6 beneficios poco conocidos del estiramiento

Estirar es realmente importante a muchos niveles, más allá del calentamiento muscular. A continuación, te explicamos exactamente a qué se debe la relevancia de esta práctica.
6 beneficios poco conocidos del estiramiento
Joseph Wickman

Escrito y verificado por el fisioterapeuta Joseph Wickman el 18 junio, 2021.

Última actualización: 18 junio, 2021

Aunque parezca que solo sirven para calentar antes de practicar deporte, hay varios beneficios poco conocidos del estiramiento. No solo son igual de importantes que el más sabido de ellos, sino que pueden llegar a serlo incluso más.

A continuación, vamos a detallar estos beneficios. Puede que hayas oído hablar de alguno de ellos, y otros a lo mejor te cogen por sorpresa. Sea como fuere, en conjunto confirman la importancia de esta parte del ejercicio diario sobre el cuerpo.

¿A qué llamamos estirar y por qué es bueno hacerlo?

Para empezar, hay que aclarar un par de detalles. El primero es que es bueno estirar en el día a día, y no solo en un contexto deportivo. Veremos las razones más adelante, pero basta decir que cuanto más estiremos, mejor.

El segundo es que, en el ámbito del deporte, solo debemos estirar cuando sea beneficioso para la disciplina que vayamos a practicar. Es decir, cuando el deporte nos vaya a exigir cierto nivel de flexibilidad.

Por el contrario, si vamos a hacer pesas, al estirar estamos preparando el cuerpo de manera equivocada. En tal caso, nos convendrá más empezar a hacer gestos de contracción muscular con un peso mucho menor del que utilizaremos a continuación.

Así, hasta el beneficio más conocido —calentar antes de la práctica deportiva— tiene sus matices. Por otra parte, también está demostrado que estirar después del ejercicio, sea cual sea, es beneficioso, como afirma una tesis presentada en la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil.

1. Evitar el acortamiento muscular generalizado

Nos pasamos muchas horas a la semana sentados o acostados, y el cuerpo se va adaptando a este estilo de vida. Por ello, la musculatura se va acortando, sobre todo si tenemos una vida más bien sedentaria.

Pareja realizando estiramientos para la zona lumbar.

Aquí es cuando entra en juego el estiramiento diario. Al realizar estiramientos simples en casa, le «recordamos» a los músculos que se pueden estirar y los sacamos de su estado letárgico. Hacerlo nos ayudará a mantener la forma física básica para mantener una buena calidad de vida.

2. Estar preparados

El segundo beneficio de estirar a diario es el de prevenir lesiones. Si no estiramos y dejamos que la musculatura se «aburra» y se acorte, estaremos mucho más predispuestos a lesionarnos.

Al estirar y mantener la musculatura preparada, si tenemos que reaccionar rápidamente ante un estímulo en cualquier circunstancia, podremos hacerlo sin problemas. Hablamos de caídas, de coger algo rápidamente o gestos de esta índole. Si tenemos la musculatura acortada, cualquier gesto que lo estire bruscamente podrá lesionarlo.

3. Mantener la movilidad

Las elongaciones no sirven solamente para estirar los músculos. Al estirar, también estamos poniendo a prueba las articulaciones, y este es otro de los beneficios poco conocidos del estiramiento. Al hacerlo, estamos realizando el máximo recorrido articular posible, y esto evita que poco a poco vayamos perdiendo esta movilidad.

4. Evitar contracturas y pérdida de fuerza

Otra consecuencia de dejar que se acorte la musculatura son las contracturas. El músculo está acostumbrado a estar en un estado relajado y, de lo contrario, será más habitual que se acorte de manera patológica (contracturas). Al contracturarse, no solo producirá molestias físicas, sino que además perderá la capacidad de generar fuerza.

Imagina que vas a patear un balón de fútbol. ¿Le darás más fuerte si llevas el pie hasta detrás de los glúteos y bajas desde ahí o si intentas chutar partiendo con la pierna recta? Ese extra de recorrido también lo perdemos si el músculo está contracturado.

5. Prevenir problemas con la fascia

La fascia es un tejido que recubre todos los músculos y órganos internos. Es como una sábana; tiene que estar bien estirada y lisa para permitir que los tejidos mantengan su rango de movimiento.

Las malas posturas son una de las causas de las contracturas.

Si no hacemos trabajos de estiramiento, pueden surgir restricciones en la fascia, como si la sábana se arrugara en ciertas partes. Estas pequeñas arrugas harán que perdamos movilidad, y pueden causar problemas y molestias en los órganos relacionados.

6. Evitar problemas nerviosos

Otra estructura que se beneficia de los estiramientos son los nervios. En fisioterapia, existe una técnica llamada «neurodinamia», que se basa en movilizar los nervios. Esto ayuda a eliminar zonas en las que algún nervio se haya podido quedar atrapado o que esté siendo presionado por otro tejido.

Al hacer estiramientos generales, también estamos obteniendo una parte de los beneficios de esta terapia. De hecho, se ha demostrado en un estudio publicado en 2020 que los estiramientos acompañados de neurodinamia ayudan a mejorar significativamente la flexibilidad muscular.

Beneficios de un estiramiento completo… y necesario

Como vemos, hay múltiples beneficios poco conocidos del estiramiento más allá de aquellos ligados a la práctica deportiva. Por lo tanto, intenta sacar 5 o 10 minutos al día para realizar este tipo de ejercicios.

Con este hábito tan sencillo, obtendrás todas estas ventajas. Además, verás que te sentirás más relajado en el día a día y además prevendrás la aparición de muchas patologías a medida que envejezcas.

Te podría interesar...
La importancia de estirar después de ejercitar los músculos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
La importancia de estirar después de ejercitar los músculos

Estirar después de ejercitar los músculos es muy importante para que vuelvan a su estado original y así minimizar el daño que hayan sufrido.



  • A. Ruiz. Trabajo para la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil. 2017.
  • S. Grigelmo y E. Riesgo. Valoración de los efectos del deslizamiento neurodinámico del nervio ciático combinado con estiramiento muscular sobre la flexibilidad isquiotibial en atletas. Cuestiones de fisioterapia: revista universitaria de información e investigación en Fisioterapia, Vol 49, Nº 3, págs. 17-20. 2020.