¿Cómo entrenar con una lesión en el hombro?

01 Mayo, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis
Con una revisión y recomendaciones médicas, puedes conocer cuál es la lesión del hombro y de qué forma puedes entrenar sin agravarla. Te contamos más a continuación.

Entrenar con una lesión en el hombro es más común de lo que parece. Muchos deportistas o personas que se mueven constantemente en el mundo del entrenamiento deportivo lo han hecho alguna vez.

Puede leerse contradictorio, pero a pesar de contar con una dolencia en la región del hombro, los entrenamientos deben continuar. Utilizar como excusa una lesión para evitar la realización de la rutina te puede costar caro, e incluso es capaz de afectar tu proceso de adaptación.

No obstante, sí es cierto que la rutina de entrenamiento debe sufrir modificaciones para no empeorar el nivel de la lesión. Entonces, ¿cómo entrenar con un hombro lesionado?

Entrenar con una lesión en el hombro, ¿es posible?

En cualquier parte del organismo, las lesiones se manifiestan por medio de dolores. De esta manera ocurre en el hombro, el cual «avisará» en qué momento padece de alguna dolencia importante.

Cabe resaltar que no todos los dolores hacen referencia a una lesión, pero toda lesión sí contiene cierto grado de dolor. Es importante tenerlo en cuenta a la hora de pensar que sufres de ella.

Si se manifiesta cierto tipo de dolor durante la ejecución de un ejercicio, detente. Espera unos minutos antes de continuar y retoma. En caso de que la dolencia persista, lo más probable es que estés lesionado del hombro.

En ese caso, no des por terminada la sesión. Entrenar con una lesión en el hombro es posible, siempre y cuando se consideren algunas recomendaciones.

Abrazarse a uno mismo puede ser una forma de poner en movimiento los hombros.

No involucrar el hombro lesionado

En caso de que, tal y como se menciona anteriormente, el dolor del hombro no merme y has determinado que estás lesionado, es hora de modificar la rutina de entrenamiento. Para ello, se aconseja no involucrar el hombro lesionado y en su lugar llevar a cabo otro tipo de ejercicios, o bien cambiar la rutina completa.

Por ejemplo, si estabas haciendo brazos, pecho o espalda, comienza a hacer piernas. El objetivo es que se involucren los hombros en la menor medida de lo posible.

Visitar al médico

Esta recomendación debe acatarse cuanto antes. Si detectaste una probable lesión durante el entrenamiento, apenas culmines con la rutina modificada, dirígete al médico.

Habla acerca de las sensaciones que percibes en el hombro, explica en qué momento crees que te lesionaste y, si es posible, pídele revisión de especialista. Todas las lesiones no son igual de graves y, para descartarlo, se deben hacer estudios específicos. No dudes en pedirlos si los crees necesarios.

Acatar los consejos profesionales

Una vez que hayas obtenido el diagnóstico médico de la lesión, el fisioterapeuta te enviará una serie de consejos que debes acatar al pie de la letra. Usualmente, estas recomendaciones giran en torno a la rehabilitación de la lesión. Por lo tanto, se enfocarán en la rutina de entrenamiento, los hábitos de vida que debes llevar durante la recuperación y, si es necesario, el apoyo psicológico.

Alternativas para entrenar con una lesión en el hombro

Hombre realizando fisioterapia por dolor en el codo.

Dentro de los consejos realizados por el fisioterapeuta, es probable que evitar el sedentarismo sea uno de ellos. Por ello, entrenar con una lesión en el hombro se ratifica como una posibilidad. En ese caso, ten en cuenta estas alternativas:

  • Ejercicios con disminución de carga: haz tus rutinas de entrenamiento, pero evita cargas externas exageradas. Si es necesario, disminuye el número de series y repeticiones.
  • Ejercicios terapéuticos: se centran en la realización de estiramientos y fortalecimientos de la articulación. En condiciones normales, es el fisioterapeuta quien dirige la rutina.
  • Corrección de la técnica: muchas de las lesiones en el hombro son producidas por el movimiento repetitivo de la articulación. Sin embargo, también son causadas por una mala técnica. Dentro de los consejos del fisioterapeuta, sobresale la corrección de esta con movimientos progresivos.

Evitar el sedentarismo

Si padece una una lesión de hombro o en cualquier otro lugar del cuerpo, lo último que debes hacer es caer en el sedentarismo. El movimiento constante del organismo contribuye al aumento de la circulación sanguínea; de esta manera, el proceso de rehabilitación puede ser menos demorado.

Recuerda que la realización de actividad física es sinónimo de salud, e incluso al padecer una lesión, se aconseja continuar activo.

Es totalmente viable entrenar con una lesión de hombro

Las recomendaciones expuestas anteriormente son recomendables para la hora de padecer una lesión de hombro. A pesar de ello, no todos los tipos de lesión son iguales, y en ocasiones es probable que las recomendaciones varíen.

Por lo tanto, siempre debes dirigirte al médico y tener certeza del problema que afecta tu organismo. ¡No lo olvides!

  • Pinzón Ríos, I. D. (2017). Efecto de la fisioterapia en paciente con luxación de hombro y lesión de plexo braquial. Reporte de caso. Revista Medica Herediana. https://doi.org/10.20453/rmh.v28i1.3073
  • Bazaldúa, A. J. C., Hernández Beltrán, A. E., & Ricárdez Vázquez, E. (2015). ReAHK: Sistema auxiliar para la rehabilitación articular del hombro mediante Kinect ReAHK: Auxilair System for Articular Shoulder Rehabilitation Using Kinect. Research in Computing Science.