5 consejos para cuidar la pisada al correr

Si practicas running a menudo, hay ciertas precauciones que deberías tomar. Estos consejos te ayudarán a correr con la tranquilidad de saber que no le estás haciendo daño a tu cuerpo.
5 consejos para cuidar la pisada al correr
Joseph Wickman

Escrito y verificado por el fisioterapeuta Joseph Wickman el 21 abril, 2021.

Última actualización: 21 abril, 2021

Cuidar la pisada al correr es esencial si queremos seguir practicando nuestro deporte favorito durante mucho tiempo. De lo contrario, podemos empezar a lesionarnos con frecuencia, ya sea en los pies, tobillos, rodillas o caderas, y hasta incluso puede causarnos problemas de columna.

A continuación, vamos a ver unos consejos para asegurarnos de correr de manera sana para el cuerpo. ¡Tanto la salud como el rendimiento se verán beneficiados!

Examen biomecánico

Lo primero que debemos hacer, incluso antes de empezar a correr de manera habitual, es realizarnos un examen biomecánico. Es vital saber si la pisada de base es correcta, es decir, si pisamos bien en el día a día.

Además, también conviene que nos examinen para saber si la alineación de las piernas es correcta. Si queremos, también podemos analizar la propia forma de correr, para asegurarnos de no estar poniendo demasiada presión sobre estructuras que no la deben tener. Está demostrado por un estudio publicado en Retos: nuevas tendencias en educación física, deporte y recreación que la pisada cambia incluso para una misma persona simplemente después de correr.

Plantillas: ¿sirven para cuidar la pisada al correr?

Como resultado del análisis de la pisada, puede que necesitemos plantillas. Si el examen ha dictaminado que necesitamos plantillas, las tendremos que llevar siempre para cuidar la pisada al correr.

No podemos usarlas solo cuando nos apetezca o de cuando en cuando. Si el profesional lo recomienda, será necesario llevarlas en todas las zapatillas, hagamos lo que hagamos. En el caso de que no nos hagan falta plantillas, hemos sido afortunados y podremos pasar al siguiente consejo.

Calzado adecuado

El calzado también es importante para cuidar las rodillas al hacer deporte.

Otro aspecto lógico a la hora de cuidar la pisada al correr es llevar un calzado que se ajuste al deporte que queramos realizar. Este debe estar acolchado en el lugar adecuado, doblarse para acompañar al pie en el movimiento y coger bien el pie para que no hayan pequeños movimientos por dentro. Realmente, dependemos más del calzado de lo que pensamos, especialmente la gente que corre a menudo.

Otro consejo que se suele dar es que no hay que estrenar zapatillas en competición. Es decir, si vamos a participar en una carrera o maratón, es mejor utilizar zapatos que ya hayamos usado antes. Así, estos ya se habrán adaptado un poco a la forma del pie. Ah, y también acuérdate de ajustar bien los cordones para que no «baile» el pie dentro del zapato.

Calcetines

Dentro del apartado del calzado, también debemos mencionar brevemente la importancia de usar calcetines adecuados. En este caso, hablamos de un tejido que transpire, así como unos calcetines que nos cubran bien el pie sin costuras ni arrugas. Esto es importante porque no solo puede cambiar cómo pisamos, sino que además puede causar ampollas o rozaduras.

Vigilar el terreno

Cuidar dónde corremos también tiene gran importancia. Si siempre corremos sobre terreno duro como el asfalto, esto acabará pasándonos factura. Por lo tanto, cuidar la pisada también pasa por variar el terreno sobre el que se corre.

Desde buscar un terreno con césped hasta una pista de atletismo, cualquier variación del terreno habitual será positivo para el cuerpo. Como hemos dicho antes, cuidar la pisada significa prestar atención también al tobillo, rodilla, cadera e incluso la espalda.

¡Mantén los pies secos!

Cuidar la pisada al correr también pasa por tener los pies secos. Por una parte, de forma literal: si tenemos pies propensos a sudar, debemos utilizar polvos o cremas para rebajar esa sudoración mientras corremos. Asimismo, debemos asegurarnos de secarlos antes de meterlos en el calcetín.

Tener los calcetines secos es fundamental para los deportistas.

Por otro lado, esto también engloba los zapatos y calcetines. Tras cualquier ejercicio físico, debemos sacar los zapatos al balcón o a la ventana y dejar que se aireen correctamente. Si usamos plantillas, también las deberemos sacar y airear, y cuando nos vayamos a poner calcetines, asegurarnos de que estén secos.

La importancia de cuidar la pisada al correr

Todos estos consejos son de vital importancia para cualquier persona que disfrute corriendo. El pie es el contacto con el suelo, pero las fuerzas que le llegan antes han pasado por las demás articulaciones de los miembros inferiores.

Lo anterior implica que cualquier desviación en la pisada puede afectar a las otras zonas. Dadas las dificultades que esto nos puede acarrear en un futuro no muy lejano, conviene no dejarlo todo a la suerte.

Debemos tener presente que siempre será mejor cuidarse desde el principio que lamentarse al final. Ah, y también es importante recordar que correr debe ser un pasatiempo y una actividad que se disfrute.

Te podría interesar...
4 consejos para motivarse a correr
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
4 consejos para motivarse a correr

Conocer los pasos para motivarse a correr es una manera efectiva de aumentar la adherencia al ejercicio y obtener más satisfacción de este.



  • A. Nogueira, A. Salguero y S. Márquez. Adicción a correr: una revisión desde sus inicios hasta la actualidad. Revista de Psicología Aplicada al Deporte y al Ejercicio Físico;  Tomo 2, N.º 1, 2017
  • V. Fernández, C. Robles, G. De Castro et al. Diferencias de la pisada en estático después de una maratón. Retos: nuevas tendencias en educación física, deporte y recreación; Nº. 33, págs. 134-137, 2018
  • E. Medina, E. Parrilla, E. Romero et al. Runalytics, sistema de análisis 3D de la pisada. Revista de biomecánica, Nº. 60, págs. 21-24, 2013