Lesiones en deportes de impacto: cuestiones básicas

No solamente a causa de los golpes, los deportes de impacto pueden dar lugar a lesiones de diversos tipos. Estas son las más comunes y algunas formas de reducir su incidencia.
Lesiones en deportes de impacto: cuestiones básicas
Joseph Wickman

Escrito y verificado por el fisioterapeuta Joseph Wickman el 18 octubre, 2021.

Última actualización: 18 octubre, 2021

Es de Perogrullo decir que hay una alta probabilidad de que las lesiones en deportes de impacto sean severas. Al practicar estas disciplinas, estamos constantemente poniendo en peligro varias articulaciones, junto con todas las estructuras que las protegen.

A continuación, vamos a repasar algunas nociones básicas sobre las lesiones que ocurren en estos deportes. Asimismo, veremos unas medidas que se pueden tomar para prevenir su aparición.

Lesiones en deportes de impacto

Entendemos por deportes de impacto aquellos que obligan al atleta a generar impactos continuados en las articulaciones. Hablamos de disciplinas como el baloncesto, vóleibol o atletismo principalmente, pero también se puede considerar como tal el fútbol o el tenis.

Todos estos deportes tienen la desafortunada característica de poder causar lesiones por estrés, además de cualquier patología causada por un golpe fortuito. Estas son las dolencias más frecuentes que vamos a ver en deportes de impacto:

Lesiones óseas

Entre este tipo de lesiones en deportes de impacto podemos encontrar la periostitis y las fracturas por estrés. Estos problemas aparecen porque demandan comprimir con gran fuerza las articulaciones y cargar peso en los huesos.

Piensa en un pívot de baloncesto que salta a por un rebote. Cuando caiga, todo su peso va a parar principalmente al complejo tobillo, rodilla y cadera. El fémur y la tibia estarán absorbiendo grandes cantidades de estrés de forma constante.

Con el tiempo, aunque se tenga buen tono muscular, puede ser que aparezcan lesiones por estrés. Un estudio publicado en EMC – Aparato Locomotor confirma que el ejercicio excesivo es una de las grandes causas de este tipo de lesiones.

Mujer sufre una lesión en el tobillo en un partido de fútbol.

Lesiones musculares

Como vemos, los deportes de impacto son aquellos en los que el atleta realiza grandes cantidades de fuerza explosiva. Es decir, saltar, esprintar o cualquier tipo de esfuerzos a potencia máxima.

Por lo tanto, también estaremos exigiendo que los músculos realicen su fuerza máxima. Así, la musculatura será susceptible de sufrir principalmente roturas parciales y totales.

Lesiones de tejidos blandos

En primer lugar, hay que hablar de las tendinitis, la lesión por sobreuso por excelencia. Los tendones unen el músculo al hueso, por lo que siempre que contraigamos el músculo, vamos a tensar el tendón.

Siendo esto así, en los deportes por impacto estamos todo el tiempo tensando los tendones a la máxima intensidad que nos permiten los músculos. A medio o largo plazo, es frecuente que esto cause una tendinitis.

En segundo lugar, hablamos también de esguinces. En este caso, son los ligamentos los que se ven afectados por la misma razón que los músculos y tendones. Al realizar un esfuerzo máximo como saltar, el cerebro calcula cómo va a ser la caída y se prepara. Si esto varía lo más mínimo, el cuerpo se desestabilizará y puede causar esguinces.

Hablamos, por ejemplo, de que el pie de un contrincante esté debajo del propio al caer o que nos desestabilicen en pleno sprint. Al ir con la fuerza máxima que tenemos, no nos da tiempo a reaccionar y se estira demasiado el ligamento.

Prevención de lesiones en deportes de impacto

Lo primero que debemos hacer para prevenir estas lesiones en deportes de impacto es aprender a realizar correctamente los gestos deportivos de la disciplina en cuestión. Es decir, debemos aprender a realizar todos los movimientos de la manera en que los estudios muestren ser la más biomecánicamente apropiada.

En segundo lugar, debemos tener bien preparada la musculatura. En la mayoría de los casos, un tono muscular fuerte evitará la aparición de estas lesiones. Y no debemos entrenar solo los músculos agonistas, sino que todos deben estar bien preparados.

Hombre trabajando la musculatura isquiosural en el gimnasio.

Pongamos el ejemplo de que vamos a chutar muchos balones jugando al fútbol. No podemos entrenar solo el cuádriceps para chutar más fuerte. También necesitamos unos isquiotibiales fuertes y flexibles para poder soportar esa fuerza.

Finalmente, debemos cuidar bien la alimentación. Por una parte, es importante tener un peso adecuado. Si se padece sobrepeso, seremos más propensos a sufrir lesiones en deportes de impacto.

Asimismo, habrá que darle a todas las estructuras del cuerpo las vitaminas, minerales y demás sustancias que necesita. De hecho, hay estudios que dicen que la alimentación es más importante que el esfuerzo deportivo en sí, tal y como sostiene una investigación que publicó la Universidad del País Vasco.

Lesiones difíciles de evitar

Como hemos visto, podemos tomar medidas por nuestra parte para prevenir las lesiones, pero siempre que hagamos deportes de impacto, vamos a estar poniendo mucho estrés sobre las mismas estructuras. Por lo tanto, las lesiones siempre serán un riesgo latente.

Ante esto, lo que debemos hacer es prepararnos lo mejor posible y aprender a realizar el gesto deportivo de forma apropiada. Con esto, tendremos mucho ganado y reduciremos significativamente el riesgo de lesión.

Te podría interesar...
Las lesiones más comunes en el baloncesto
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Las lesiones más comunes en el baloncesto

Los esguinces de tobillo, la capsulitis o las tendinitis en el hombro son algunas de las lesiones más comunes en el baloncesto.



  • P. Lafforgue. Fracturas por sobrecarga (fracturas por fatiga y fracturas por insuficiencia ósea). EMC - Aparato Locomotor. Volume 46, Issue 3, September 2013, Pages 1-12
  • F. Ruiz. Estudio nutricional en futbolistas. Tesis para la Universidad del País Vasco. 2006