¿Cuáles son las causas de la muerte súbita en el deportista?

05 Marzo, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la periodista deportiva Yamila Papa Pintor
La muerte súbita en el deportista depende de diferentes causas y factores, según la edad que tenga y el ejercicio que practique. ¿Es posible prevenir este evento fatal?

Seguramente recuerdes algún caso de un atleta de elite que murió en pleno juego o entrenamiento. Este tipo de eventos son noticias bastante mediáticas y que llenan los titulares de los principales periódicos. Sin embargo, la muerte súbita en el deportista es un hecho extraordinariamente raro.

Las causas de la muerte súbita pueden ser diferentes según si el atleta tiene menos o más de 35 años. A continuación, te proponemos conocer más sobre este fenómeno y sus posibles desencadenantes.

Qué es la muerte súbita

Como primera medida, debemos definir a la muerte súbita. Básicamente, se trata de la aparición inesperada y repentina de una parada cardíaca. Sucede usualmente en personas sanas y en buen estado de salud, incluyendo deportistas.

La definición médica es: «el fallecimiento que se produce en la primera hora desde el comienzo de los síntomas o bien la muerte inesperada de una persona que aparentemente está sana».

Las víctimas de la muerte súbita pueden presentar pérdida completa del conocimiento, no responden a ningún estímulo y pueden mantener los ojos abiertos o cerrados. El color de la piel se torna azul violáceo, debido a que la persona deja de respirar.

El tratamiento que ha permitido salvar a muchas personas de la muerte súbita es la desfibrilación, pero esta debe aplicarse en el instante en que comienza el primer síntoma. La descarga eléctrica al corazón hace que este músculo vuelva a funcionar y que recupere su ritmo habitual.

En el caso de no contar con un desfibrilador, se puede iniciar una reanimación cardiopulmonar (RCP) que prolongue el tiempo hasta conseguir dicho aparato.

Se calcula que, por cada minuto que se tarde en atender a un paciente con síntomas de muerte súbita, hay un 10 % menos de probabilidades de que viva.

La reanimación cardiopulmonar puede servir para evitar la muerte súbita en el deportista.

¿Cuáles son sus causas?

Según un estudio publicado por la Revista Española de Cardiología en 2002, la patología cardiovascular es la causa más común de la muerte súbita en el deportista, pero también en personas que no practican actividad física.

En atletas de menos de 35 años, predominan las anomalías congénitas de las arterias coronarias y las miocardiopatías; en tanto, en los mayores de esa edad la enfermedad coronaria aterosclerótica adquirida y la ateromatosa coronaria (EAC) son las más frecuentes. En casi todos los casos, puede ocurrir una arritmia en un corazón cuya estructura es normal.

Muchos de los diagnósticos se basan en un examen macroscópico. En este estudio puntual se habla de las autopsias realizadas en personas fallecidas por muerte súbita durante la práctica deportiva —o a la hora siguiente a su finalización— en España.

En los casos con muerte súbita por EAC, algunas de las lesiones que aparecieron en los estudios fueron: reducción mayor al 75 % de la luz por placa de ateroma, cicatrices de infarto, trombosis coronaria e infarto agudo de miocardio.

En el informe se recopilaron 61 casos de muerte súbita en el deporte en 6 años; 59 de ellos eran varones, 21 hacían ciclismo y 13 jugaban al fútbol. La edad media de los pacientes era de 30 años.

La patología dominante fue la EAC, a una edad promedio de 44 años; en estos casos, la lesión más común ha sido la estenosis crónica de las arterias coronarias. La segunda patología fue la MCA, con afección biventricular.

¿Es posible prevenir la muerte súbita en el deportista?

Cardiólogo controla a un paciente anticoagulado.

Como primera medida, es fundamental realizar un reconocimiento médico precompetitivo o previo a la participación deportiva. De esta manera, se pueden detectar ciertas anomalías que podrían derivar en un evento fatal.

No obstante, esto no quiere decir que se pueda prevenir al 100 % la muerte súbita en el deportista. Lo que sí se puede es formar a más personas para que sepan realizar la reanimación cardiopulmonar básica (RCP), principalmente en sitios donde no hay desfibrilador, el cual debería ser obligatorio en cada lugar donde se practique deporte de cualquier tipo y nivel.

Por último, la manera más eficaz para reducir el riesgo de padecer muerte súbita es, paradójicamente, hacer ejercicio sobre todo desde edad temprana. De este modo, se pueden controlar los factores de riesgo cardíaco tales como la hipertensión, diabetes, colesterol u obesidad.

  • Iglesias, D – Muerte súbita en el deporte – Revista del Hospital Italiano de Buenos Aires – https://www1.hospitalitaliano.org.ar/multimedia/archivos/noticias_attachs/47/documentos/26308_91-98-HI3-1-Iglesias-A.pdf
  • Gutiérrez Sotelo, O – Muerte súbita en deportistas – Revista Costarricense de Cardiología – Año 2014 - https://www.scielo.sa.cr/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1409-41422014000200018