración.

Tratar el dolor muscular

Todas las causas anteriores harán que aparezca dolor de origen muscular. En el caso de que el dolor sea muy fuerte, lo primero que deberemos hacer es obtener un diagnóstico médico de la patología que tenemos. No obstante, si es un dolor más bien leve, es probable que estemos ante una contractura, elongación o microrrotura y podamos tratarlo de una manera simple y efectiva.

El reposo es la primera medida para tratar el dolor muscular.

Como con muchas otras patologías, lo primero que debemos hacer es reposar. El músculo necesitará un tiempo para llegar a curarse hasta un punto en el que nos permita volver a la actividad.

Sin embargo, a diferencia de lesiones ligamentosas, por ejemplo, no debemos reposar demasiado. En este caso es importante que empecemos con actividad muy suave cuanto antes. Volver a la actividad física de manera temprana es importante porque de esta manera preparamos correctamente a las nuevas fibras musculares. Es importante tanto para que estén correctamente orientadas como para que empiecen a trabajar.

Por otra parte, los músculos responden muy bien ante las terapias físicas. Es decir, aplicar frío las primeras 48 horas y después calor. También es posible recurrir a técnicas como los ultrasonidos, la masoterapia, la punción seca o la estimulación eléctrica.

Si acudimos al fisioterapeuta, este tendrá a su disposición un gran abanico de opciones para tratar la dolencia. Y si estamos en casa, podemos aplicarnos nosotros mismos el frío o calor.

Y más adelante…

Una vez que empecemos a mejorar, a la hora de tratar el dolor muscular es de vital importancia hacer una vuelta a la normalidad progresiva. Como hemos dicho, podremos empezar a hacer ejercicio muy suave bastante pronto, pero hay que recordar que seguimos con el músculo a menos del 100 %.

De igual modo, es importante mencionar que la ausencia de dolor no significa recuperación total. El músculo seguirá debilitado hasta que lo reentrenemos, y este proceso debe ir acorde a la gravedad de la lesión. Dependiendo del músculo lesionado, será importante realizar estiramientos y ejercicios específicos para que vuelva a coger fuerza.

Vale la pena añadir que los estudios muestran que los suplementos alimenticios no aseguran una mejora o una ayuda para prevenir la aparición de patologías musculares.

Deportista acude al fisioterapeuta para tratar un esguince de rodilla.

Muchas opciones para tratar el dolor muscular

De todo lo anterior se desprende que hay múltiples opciones de tratamiento para el dolor muscular. El tipo y la duración dependerán de la extensión de la lesión, pero también hay elementos en común.

Lo más seguro siempre será pasar primero por el médico para que nos hagan pruebas y saber exactamente a qué nos enfrentamos. Y en segundo lugar, habrá que asistir con el fisioterapeuta para que guíe el tratamiento y lleve los tiempos de la recuperación adecuadamente.

Sin embargo, si es una lesión menor, existe la posibilidad de recuperarnos por nuestra cuenta. Simplemente deberemos guardar reposo relativo un día o dos mientras aplicamos frío. Después, será momento de empezar a trabajar el músculo a muy baja intensidad y, si vemos que existe una mejora significativa, añadir estiramientos o ejercicio más intenso conforme vayan pasando los días.

Al fin y al cabo, tenemos cientos de músculos, y a la mayoría los usamos todos los días. Por lo tanto, es normal que sean propensos a darnos problemas y que necesiten un tratamiento específico. En todo caso, recuerda que debes recuperarte totalmente antes de volver a exigirlos, ya que las patologías musculares pueden volverse crónicas y dar problemas a largo plazo.

Te podría interesar...
¿Cuánto tarda en recuperarse el músculo tras una lesión?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cuánto tarda en recuperarse el músculo tras una lesión?

Existen muchas lesiones musculares diferentes. Lo que tarde en recuperarse el músculo dependerá de cuál de ellas se haya sufrido.



  • B. Ortiz, C. Carrasco, F. de León et al. Suplementos nutricionales en el tratamiento y la prevención del dolor muscular tardío. Retos: nuevas tendencias en educación física, deporte y recreación. Nº. 35, págs. 407-412. 2019
  • E. Estévez. Dolor miofascial. Revista de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. 2001
  • S. Mense. The pathogenesis of muscle pain. Current Pain and Headache Reports. Volume 7, pages 419–425. 2003